La “calma chicha” y los priistas

#YoSigoA @RevistaStratego

 

 

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

 

Una especie de calma chicha manda a sus anchas en terrenos del PRI, pero también del PAN, en vísperas de que  arranque el periodo de precampaña en el proceso electoral de Sonora, y aunque son situaciones inconexas, esto tiene que ver con la indefiniciones que prevalece en las fórmulas de candidatos al Senado y a diputados federales.

En especial los tricolores están angustiados porque negociaciones van y vienen y simplemente los órganos partidistas no dan color con la definición principal, que es como quedará fórmula al Senado, lo que terminará por desencadenar los hechos que le darán forma a todo lo demás.

Es interesante porque alrededor de esa definición ya se dan forma a proyecciones, de como quedarían repartidas las candidaturas en los 7 distritos federales, quienes irían tras la alcaldía de Hermosillo e incluso quienes de los diputados locales actuales, se irían tras la reelección, quienes por una alcaldía y quienes simplemente se tendrán que aguantar las ganas.

El caso es que ya todo está dicho, pero fieles al criterio de que “quien se mueve no sale en la foto”, no hay entre los aspirantes del PRI, quien diga esta boca es mía y se manifieste al respecto, a pesar de que el plazo para salir y decir qué es lo que quiere cada quien, era para el sábado 20 y ahora que es lunes, nadie se manifiesta o dice esta boca es mía.

Hoy que escribo esta entrega es lunes y ya comienzan a aparecer versiones de que será en el transcurso de la jornada de martes que Gilberto Gutiérrez Sánchez, el presidente del PRI, tenga a bien descorrer el velo de cómo se acomodan las fuerzas del partido en el gobierno.

Desconozco realmente cuál será el procedimiento de destape, sin embargo hay tres fuerzas que han trabajado a marchas forzadas desde que se lanzó la convocatoria, cada uno tratando de acomodar sus piezas.

Por una parte está el binomio Claudia Pavlovich, Manlio Fabio Beltrones, que tratan de controlar el proceso desde Sonora y mantener para si mismos el mayor número de posiciones. Es obvio que para ellos fórmula es Sylvana Beltrones y Epifanio Salido Pavlovich.

Pero en la otra esquina está lo que queda de influencia del presidente de la República en el PRI —que me dicen es mucha— y que se combina con la del equipo de José Antonio Meade Kuribreña, que está en busca de ganar las mayores posiciones posibles. Para ellos todo indica que la negociación está en poner a Antonio Astiazarán Gutiérrez en la fórmula, desplazando a uno de los 2 perfiles que se impulsan desde Sonora.

Por último y con una fuerza que no es despreciable hay fuerzas locales, como es en la zona del sur de Sonora el Grupo Cajeme, que para efectos prácticos controlan Ricardo Bours Castelo y otros liderazgos en la región y que impulsan la presencia de Rogelio Díaz Brown en la fórmula.

Ese es al final de cuentas el motivo de la tardanza, pues parece que ninguno de los 3 postores quiere ceder ni un centímetro y en el PRI se trata, se intenta de hacer las cosas de manera quirúrgica, a fin de no lastimar la tan llevada y traída unidad, pues al final de cuentas de eso depende en mucho la posibilidad de entrarle al proceso electoral con las mayores perspectivas de triunfo.

No hay que olvidarse que aún cojeando de la pierna izquierda y con fuertes problemas internos también por la definición de candidatos, el panismo está ahí al acecho, en busca de su mejor oportunidad para recuperarse, mientras que en Morena que gozan de mucha mejor salud y tienen el gran impulso de Andrés Manuel López Obrador, solamente están esperando la voz de arranca para ir y apropiarse de las posiciones que puedan.

Dicen que en política los espacios vacíos siempre tienden a llenarse, y es por eso que nadie quiere dejar oportunidad alguna al azar.

***

De alguna manera ya hay un miembro de la familia Bours en la boleta, pero no crea que es Rodrigo Bours o su hermano Ricardo, mucho menos el exgobernador Eduardo Bours que desde hace rato dejó la loca idea de candidatearse al Senado. Para nada, se trata de Miguel Oved Robison Bours del Castillo, que tiene 55 de 49 firmas necesarias para ser candidato por la vía independiente en Villa Pesqueira y que competirá por la presidencia municipal, por lo que rebasó el requisito al tener 112% de las firmas que le pedía el Instituto Estatal Electoral para estar en condiciones de competir.

***

De las pocas personas que ya tienen en la bolsa una candidatura es la panista Dalia Laguna, que amarró desde hace 10 días la eventual nominación del blanquiazul a la alcaldía de Empalme, en uno de los casos en donde las cosas no se pusieron polémicas, supongo que es porque ya la tiene tan trabajada esa posición que resultaba natural para la ex candidata a diputada local, ahora la pregunta es contra quienes va a competir y en el PRI se habla con insistencia en que podría repetirse la pelea con el diputado y ex campeón del mundo, José Luis Castillo.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario