Día de las mujeres

#YoSigoA @RevistaStratego

 

 

Pasión por Los Negocios

por Demian Duarte

 

Este jueves fue el Día Internacional de la Mujer, una fecha que conmemora el sacrificio de las obreras de Nueva York en 1875, que en una manifestación precisamente por la equidad laboral los obreros del sexto masculino, fueron reprimidas en una jornada en la que 120 de ellas murieron por la brutal agresión de que fueron objeto.

Desde entonces esa fecha, el 8 de marzo, está consagrada a esa lucha, a la reinvindicación del derecho de las damas a tener equidad e igualdad, ni menos, ni más, no es una fecha para repartir abrazos o felicitaciones, es una jornada de lucha y como tal se debe respetar.

No fue ocioso que precisamente ayer en el Palacio de Gobierno la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano reconociera de manera honesta y valiente que en Sonora queda mucho por hacer, para erradicar la violencia de género, la discriminación y la desigualdad laboral, y es que en ocasiones se nos olvida, quizás por el hecho de ver a una jefa en elPoder Ejecutivo, a 13 diputadas que integran el Congreso del Estado, a varias presidentas municipales, entre ellas a la de Hermosillo, Angelina Muñoz Fernández, y a empresarias destacadas, que en Sonora el feminicidio y las mujeres maltratadas y golpeadas son una realidad.

Se nos olvida que como lo señaló puntualmente el INEGI en Sonora persiste la idea de los roles de giro y se considera que el lugar ideal de las damas está en su casa al cuidado de los hijos y del marido, y no en su  trabajo desarrollando sus talentos y capacidad profesional y que hoy en día Sonora es el estado número 29 a nivel nacional en cuanto a participación de la mujer en la vida laboral y productiva.

Omitimos quizás inconscientemente que muchas mujeres tienen la capacidad y el talento para hacer las cosas igual o incluso mejor que los hombres y que como hombres tenemos una deuda con nuestras parejas mujeres, con nuestras hijas y todas las damas con que teneos contacto, por lo que han sido siglos y décadas de una opresión sistemática, de negarles a ellas el derecho a simplemente ocupar los mismos lugares que luego los hombres creemos son exclusivos nuestros.

Sonora es un estado en el que hemos tenido avances importantes, hoy una mujer gobierna nuestro estado, hay leyes que garantizan la equidad de género en cuanto a los puestos de elección popular, se ha penalizado el acoso y se han endurecido las penas contra la violencia de género, tanto física como política y laboral, sin embargo tenemos una estadística negra, que son los 64 casos de homicidios dolosos contra mujeres que se registraron en 2017, los miles de casos de mujeres golpeadas por sus propias parejas, el aumento en los delitos sexuales en contra de ellas.

Esto por no contar la desigualdad laboral, donde sigue como una realidad latente el hecho de que las mujeres ganan menos que los hombres por hacer el mismo trabajo.

Sin duda el 8 de marzo es una fecha reivindicatoria, que luego muchos tienden a banalizar, repartiendo abrazos y felicitaciones, no es ese el objetivo, se trata de ser solidarios con ellas, no solo en esa fecha, sino todos los días, apoyándoles en casa, dándoles la oportunidad de probar su valía, impulsándolas siempre a ser mejores, porque las mujeres merecen respeto, reconocimiento y siempre la oportunidad de enseñarnos como haría las cosas una mujer.

Coincido plenamente con lo manifestado por la gobernadora Pavlovich respecto a que para cambiar la realidad de violencia, acoso y discriminación a la mujer, la mejor solución se sustenta en la educación con valores como son el respeto y la solidaridad.

Sin esto jamás podremos avanzar como sociedad.

***

Muy importante el proceso que está por culminar de revisiones de Contratos Colectivos de Trabajo en Sonora, pues a pesar de las presiones económicas ligadas al extraordinario incremento de la inflación en 2017 con niveles del 6.4% por efecto de las alzas en combustibles primordialmente, con el consecuente aumento en el costo de la vida y este con un efecto razonable en las pretensiones de aumentos de los miles de trabajadores que existen en la entidad.

Tan es así el asunto que muchos de los principales contratos con las mayores empresas de Sonora, ya quedaron cerrados con aumentos que partieron del 6.5%, pero que en algunos casos tocaron el 14% de aumento, lo que aporta y mucho a conservar uno de los mayores activos que tiene Sonora, y que no es otro que la paz laboral.

Sin duda la madurez mostrada por organizaciones sindicales como es la CTM, que dirige Javier Villarreal Gámez, o como el Sindicato Salvador Alvarado que encabeza Iris Sánchez Chiu, fueron de mucho apoyo en ese proceso.

Se avanzó de manera muy importante en los contratos de jurisdicción estatal, ahora siguen los federales, que vencen para junio próximo y donde uno de los temas delicados es por ejemplo el de la Mina Mexicana de Cananea o bien el caso de Ford Motor Company en Hermosillo, sin embargo creo que el antecedente de lo logrado a nivel estatal es muy positivo.

No se puede cuestionar el papel de Horacio Valenzuela Ibarra, secretario del trabajo en la entidad, que ha hecho las veces de mediador y buen componedor en un proceso que en otros años a tendido a complicarse.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario