¿Y cómo está la pelea por Hermosillo?

Por Demian Duarte / Pasión por los Negocios

No hay que ser un genio o tener una bola de cristal para decir que la contienda real por la Presidencia Municipal de Hermosillo será entre la candidata de Morena, Célida López Cárdenas y el del PRI, Ernesto de Lucas Hopkins, al verlos debatir durante la noche del miércoles resultó evidente que además ambos comprenden que el entorno político cambió y que además todo puede suceder.

Claro, hay otros candidatos en la contienda política, Myrna Rea del PAN, que regularmente ha estado en la pelea, puede ser el fiel de la balanza, pues de acuerdo con los distintos estudios de intención de voto ella tendría entre el 17 y el 20 por ciento de la intención de voto, lo que bien puede desbalancear el resultado.

El resto de los candidatos, como José Guadalupe Curiel, del MAS; Norberto Barraza Almazán, el Independiente y Carlos León García, del Movimiento Ciudadano, en realidad hacen el rol de invitados o espectadores, en la contienda que al ser por primera ocasión de tercios, plantea retos importantes.

El secreto de Célida López para ser el elemento sorpresa no es difícil de entender, ha sido impulsada por la ola de Andrés Manuel López Obrador en la Coalición Juntos Haremos Historia, donde además de Morena, la postulan el PT y el PES, juegan además a su favor un buen diagnóstico respecto a la situación de la capital del estado y una serie de buenas propuestas, en donde identifico la claridad en torno al tema de seguridad, su determinación de municipalizar y modernizar el sistema de transporte urbano y su ánimo de poner en manos de expertos las áreas más sensibles de la administración. Juegan a su favor su capacidad para el debate y su facilidad para comunicar.

Claro, al ser una candidata en crecimiento, es evidente que Célida la atacarían, en especial por su pasado político reciente y sus ligas con el ex gobernador Guillermo Padrés, lo que podríamos considerar su punto débil, la pregunta sería: qué tanto le importa este asunto tan traído y llevado a los electores que evidentemente están en busca de un nuevo formato de gobierno, razón por la que ahora Célida está en la pelea.

Ernesto de Lucas es un candidato fuerte por naturaleza, se trata del abanderado del partido en el gobierno, quien ha buscado impulsar una propuesta de gobierno que para empezar se contrapone a lo hecho por Manuel Ignacio Acosta en la administración vigente y que sugiere que revisará contratos y concesiones a largo plazo, al tiempo que ofrece bajar el costo del agua, municipalizar algunas rutas del transporte urbano y adoptar una visión moderna respecto al desarrollo de Hermosillo.

Podría decir que el candidato de Lucas, se ha preparado y fuerte en torno al proyecto de ser el presidente municipal, por lo que para él la aparición de Célida como candidata fuerte y competitiva es la variable incognita, ya que no se sabe bien a bien como reaccionará el electorado.

Naturalmente las fortalezas de Ernesto también tienen que ver con sus debilidades, ser candidato del PRI no es algo muy favorable para nadie en estos tiempos y por más que trata de identificarse como proyecto de la gobernadora Claudia Pavlovich, habrá que asumir que la mandataria no está en la boleta. El candidato del PRI tiene en contra su participación en el gobierno de Enrique Peña Nieto, como director del Proméxico, organismo encargado de promover la inversión en el país y del que salió en circunstancias que no han sido del todo aclaradas.

En ese entorno como se comporte el voto duro del PAN será muy interesante de cara al 01 de julio, pues si se quedan con Myrna Rea, esto dividirá entre 3 las elección, sin embargo si los panistas comienzan a decantarse por el candidato del PRI o la de Morena, es como se podrá definir con mayor claridad la elección.

De acuerdo a los números que he visto hay dos escenarios, uno de empate técnico con Célida ligeramente arriba, o bien uno donde Ernesto va ganando por alrededor de 5 puntos, en cualquiera de las dos condiciones, la elección es auténticamente un volado.

Mire, Hermosillo tiene un padrón de electores de 600 mil potenciales votantes, y en las elecciones pasadas se dio una participación que podemos calificar de escasa, ya que solo alcanzó el 50 por ciento de modo que Manuel Ignacio Acosta ganó con 130 mil votos, frente a 100 mil de Damián Zepeda y mire lo que son las cosas, en ese proceso político Morena tuvo apenas 5 mil 849 votos, el PES 2 mil 928 y el PT 1 mil 811, es decir un gran total de 10 mil 588 votos.

La cuestión es que en la relación con el fenómeno AMLO, hay algunas estimaciones que hablan de que una avalancha de electores podrían salir a ejercer su voto, en niveles que podrían alcanzar el 65% o incluso estratos superiores del listado nominal, por lo que podrían salir 120 mil ciudadanos adicionales a elegir (en el 2015 fueron 277 mil) y de ellos no se sabe por quien van a votar.

De ser ciertas estas tendencias, habría cerca de 390 mil electores en Hermosillo en busca de elegir de entre Célida, Myrna y Ernesto, y en esa lógica los del empate en 30% tendrían alrededor de 120 mil votos en la bolsa, quien anda en el 20% tendría 78 mil y de ser cierto que el volumen de indecisos es de solo el 12% hay alrededor de 50 mil votantes en el aire, por lo que las claves en esto es como se comportan finalmente los votantes que tradicionalmente han elegido al PAN y como es que al final de cuentas se reparten los indecisos, por lo que quien gane la presidencia municipal de la capital del estado lo haría por más de 150 mil sufragios.

De ese tamaño.

***

La gobernadora Claudia Pavlovich atestiguó ayer la presentación de resultados en el índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa, en donde la entidad pasó del lugar 18 al 13 en la escala nacional y se convirtió en una de las 2 entidades del país con mayor avance.

No obstante lo positivo del dato, la mandataria estatal ya pidió que le metan el acelerado a fondo, pues su expectativa es que Sonora se ubique entre los primeros 5 lugares, pues se trata —dijo— de un trabajo que requiere constancia y mucha consistencia, donde la apuesta central de su gobierno es la educación pública.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario