La riqueza escondida de las empresas: El talento del trabajador mexicano

Posted by

banner escuela segura 300x300
Ing. Manuel Agraz Güereña
El patrón mexicano promedio es autócrata, prepotente y vengativo, una mezcla poco propicia para que la gente bajo su mando, se desarrolle y motive en la aportación de ideas, para mejorar los productos y servicios que le entrega al cliente.
Los colaboradores no tienen más remedio, que aguantar los malos tratos y el ambiente pesado de una relación de trabajo unilateral y amenazante, que conduce a una mínima contribución, del trabajador a los objetivos de la empresa.
En una situación como la descrita, la información relevante de las estrategias de la empresa, difícilmente llegan a los colaboradores, solo reciben las instrucciones mínimas para realizar sus actividades cotidianas, sin llegar a conocer a fondo la razón de ser de las mismas y el rumbo a donde se dirige la empresa.
Analizando las estadísticas de los últimos cuarenta años se observa que no se ha elevado significativamente el ingreso per cápita de la población, el PIB de México es menor hoy, comparado con el de hace 20 años. (1)
Esta es una de las razones: por la que nuestros hijos batallan para encontrar trabajo cuando salen de la escuela; por la que algunos mexicanos se van a buscar oportunidades a otros países y finalmente se ve reflejado en el incremento de los índices de pobreza, año con año.
Uno de los orígenes del problema es que el ingreso del mexicano es muy bajo, es decir el ingreso unitario por hora trabajada es bajo comparado con otros países.

 

Los países mejor posicionados pagan por empleo 100,000 dólares al año por 1730 horas de trabajo $57.8 por hora. (1)
En México se ganan aproximadamente $16,000 dólares al año por 2200 horas de trabajo $7.3 por hora.
Ahora bien el mayor ingreso corresponde a una mayor productividad generada por esos trabajadores en ambientes de trabajo de mayor participación.
Esto nos hace pensar que el mexicano tiene menor productividad, porque tiene menos capacidad o porque tiene menos oportunidad de aplicar sus talentos.
El trabajo principal del empresario, es convertir el trabajo y el talento de sus colaboradores en dinero, sin embargo los resultados nos señalan que a los empresarios mexicanos, les falta mucho para llegar a niveles de productividad aceptables internacionalmente.
El reto es encontrar formas de hacer negocio que mejoren esos rendimientos y de esta manera generar mayor riqueza para todos los que contribuyan a los resultados de la empresa.
Nuestra tesis y la de muchos investigadores de este problema, es que la empresa mexicana no aprovecha las capacidades intelectuales de sus colaboradores, se conforma con que aporten lo que tienen que hacer, la actividad física y nada más.
Para que las contribuciones de los colaboradores sean de impacto, es necesario despertar la creatividad e innovación en ellos, mediante estímulos e incentivos, económicos y no económicos.

 

 

La creatividad es la capacidad mental humana para crear, para generar nuevas ideas, la innovación es la aplicación de la creatividad, en los cambios que generan valor agregado.
La productividad está determinada por la eficacia del uso de los recursos, maximizando el valor agregado, está ligada totalmente a la capacidad innovadora de la organización, la productividad es el resultado de la aplicación continua de la innovación.
La vinculación entre innovación y productividad se da en la aplicación de la creatividad en la transformación de los recursos y en la innovación desarrollada en los procesos.
La competitividad es la capacidad que tiene una organización para adaptarse a los cambios que se presentan en el entorno, manteniendo o incrementando su productividad.
Cada persona al interior de la empresa es una fuente potencial de ideas para innovar, cada uno de ellos ha convivido con los procesos de trabajo, productos y servicios, lo suficiente para preguntarse por que se hacen las cosas de esa manera, no hay mejores formas de hacerlo? Qué pasaría si hago cambios?
Debido a que todo ser humano valora su tiempo y esfuerzo, los colaboradores siempre tienen ideas sobre cómo innovar en los procesos, herramientas y formas de trabajo, de tal manera que se logren ahorros, que bajen los costos y disminuyan los tiempos

 

 

Las personas que integran las organizaciones, son los que tienen que despertar sus habilidades creativas y encaminarlas hacia el desarrollo de productos y servicios, que agreguen mayor valor a la sociedad.
Las organizaciones, para ser más competitivas, tienen que crear modelos de innovación continua que permitan despertar, capacitar, fomentar y recompensar, los esfuerzos adicionales de su personal hacia la innovación.
Ésta es la era de la mente, del conocimiento, de las capacidades intelectuales, del ser humano que desarrolla sus habilidades creativas.
En las empresas japonesas, los altos directivos y los dueños siempre están en contacto con los colaboradores, de todos los niveles, pues reconocen en ellos una gran fuente de innovaciones.(2)
La competitividad es lo que permite a las empresas a ser exitosas y sobrevivir en el sector donde se desenvuelven, en la búsqueda de ser competitivas, deben adaptarse a los cambios necesarios para permanecer en el mercado.
Una empresa es competitiva cuando desarrolla servicios y productos, cuyos costos de producción y calidad, son iguales o inferiores a los de sus competidores en todo el mundo.
Se tiene que contar con un entorno físico, legal y regulatorio que contribuya a reducir los costos de producción y elevar la productividad.

 

 

Además para que una empresa sea competitiva debe contar con las instalaciones y equipos de última tecnología, tener un personal capacitado y entrenado, para darle al cliente la mejor atención y el mejor producto o servicio, contar con una organización completa que le de soporte al personal que atiende al cliente, para darle: rapidez, atención, asesoría, garantía, satisfacción en el uso de producto, variedad, existencia, seguimiento, puntualidad.
La competitividad se logra con las siguientes acciones:
Orientar todo el esfuerzo al cliente Tener la estructura operativa para orientar todos los esfuerzos hacia el cliente Definir los procesos necesarios para atender las demandas del cliente Determinar las actividades de dichos procesos Armar la cadena de valor cliente – proveedor para que las áreas de apoyo den servicio a las que atienden los clientes Diseñar y operar un programa de desarrollo integral de todos los miembros de la organización Crear las unidades de negocios dentro de la organización Romper los límites de las relaciones laborales para permitir que la excelencia genere el mayor valor operativo y financiero
Los factores que impiden a las empresas mexicanas a ser competitivas son los recursos y la continuidad, además de la falta de innovación y el cambio tecnológico, que además son factores que impactan en el crecimiento económico(3)
Entonces, para que las empresas mexicanas sean más competitivas, sobre todo en un mundo globalizado, deben contar con capitales financiero y humano para estar inmersas en las nuevas tendencias.

 

 

Esto es, el empresario mexicano requiere de capacitación y profesionalización en sus procesos administrativos, para aprovechar todas las oportunidades que se presenten, establecer alianzas de negocio, realizar estudios de mercado, análisis de planeación estratégica para hacer crecer su negocio, atender el área administrativa, entre otros.
REFERENCIAS
1. Datos de conferencia del Dr. Guillermo Aguirre Esponda Conacyt 2005
2. Datos de publicaciones de Ricardo Perret. Editorial Centro-i
3. Instituto Mexicano para la Competitividad

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s