Demandan permitir reanudar captura de curvina golfina

BANNERS
Guillermo Frescas
La diputada Célida López Cárdenas exhortó a la Profepa, Semarnat y Conapesca para que de manera inmediata se permita a los pescadores del alto Golfo de California reanudar la pesca de la corvina golfina.
La legisladora señaló que está en peligro la subsistencia de mil 400 familias de la región que dependen de esta actividad para sus ingresos diarios.
López Cárdenas acusó de «huevones» a los funcionarios de Semarnat que no se han dignado atender a los pescadores afectados que se han manifestado bloqueando la carretera.
La diputada panista explicó que el 10 de abril del año 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto que establece la suspensión temporal de la pesca comercial mediante el uso de redes de enmalle, cimbras y/o palangres operadas con embarcaciones menores en el Golfo de Santa Clara; estableciéndose dicha prohibición por un periodo de 2 años siguientes en el polígono conocido como del Alto Golfo de Santa Clara y Delta del Río Colorado, que comprende los municipios de Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado, Sonora.
Indicó que esta prohibición tenía como propósito proteger y conservar a la especie conocida como Vaquita Marina (Phocoena sinus), que se encuentra en peligro de extinción, considerándose que dicha suspensión temporal de la pesca, ayudará a la repoblación y conservación de la especie endémica de dicha marsopa.
El pasado 23 de febrero, comentó, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió un decreto adicional, prohibiendo todo tipo de pesca en el Alto Golfo, incluyendo la pesca de escamas, como la curvina golfina, que es la única especie cuya captura que estaba permitida.
Señaló que de manera sorpresiva y sin mediar aviso alguno, se envió un número inusual de inspectores de Profepa, infantes de Marina, personal de Gendarmería Nacional y personal del Ejército Mexicano, así como elementos de la fuerza pública, con un despliegue impresionante de elementos de seguridad, para resguardar y vigilar que los pescadores del Golfo no salieran a la captura de la curvina golfina.
López Cárdenas explicó que los pescadores asociados y organizados, cuentan con los permisos en regla emitidos por el Inapesca para la pesca de la curvina, por ello parece inaudito que el Gobierno Federal, sin mediar notificación alguna, ni diálogo con los pescadores, les cancele de manera unilateral sus permisos vigentes.
Recordó que para este año, se autorizó la cantidad de 4,700 kilogramos por embarcación, por lo que se obtendrían alrededor de 2 mil toneladas de curvina golfina, más la autorización adicional de buche de curvina golfina por 108 kilogramos por embarcación, la cual tiene un precio en el mercado de $350 pesos el kilo.
Es decir, comentó, que en total está en riesgo que se pierdan $30 millones de pesos por la venta directa de curvina golfina, más unos 16 millones por el buche de la misma, casi 50 millones de pesos es la derrama económica directa que genera la pesca de dicha escama que es la única especie autorizada para su pesca en el polígono del Alto Golfo y Delta del Río Colorado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.