Presenta Profepa denuncia contra “bucheros” por daños y lesiones en Santa Clara

Guillermo Frescas

La Profepa presentó una denuncia formal ante la PGR por los daños ocasionados en propiedad federal y por lesiones contra su personal en la oficina del alto Golfo de California ocurridos el pasado miércoles.

El delegado de Profepa, Jorge Carlos Flores Monge, atribuyó a los “bucheros” traficantes de totoaba los hechos violentos en el Golfo de Santa Clara y precisó que los pescadores de curvina recibirán permiso para salir a pescar cuando se complete el trámite que iniciaron tardíamente.

El funcionario federal explicó que el atraso en el permiso para los pescadores del alto Golfo de California se debió a que la solicitud de impacto ambiental se presentó a destiempo, pero que la autoridad concederá el permiso una vez que se concluya el trámite de regla.

Así mismo consideró que los hechos violentos, donde se quemó una lancha, una cuatrimoto y dos camionetas, se saqueó e incendió las oficinas de Profepa en la comunidad del Golfo y se robaron una panga y otra cuatrimoto, así como las lesiones a tres inspectores de la dependencia son atribuibles a los traficantes de buches de totoaba o “bucheros” que se mezclan con los pescadores legítimos.

El delegado de Profepa manifestó de manera enérgica que este tipo de violencia no amedrentarán el combate al tráfico de totoaba y aseguró que los pescadores legales no se atreven a este tipo de acciones, por el contrario son quienes denuncian a los “bucheros”..

Indicó que los permisos para pescar la curvina requieren mínimo 30 días para su trámite y en este caso los líderes de los pescadores acudieron para el iniciar el papeleo apenas el 22 de febrero, “no es que la autoridad se niegue a dar el permiso, sino que aún está en trámite”.

Profepa nunca ha impedido la pesca legal, lo que hemos hecho es atrapar a los que coloquialmente se conoce como “bucheros”, que trafican con el buche de la totoaba que es una especie vedada, precisó Flores Monge.

Indicó que durante la trifulca, cuatro inspectores de Profepa se resguardaron en la base naval, otros siete lograron salir de la casa de Profepa, aunque tres de ellos fueron golpeados, mismos que ya presentaron su declaración ante el ministerio público de San Luis Río Colorado, mientras que aquí la Profepa interpuso la denuncia contra quien resulte responsable de los hechos.

Indicó que al momento no hay un conteo del costo de los daños, que incluye la desaparición de computadoras laptops, relojes, ropa y otros bienes que estaban en la casa.

Reconoció que estos hechos violentos no restan legitimidad al reclamo de los pescadores legales que van por la curvina, “pero hay en el pueblo muchos metidos que van por la totoaba y esos es a los que estamos persiguiendo”, declaró.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.