Innovan en técnicas de diagnóstico para atender infecciones en vías urinarias

#YoSigoA @RevistaStratego

 

 

  • En México, casi 74.5% de los casos de Infecciones en Vías Urinarias (IVU) se han presentado en mujeres y 23% de los casos en hombres.
  • Diagnósticos incompletos, prescripción y uso de medicamentos inapropiados, así como, recurrencia de las  IVU, ocasionan que las bacterias causantes de estas infecciones hagan mutaciones generando mayor resistencia a fármacos y antibióticos.

Ciudad de México, 03 de mayo, 2018. – Las infecciones de vías urinarias (IVU) representan un problema sanitario grave, debido a la frecuencia con la que se presentan, a la recurrencia en pacientes con resistencia antimicrobiana y los altos costos en salud que generan. En México, estas infecciones se mantienen como una de las primeras causas de morbilidad y de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, casi 74.5% de los casos de IVU se han presentado en mujeres y 23% de los casos en hombres.

Según el Departamento de microbiología y parasitología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aproximadamente la mitad de la población femenina han tenido una IVU antes de los 30 años de edad. Casi el 26% de las mujeres con IVU aguda, tendrán al menos una recurrencia dentro de los primeros seis meses de la infección inicial y entre 5% y 10% tendrán múltiples recurrencias.

En el marco del XLII Congreso Internacional del Colegio Mexicano de Urología Nacional (CMUN), el Dr. Ismael Sedano Portillo, presidente del CMUN indicó que “las bacterias causantes de las infecciones de vías urinarias evolucionan cada día, generando mayor resistencia a fármacos y antibióticos. Según el Instituto Mexicano del Seguro Social, las IVU están entre los 10 primeros motivos de consulta en medicina familiar. Además, “el uso inadecuado de antibióticos, bien sea por automedicación o prescripción médica incorrecta, tiene consecuencias graves como mayor estancia hospitalaria, altos costos de atención médica, aumento de instrumentos médicos e incremento en la mortalidad” señaló el Dr. Sedano.

Para hacer frente a esta problemática, la bacterióloga Gloria Pacheco, especialista de aplicaciones BD Life Siencie, destacó la importancia de mejorar las técnicas de diagnóstico con ayuda de nuevas tecnologías para identificar los tipos de bacterias que pueden estar presentes en las diferentes IVU. “Los médicos prescriben medicamentos para atacar solo una de las bacterias uropatógenas que causan la infección, cuando se presentan infecciones por dos bacterias. Al prescribir tratamiento para atacar una sola, la segunda bacteria uropatógena queda provocando una recurrencia de la infección en los pacientes y, sumado a esta condición, continuamos impactando la resistencia bacteriana por el uso inadecuado de antibióticos”.

Actualmente, algunos laboratorios de microbiología en el país cuentan con dispositivos como los espectrómetros de masa que ayudan a disminuir los tiempos de análisis, diagnóstico y entrega de resultados certeros. “Estos instrumentos permiten identificar los microorganismos en 2 minutos y emitir el diagnóstico en 30 minutos cuando antes tardaba hasta 3 o 4 horas. Con esto, dependiendo del tipo de paciente (hospitalizado o ambulatorio), el médico puede hacer un tratamiento dirigido por persona y atacar más de una bacteria presente en las IVU”, agregó la especialista Pacheco.

Por su parte, el D. en C. Samuel Treviño, Químico Clínico y profesor del Laboratorio de Investigaciones Nefrourológicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), aseguró que “la precisión en la identificación bacteriana y estudios de sensibilidad antimicrobiana son esenciales en el manejo de los pacientes con enfermedades infecciosas.” Además, la rapidez en el diagnóstico y tratamiento oportuno reducen no sólo la morbilidad, sino también la propagación de la infección. “Hoy en día, las pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa) están a la vanguardia, ya que en el laboratorio permiten ampliar pequeños fragmentos de ADN para identificar los microorganismos que causan enfermedades”, dijo el especialista.

Según el Doctor Treviño, utilizando las nuevas tecnologías para el diagnóstico de infecciones urinarias, se pueden observar las células y microorganismos en la orina que al ser cuantificados y caracterizados, ayudan a diagnosticar al médico patologías como cáncer, falla o daño renal, tumores y otras neoplasias.

Los expertos coincidieron en que las pruebas tradicionales solo indican la presencia de alguna bacteria, pero no especifican si es comensal (benigna) o si es patógena, es decir la que causa alguna enfermedad. “Es necesario hacer pruebas con tecnología innovadora que den señales de la respuesta inmunológica de cada persona y a partir de ahí, tomar mejores decisiones para el tratamiento dosificado en cada paciente”, concluyó el especialista Samuel Treviño.

Durante los cuatro días del Congreso, especialistas de toda la república mexicana abordaron temas a profundidad como los retos en el envejecimiento del tracto genitourinario, manejo quirúrgico de la incontinencia urinaria femenina, disfunción vesical, cáncer de próstata, cáncer y cirugía renal,  urología pediátrica, entre otros.

Deja un comentario