01 de julio… Entre la distopía y la utopía

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

Son escasos cuatro domingos los que nos separan al día de hoy la cita con las urnas el 01 de julio, de verdad que es impresionante como pasa el tiempo y al final nos enfrentamos al compromiso de elegir la opción que cada quien considere es la mejor para su país y su ciudad.

Mire, conforme avanzan las campañas formales, también la intensidad de las llamadas campañas negras o de miedo va in crescendo, y nos han pintado escenarios trágicos con la idea de que votar por tal o cual opción es dar un salto al vacío.

La realidad es que cada partido político ha planteado una oferta política, cada candidato y cada coalición dispone de un diagnóstico más o menos acertado y lo que está a discusión no es otra cosa que definir la manera en la que queremos que se hagan las cosas.

La oferta política del PRI y el PAN es básicamente la misma, garantizar que las cosas sigan por el mismo sendero, aunque con la promesa de mejorar, de que podrá darse con las alternativas para acabar con la injusticia, cerrar la brecha entre los más ricos y los más pobres, acabar la inseguridad y la corrupción a partir de políticas del gobierno que las combatan, sin embargo en el fondo José Antonio Meade y Ricardo Anaya, y por tanto sus candidatos al Senado, a diputados federales, a presidentes municipales y a diputado locales, es más o menos la misma.

La oferta de Andrés Manuel López Obrador y de los candidatos de su coalición Juntos Haremos Historia, plantea una diferencia, hacer las cosas con otro enfoque, cambiar de algún modo el modelo y esquema del orden establecido y combatir los grandes problemas nacionales desde la óptica nacionalista.

Escuche con atención esa particular diferencia que se plantea a muchos como expresión antisistema, y aunque he revisado con atención las propuestas de Andrés Manuel, José Antonio y Ricardo, la verdad es que no he encontrado la esencia del supuesto peligro que encarna el primero, ni tampoco el radicalismo.

Mire, los 3 candidatos tienen el mismo diagnóstico del país, el asunto es que hay una opción que considera que es necesario abordarlos desde un diferente punto de vista, con ideas y propuestas que rayan en el nacionalismo revolucionario, o lo que es lo mismo, el enfoque con el que funcionó el país hasta antes de 1982. 

Los otros 2 consideran que mantener el modelo neoliberal que opera en México desde 1984, año en el que Miguel de la Madrid Hurtado entró en escena con la idea de “modernizar” a México y que después continuaron Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, con resultados distópicos, para culminar como usted sabe con los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón rematando con el de Enrique Peña Nieto, que es lo que nos lleva al momento de elegir si seguimos con la distopía neoliberal o si abrazamos la utopía nacionalista.

***

Hablando de temas más terrenos e inmediatos, ayer el directo del Isssteson Pedro Ángel Contreras se fue a la yugular de quienes buscan por medio de ardides jurídicos y engaños administrativos pensionarse con niveles de sueldo que van por arriba de lo racional, como ha venido ocurriendo con algunos ex funcionarios del gobierno del estado que se han arreglado para obtener pensiones que son francamente ridículas, pues alcanzan de 130 a 150 mil pesos mensuales, y que realmente ponen en peligro la estabilidad financiera del instituto encargado de dar servicios médicos, prestaciones y en particular la perspectiva de un retiro digno a quienes han dado su vida al servicio público.

Mire, es una práctica común que cuando servidores públicos de alto nivel están al borde del retiro, busquen cotizar más alto y que además las compensaciones, bonos y demás canonjías que obtienen por sus altos puestos, pretendan se queden como parte de su pensión.

Habrá que decir que la pensión es un derecho y que el acceso a pensiones dignas es uno de los aspecto que motivan el trabajo de los servidores públicos, el asunto es que hay una diferencia de fondo entre una pensión digna y un robo en despoblado al fondo de pensiones del Isssteson y eso es algo que debe terminar.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario