Un vistazo a la 62 Legislatura

 

Pasión por los Negocios

Demian Duarte

 

Sí usted ha escuchado crujir de huesos y rechinar de dientes últimamente no es su imaginación, es simplemente que las cosas se están poniendo color de hormiga en todos los escenarios políticos y el fenómeno de ascenso de las distintas fórmulas de Morena y sus aliados crecen en Sonora como la espuma, mientras que el PAN está en un constante tercer lugar y el PRI se ve en apuros para mantenerle el paso a los que hoy se ven como sus más duros rivales.

Está claro, es obvio y es evidente que el fenómeno de Andrés Manuel López Obrador está presente en Sonora y que su reciente gira de 3 días por la entidad rindió frutos, lo que trae nerviosos a más de 3, que ya no saben que es lo que le está pegando, aunque si entienden que lejos de ponerse a especular, lo que ocupan es ponerse a trabajar en sus campañas.

Hace unos días le decía en este espacio que uno de los escenarios más importantes de la escena política estatal, independientemente de lo que ocurra en la elección presidencial, es la elección en los 21 distritos locales de Sonora, donde de manera histórica y la a la fecha se mantenido una hegemonía entre el PRI y el PAN, con la excepción de que el PRD en 1997 logró una bancada muy nutrida, que puede ser catalogada hasta de histórica.

El Congreso es por ponerlo de alguna manera la llave para gobernar Sonora, pues para el éxito de la gestión de cualquier gobierno, es necesario tener una mayoría clara, o bien la manera de construirla.

Y le pongo dos ejemplos, durante el gobierno de Eduardo Bours la oposición del PAN fue a tal grado que bastaba con que la bancada de ese partido se saliera del pleno, para que se suspendieran las sesiones y se cancelaran los acuerdos, con Guilles Padrés, la cosa era más o menos igual, aunque tuvo en suerte mayoría en su primer periodo y un priismo que cooperó mucho en la segunda mitad de su mandato.

A Claudia Pavlovich Arellano no le ha ido nada mal con el Congreso del Estado en esta primera fase de su gobierno, con 17 diputados del PRI y del Panal, tiene mayoría simple, pero además con la suma de los diputados de Morena, el PRD, Movimiento Ciudadano y de vez en cuando 4 del PAN ha tenido votos suficientes para construir mayorías absolutas (entendidas estas como 2 tercios del pleno sobre un total de 33 diputados), con 24 votos cuando se ha necesitado sacar decisiones polémicas, y un liderazgo bien ejercido y administrado en la persona de Epifanio Salido Pavlovich, que ha sido el hombre de confianza de la gobernadora en el poder legislativo.

Y mire, eso facilita mucho el ejercicio del gobierno, de ahí la importancia estratégica del Congreso del Estado.

Pues bien ahora que se acerca el inicio de las campañas locales tengo en mis manos la primer encuesta a nivel de aproximación de la intención de voto, sin definición por distritos, sino a nivel general, y mi sorpresa es que hoy por hoy la intención de voto favorece en ese sentido a la Coalición que encabeza a nivel nacional Andrés Manuel López Obrador con el 25.4%, frente a 25.1% del PRI, lo que dice que hay un empate técnico.

El PAN aparece lejos en tercer lugar con el 17.9% de la intención de voto y los indecisos o que no responden son el 25%.

Se trata de un ejercicio levantado del 5 al 10 de abril con alcance estatal, y con margen de error de 3.1, en base a 1 mil entrevistas realizadas en los 21 distritos locales entre el 5 y el 10 de abril.

Lo más interesante de ese ejercicio de la agencia Cabildo, que le hace este tipo de estudios demoscópicos a Televisa Sonora, es que hace referencia a otra encuesta dirigida de igual modo, pero en marzo y donde hace ver que  mientras el PRI bajó 1 punto de un mes al otro, Morena subió 2.5 unidades, mientras que el PAN se mantuvo prácticamente estático en el tercer lugar; además los indecisos bajaron 2.8 unidades, lo que de alguna manera muestra tendencias claras de quien sube y quien baja.

Sin duda la encuestología es una ciencia compleja, y cada quien toma al final del día las lecturas que quiere y nunca falta algún candidato que vaya perdiendo o algún líder partidista que repite lo de siempre —eso de que las encuestas son el retrato del momento y que la única encuesta válida es el día de la elección— sin embargo de que hay material para que algunos se espanten, es algo que está muy claro.

El Congreso del Estado en la 62 Legislatura bien puede traer a dos “súper bancadas” del PRI y de Morena con 12 diputados cada una y donde el PAN quedaría como la fuerza minoritaria con 6 legisladores que bien podrían hacer el papel de fiel de la balanza y donde otros partidos como el Movimiento Ciudadano pudieran tomar parte en las decisiones ya sea como comparsa o como opositor a ultranza.

No me extraña ante ese escenario que los diputados de la actual 61 Legislatura anden apurados tratando de sacar todos los asuntos pendientes y que encima quieran apresurar el proceso para aprobar las cuentas públicas del 2017, dejando a sus sucesores en la 62 Legislatura solamente la tarea de constituirse como tal y sacar el presupuesto del 2019.

Sin duda que será una historia interesante, que se pondrá mejor si usted incluye quienes están literalmente dentro del Congreso, aunque de eso le termino de platicar mañana.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario