Ecosistema de innovación y emprendimiento

929x100px

Aurora Retes

Incertidumbre es la palabra de moda en el mundo actualmente, pero es urgente buscar certidumbre en lo que se está al alcance de cada de cada quien desde su trinchera.

Formar  talento humano innovador es tarea estratégica para competir en la Economía Basada en el Conocimiento en un mundo globalizado, aunque ahora tiende a cerrarse, pero eso sí se puede hacer y ¡YA¡.

Crear valor, desarrollar capacidades únicas capaces de hacer de una ciudad, estado o país, atractivo para atraer inversiones internacionales detonadoras de empleo y calidad de vida y generar un mercado interno robusto y fuerte para hacer competitivos los destinos es una prioridad impostergable para sobrevivir en este entorno desafiante e inédito que vivimos hoy.

De este tamaño es el reto que  Sonora y  México tienen  en un  entorno de incertidumbre como el que vivimos actualmente y que se acrecienta en la #EraTrump.

Como nunca en la historia  se  tiene que ser disruptivo, romper con paradigmas  buscar y crear una nueva mentalidad y actitud en la ciudadanía, gobierno y academia,  capaz  de pensar, sentir y hacer las cosas de forma diferente a las que nos habíamos conformado y acostumbrado, para sobrevivir y perfilar la nueva visión de país digno y competitivo  urge construir.

Sonora no escapa a una cultura fragmentada,  la academia, gobiernos en sus 3 niveles. grandes empresarios, comunidad emprendedora conformada  por  jóvenes  Millenials,  que son  creativos, con ideas, pero que se encuentran   solos en su búsqueda productiva,   porque  no existe  el ecosistema  facilitador para emprender y aterrizar proyectos empresariales que cambien el rostro de negocios de Sonora.

Como respuesta a estas necesidades en días pasados se presentó el proyecto del Ecosistema de Innovación y Emprendimiento de Sonora, que será coordinado por  la asociación  sin fines de lucro, Sonora Lab;  una organización emprendedora  que tiene como objetivo aglutinar la comunidad emprendedora y a los actores que la deben  de nutrir, pero que están dispersos, fragmentados porque se ha privilegiado jugar individualmente y salir en la foto, sin estar alineados a un propósito común para crear una nueva forma de  hacer las cosas con un sentido de colaboración y complementariedad.

Sonora Lab no está solo en este proyecto para convencer a los actores sociales, empresariales y de educación superior y de investigación, será acompañado por el modelo probado internacionalmente de  la Universidad de  Harvard, que fue representado por Maestro Ramón Sánchez, que fue tajante al decir que existe talento en México pero después de haber inaugurado el proyecto es cuando realmente inicia la curva del aprendizaje y la prueba del error para determinar si el proyecto va a ser exitoso o no, en México de cada 10 empresas cierran 8 antes de los 6 meses.

El catedrático de Harvard dice que nuestro país tiene una capacidad emprendedora del 19% por encima de países del mundo, solamente que los emprendedores son empíricos, no tienen una profesionalización en el management de negocios que les permita sobrevivir, puso el ejemplo de que existen muchos empresarios jóvenes dedicados al sector tecnológico, pero todos sucumben en lo que el modelo de Harvard denomina el “Valle de la muerte”, inician pero no generan el capital operativo que las mantenga en el mercado, porque se dedican a producir y se olvidan de lo estratégico comercializar, buscar mercados que les permitan la sustentabilidad financiera en el tiempo.

Sánchez aseguró que este Ecosistema de Innovación de Sonora buscará reducir la mortandad de las empresas sonorenses, porque no es justo no aprovechar el exceso de talento desperdiciado, gente que sabe hacer las cosas, porque actualmente no se tiene el modelo eficiente que sepa aprovechar este gran activo humano y canalizarlo con éxito a empresas exitosas y rentables.

Los voceros de Sonora Lab Mauricio Madrid y Manuel Molina aseguran no es una plataforma política para que sea usada como trampolín político,  este es un esfuerzo ciudadano para asegurar su permanencia en el tiempo, y el gobierno actuara como facilitador, la academia como generadora de conocimiento y abrirlo a la sociedad y que está disponible para apoyar a la comunidad emprendedora que necesita para desarrollar proyectos de alto impacto que resuelvan problemas de millones de personas.

Para iniciar con el  ecosistema de innovación y emprendedor  se  han  programado talleres de capacitación en las próximas semanas,  impartidos por Harvard donde a los investigadores se les va apoyar a implementar  investigación ética, como publicar sus investigaciones en medios locales e internacionales, mejorar prácticas de vinculación con empresas, y además se implementara un programa a la comunidad en general de certificación de sistemas de innovación  con duración de un año, con una meta de 350 personas certificadas por Harvard, interesados entrar a la página www.sonoralab.org.

Tomado de Voz Empresarial

banners-actas_280x260-1

Deja un comentario