La jugada de Morena

#YoSigoA @RevistaStratego

 

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

 

Si usted piensa que los de Morena y la Coalición “Juntos haremos Historia” que promueve a Andrés Manuel López Obrador como precandidato a la Presidencia de la República, están jugando o “blofeando” respecto a sus posibilidad en Sonora, puede que se esté equivocando y esté cayendo usted en un error de minimizar la emergencia de nuevos actores políticos a la par del desgaste del sistema tradicional.

Mire ayer en directo le pregunte a Yeidckol Polensky, la dirigente nacional de Morena, respecto a las posibilidades o números que se traen Morena y Andrés Manuel López Obrador respecto al escenario electoral de Sonora, en especifico respecto a la elección federal, donde ya sabe estará en juego la Presidencia y en eso buscan sumar todos los votos posibles, pero también la elección senatorial, y las 7 diputaciones federales que se integran de los 7 distritos federales del estado y me respondió que sus números les marcan que van a la cabeza y que traen un 38.7 por ciento de intención de voto real, es decir la respuesta de las personas que dicen que van a votar, tienen a Morena y a López Obrador como sus preferidos en 4 de 10 casos.

Eso un estado como Sonora, que tradicionalmente tiene una disputa entre 2 fuerzas partidistas que son el PRI y el PAN, con un padrón de electores de poco más de 2 millones de electores, de los que vota alrededor del 52%, o lo que es lo mismo una base de alrededor de 1 millón 20 mil electores. Esto significa que a 6 meses de la elección la coalición que postula al “Peje”, proyecta que en Sonora podría obtener al menos 408 mil votos.

Ese número es muy interesante, pues si nos remitimos a los resultados de la elección por la gubernatura del 2015, cuando Claudia Pavlovich y la Coalición PRI-Panal-PVEM arrolló al PAN, sus votos totales fueron 486 mil 944, y de hecho el PAN obtuvo poco más de 415 mil votos, mientras que el PRI en solitario logró 440 mil.

En pocas palabras Morena está proyectado a convertirse en la segunda fuerza electoral en Sonora y tiene la meta de desplazar a un PAN que sigue muy afectado por la narrativa de lo que ocurrió en el sexenio de Guillermo Padrés y no ha recuperado del todo la vertical.

Si las cosas ocurren así, Morena y sus aliados realmente generarán un fenómeno político digno de estudio en Sonora, pues en el 2015 ese partido (que apenas nacía) logró 28 mil 694 votos, el PT 15 mil 248 y el PES 10 mil 581; es decir esas 3 fuerzas tendrán que multiplicar por 8 lo conseguido 3 años atrás para romper con el bipartidismo en Sonora.

Lo interesante es que esa circunstancia ya se ha presentado antes y por ejemplo en 2006 el mismo López Obrador consiguió una base de 350 mil votos en Sonora, mientras en en las elecciones de 1997 fue el PRD quien logró romper el bipartidismo, cerrándole en aquel momento el camino al PAN y a Enrique Salgado para que ganara Armando López Nogales.

Ahora si usted pone atención, el manejo político de Morena y sus aliados no se va quedar ahí, en alguna ocasión Alfonso Durazo Montaño, el presidente de ese partido en Sonora, me dijo que su objetivo era conseguir 460 mil votos para la causa de Andrés Manuel, objetivo que en ese momento parecía muy lejano, sin embargo ese tipo de metas se logran construyendo estructuras, operando políticamente y a agenciándose actores políticos conocidos, que arrastren simpatizantes y sobre todo votos.

Usted sabe que se ha dado un éxodo de ex militantes del PRD, el PRI y el PAN a Morena, y seguro usted conoce la historia de Celida López, quien dejó el panismo por irse con el “Peje”.

Pues bien ayer se presentó a la muy conocida periodista Lily Téllez como quien seguramente será la cabeza de fórmula al Senado de la República, y mire, habrá quien la quiera y habrá quien no, al final de cuentas eso es irrelevante, de lo que se trata es que Morena ha buscado y con acierto poner una cara conocida por los sonorenses al frente de los esfuerzos de su campaña estatal y eso le permitirá construir con mayor fuerza a partir de la propuesta de López Obrador y del carisma de la periodista de televisión.

Y no pierda de vista que aún falta definir a los candidatos a diputado federal, a los que competirán por los 21 distritos locales y a quienes irán por las 72 alcaldías, y si bien el juego de Morena ya está muy visto, me parece que la lógica de cuestionar y criticar al PRI y al PAN, por sus magros resultados, por la situación económica, por la pobreza, por la corrupción, o por lo que usted quiera, es algo que da resultados en este momento, y la perspectiva de tener un candidato que se enfrenta a lo que ellos llaman “La mafia del Poder”, es que lo que tiene a Andrés Manuel López Obrador a un paso de ganar la Presidencia de la República.

Por eso no es sano, ni sensato, echar en saco roto las proyecciones de Yeidckol Polensky, ni las pretensiones de Morena; digamos que las 4 visitas del “Peje” a Sonora en 2017 no fueron ociosas, como tampoco lo es su ya anunciada visita el 01 de febrero próximo a Hermosillo, en donde sostendrá gran  evento con la base de simpatizantes de los partidos que conforman la Coalición que lo va a postular.

El primer aviso lo dio el verano pasado con el evento lleno a reventar en la firma del acuerdo por México, seguramente ahora quienes no le concedieron la seriedad del caso, andan sacando cuentas y tratando de identificar en que parte se equivocaron.

Si Morena consigue los 460 mil votos que pretende en Sonora, podrá romper finalmente el bipartidismo que opera en Sonora y aspirar no solo a convertirse en la segunda, sino en la primera fuerza electoral, con todas las implicaciones que esto puede traer a la entidad. 

Así que aguas, avisados ya están.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario