La propuesta laboral de los candidatos / parte 2

#YoSigoA @RevistaStratego

 

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

 

Como le aseguraba ayer, en México tenemos un grave problema con el deterioro de los ingresos y la economía de la gran mayoría de las personas, los que tienen la suerte de tener un trabajo en su mayoría son infravalorados por los dueños de las empresas, que no atinan a ofrecerles sueldos decorosos y que sean suficientes para tener una vida digna.

De hecho un gran contribuir al respecto no es otro que el gobierno federal, en especifico la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos a provocado por años y años que los sueldos se deprecien ante factores como la inflación, pues es verdaderamente absurdo que a estas alturas del partido alguien deba trabajar por una cifra tan ridícula como 98 pesos diarios.

El argumento ha sido desde siempre que subir de golpe los salarios mínimos representaría un problema en términos de inflación y lo peor de todo es que hasta los patrones asociados en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) han insistido en propuestas para que se impulse un aumento salarial de emergencia como una medida que impulse además un desarrollo sano de la economía, pues al tener mejores ingresos los trabajadores tendrán dinero para consumir más bienes y servicios y por tanto lograrán insertarse en la economía de consumo.

Sin embargo el plan económico del gobierno en México parece contraponerse al interés de los trabajadores mexicanos, pues disponer de sueldos bajos y por tanto de mano de obra barata se ha convertido en uno de los argumentos centrales para impulsar la economía  a partir de la llegada de inversiones que buscan explotar esa mano de obra barata.

Es de hecho una vergüenza que un país como México, que se precia de estar a un paso del desarrollo pleno y del primer mundo, mantenga a millones y millones de sus ciudadanos en la pobreza, precisamente porque su empeño es proteger un desarrollo económico que en todo caso es artificial, porque se atrae a empresas que no aportan nada a la economía y si explotan a los ciudadanos más vulnerables, sin darles oportunidad de desarrollo.

Por esa razón es fundamental conocer cual es la propuesta en política laboral y salarial de los candidatos, y mire los 3 principales candidatos a la Presidencia de la República, es decir, quienes tendrán la posibilidad de llegar al poder y cambiar esa lógica deben de tener su propuesta bien acabada al respecto.

Pues bien, aquí le pongo los que dicen Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya al respecto, sin juicios de valor, para que saque usted sus conclusiones:

Andrés Manuel: Subir los salarios de obreros y campesinos, impulsar el aumento del salario mínimo a 200 pesos como lo  propone la Coparmex, porque es un acto de justicia, de modo que los salarios se recuperen en 30%, además de reducir los sueldos de los altos funcionarios del gobierno, para aumentar los sueldos de las personas que trabajan en el gobierno y están en áreas vitales como maestros, médicos, marinos, soldados y los servidores públicos.

“Para la frontera vamos a duplicar los sueldos, a fin de que la gente tenga más posibilidad de tener calidad de vida y que se queden a vivir en México, que no tengan necesidad de emigrar”, resaltó.

José Antonio: Trabajar muy duro para darle certeza de futuro, mantener la confianza en el país, pues esa confianza se traduce en inversión y empleo.

“Queremos más y mejores empleos, no le vamos a entregar el país a alguien que destruye inversiones, cancela el empleo y pone en riesgo la confianza del país”, anotó.

Ricardo: Gobierno con más y mejores empleos, aumentar el salario mínimo a 100 pesos y llevador eventualmente a 190 pesos, cerrar la brecha salarial de género.

“Con nuestras propuestas vamos a generar las condiciones de la mano de los trabajadores, de los empresarios, para que nuestra economía crezca y se generen más y mejores empleos en nuestro país”, aseguró.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario