Podrían divorciados perder patria potestad si incitan al odio a sus hijos

Guillermo Frescas
Sancionar a los padres de familia que utilicen violencia psicológica con sus hijos cuando hay divorcio y tratan de poner a los pequeños en contra del otro cónyuge, propuso el diputado Omar Guillén Partida.
La iniciativa propone quitar la patria potestad al paterfamilia que se le compruebe este mal comportamiento que solo genera odio y violencia en los menores.
Guillén Partida apuntó que la problemática de los divorcios en Sonora va en aumento y por lo mismo este tipo de alienación parental no es un problema menor que se pueda dejar sin atender.
Explicó que la idea es establecer la alienación parental como una figura de violencia intrafamiliar cuando uno de los papas ejerce ciertas acciones como obstaculizar, impedir o destruir injustificadamente la convivencia del menor (o menores) con el otro progenitor.
Nos ha quedado claro que este tipo de acciones derivan en graves problemas en la sociedad, por lo cual es necesario establecer las sanciones, incluyendo la pérdida de la patria potestad.
El problema es la violencia que se ejerce contra el menor con la idea de destruir la relación con su otro progenitor, sea padre o madre, ya que la iniciativa no tiene sesgo de género.
Guillén Partida explicó que estas acciones provocan en el menor una serie de consecuencias que van desde la deserción escolar, el bullying, el uso de drogas, el cutting y en el peor de los casos hasta el suicidio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.