Los grandes números del primer año de Claudia

720x90

Pasión por los Negocios

Demian Duarte

Los grandes números del primer año de Claudia

Sí usted me hubiera dicho que al cierre del primer año de gobierno la economía de Sonora iba a estar creciendo a un ritmo de 7.5 por ciento, mi respuesta hubiera sido que ese panorama resultaba demasiado optimista para ser real.

Lo mismo le hubiera dicho si me hubiera comentado que la tasa de desempleo abierto iba a bajar a 4 por ciento, le hubiera contestado que está loco, porque el estado venía de una tasa de 6.7%, muy alta, que de hecho reflejaba un déficit de 70 mil empleos, muy difícil de abatir en un solo año.

Sí me hubiera comentado que se iban a generar 22 mil 860 empleos formales, le hubiera respondido que era una meta ambiciosa pero alcanzable.

Pues bien, esos son los datos duros, estadísticos y comprobables de lo que estuvo ocurriendo al cierre del primer año de gobierno de Claudia Pavlovich, un impulso realmente extraordinario de los factores de producción, en la entidad, que se mueven a partir de varios factores, y en particular en torno al diseño (casual o intencional) del aparato productivo estatal, de la demanda de determinados productos y materias primas, de decisiones de inversión del dinero público, pero también en torno al intangible que llamamos confianza.

Me voy por partes, la economía de Sonora tiene la particularidad de ser altamente diversificada, con sectores que van de la minería a la industria, con manufactura de alta tecnología y alto grado de sofisticación, pasando a la pesca, la agricultura y la ganadería y rematando con un sector de comercio, comunicaciones y servicios con alto grado de desarrollo.

Actualmente Sonora da empleo formal a cerca de 620 mil personas, entre los que prestan sus servicios para el sector privado y los empleados públicos, y en particular la vinculación de los sectores productivos está orientados al mercado de exportación.

Así las cosas el impulso de la economía tiene que ver con una mezcla muy favorable de recuperación de la demanda de bienes terminados, alimentos y materias primas que se fabrican o se producen en Sonora, la inversión bien dirigida de recursos públicos en este caso 2 mil 600 millones de pesos a la infraestructura carretera y la recuperación de la confianza del inversionista.

Con esa mezcla, se logró además impulsar el mercado interno, pues el consumo de esos 600 mil trabajadores, además de quienes laboran en el sector informal se dinamizó la economía al obtener una suerte de círculo virtuoso, en el que todos crecen, algunos más otros menos, pero no me cabe duda de que lo ocurrido en Sonora en el 2016 es la comprobación de que la fórmula funciona y lo hace bastante bien.

Hay que reconocerle a la gobernadora el resultado, y el haber colocado en las posiciones clave a gente que sabe lo que está haciendo, en especial a Jorge Vidal Ahumada en economía a Ricardo Martínez Terrazas en Infraestructura, a Natalia Rivera Grijalva en la conducción de las políticas públicas de su gobierno, a Raúl Navarro Gallegos en Hacienda, y Julio César Corona en Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuacultura, lo que al final ha dado resultados del más alto nivel para un estado al que le urgía cambiar su historia presente.

Con la economía tuvimos un buen año, ahora hay que repetirlo.

***

Mire que interesante acuerdo el que va a firmar el Sindicato de Trabajadores Agrícolas Salvador Alvarado, que dirige la diputada Iris Sánchez Chui con la Asociación de Organismo de Productores Agrícolas del Norte de Sonora (Aoans) a la hora de renovar el Contrato laboral que mantienen, y es que ahí seriecita como usted ve a la heredera de Trinidad Sánchez Leyva, logró un acuerdo que permitirá un incremento de 7 por ciento, en las percepciones de los trabajadores del campo en la región de Hermosillo.

Dicho acuerdo, al que acudirán este lunes los empresarios del campo y la representante sindical, y que será sancionado por la gobernadora Claudia Pavlovich como testigo de honor, la verdad es que enseña que las cosas pueden ir adelante y mejorar sin necesidad de recurrir a estrindencias, la diputada Sánchez Chui ha enseñado que se pueden hacer las cosas, lo mismo que Javier Villarreal, el líder de la CTM estatal, que reportaba un avance importante de las negociaciones salarias y de contratos colectivos al cierre del mes de enero.

Hay que acordarnos de lo siguiente, para seguir teniendo números mágicos en lo económico, es necesario cuidar la estabilidad laboral y los ingresos de los trabajadores, esta es una mesa de 3 patas, y no se puede sostener sin el apoyo de una de ellas.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Twitter @demiandu

En Facebook Pasión por los Negocios

Deja un comentario