Amenaza fantasma de falta de liquidez a gasolineros en la frontera

929x100px

Guillermo Frescas

Las estaciones de servicio de la frontera enfrentan varios problemas, entre ellos el riesgo de entrar en falta de liquidez, pues las nuevas medidas fiscales pretenden que los empresarios gasolineros financien los estímulos de 3.16 pesos por litro, indicó Enrique Félix Robelo.

El líder de los gasolineros explicó que al entrar en vigor los cambios de la reforma energética se eliminó para la frontera la homologación del precio de combustible con las tarifas de Estados Unidos.

En compensación, la autoridad estableció la posibilidad de brindar un estímulo fiscal de hasta 3.16 pesos por litro de gasolina, pero obligando a los empresarios que quieran aprovechar el subsidio a que hagan el descuento al consumidor pero reportando el total de las ventas al fisco, para posteriormente pedir la devolución del dinero no cobrado.

Estamos analizando con los empresarios de la frontera porque es una opción voluntaria para poder vender más barato y poder competir con el combustibles de Estados Unidos.

Pero es un problema grave, ya que no todos empresarios gasolineros puede asumir el costo de financiar el estímulo fiscal, ya que por ejemplo, si una estación vende 10 mil litros diarios, necesitaría 30 mil pesos para financiar el estímulo correspondiente, o sea, cerca de un millón de pesos al mes, que le serían devueltos en un plazo de 12 días por la autoridad hacendaria.

En la frontera se están juntando dos cosas, por un  lado bajaron las ventas en un 40%, mientras que en las ciudades del interior se redujeron 20% durante los primeros 20 días después del gasolinazo.

En la frontera, afectó directamente el gasolinazo al eliminarse la homologación con el precio de Estados Unidos con una baja del 20% de las ventas y otro 20% se redujo porque el precio dejó de ser atractivo para los residente de los municipios cercanos a la frontera.

Hace dos años, recordó, vienen denunciando que los  residentes de ciudades cercanas a la frontera compraban grandes volúmenes e incluso en algunos casos para revender el combustible.

Ahora, la gente de Santa Ana, de Magdalena, de Imuris, de Benjamín Hill ya no les conviene ir por combustible a Nogales y eso impactó en 20% las ventas de gasolina en esa frontera.

banners-actas_280x260-1

Deja un comentario