Avanza cuenta regresiva para la Cuatro Carriles

por Guillermo Frescas

La columna vertebral de la vida económica de Sonora es sin duda la Autopista Internacional conocida como la Cuatro Carriles que va de Estación Don a Nogales, ya que por ella circulan a diario un promedio de 10 mil vehículos y miles de millones de pesos en mercancías y bienes diversos.

De acuerdo a datos de la Asociación de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación Index, a través de esta ruta se mueven al año 7,500 millones de dólares, que son parte de los 17 mil millones de dólares que exporta Sonora cada año.

La cifra está en armonía con los datos que maneja el Departamento Económico de Arizona que señala que por las garitas de la frontera con Sonora pasan 15 mil 500 millones de dólares en exportaciones de México a EU, siendo Nogales el más importante punto de cruce con 65% de las exportaciones.

Así pues, la modernidad y el empuje económico de nuestro estado no se entiende sin esta obra que hoy es sometida a una cuenta regresiva, luego de cuatro años de trabajos que han causado molestias en el mejor de los casos y pérdida de vidas en el peor de los escenarios.

A casi siete décadas de historia, de las cuales tres la pasó como una carretera de dos carriles, la Cuatro Carriles está a punto de convertirse en una autopista de altas especificaciones, cuya transformación le ha costado al erario casi 30 mil millones de pesos.

La ampliación de dos a cuatro carriles costó 8 mil 200 millones de pesos, mientras que la modernización como autopista costó 16 mil 500 millones de pesos, sin contar la inversión en libramientos.

Además entre el 2008 y 2013 se habían invertido 3 mil 787.7 millones de pesos en trabajos de remodelación, con lo que el costo total, incluyendo las remodelaciones y la modernización es de 28,487.7 millones de pesos.

A esto hay que sumar que cada año, las casetas de cuota generan aproximadamente 1,200 millones de pesos, lo que significaría que en 30 años el ingreso a Banobras ha sido superior a los 36 mil millones de pesos.

Un recuento histórico

Los antecedentes de la Carretera Federal 15D en su tramo Estación Don – Nogales se remontan a 1928, cuando el gobernador Fausto Topete establece nuevos impuestos para financiar una carretera de Guaymas a Nogales. Esta obra inició bajo el gobierno de Rodolfo Elías Calles, que entre 1932 y 1933 construye el tramo de Nogales a Estación Llano.

El gobernador Román Yocupicio logra avanzar la obra hasta el rancho La Palma, al Sur de Hermosillo y declara transitable el resto de la carretera hasta los límites con Sinaloa, pero pasando por Álamos, no por Navojoa, de acuerdo a datos históricos aportados por el investigador Nicolás Pineda Pablos.

El mandatario Anselmo Macías, en el cuatrienio 1939-1943, pavimentó el tramo Navojoa a Huatabampo mientras que la Junta Local de Caminos, dependiente del Gobierno federal, se hace cargo de la construcción de la carretera Nogales-Suchiate, como se le llamaba entonces.

El gobernador Álvaro Obregón Tapia modificó el trazo de la Carretera Internacional para que pasara por Navojoa, en lugar de Álamos y le correspondió a Alejandro Carrillo Marcor anunciar que el Gobierno federal aprobó el inicio de la construcción de la carretera de Cuatro Carriles entre Nogales y Cd. Obregón.

Samuel Ocaña García, convierte a cuatro carriles 56 kilómetros de la carretera Nogales-Navojoa.

WhatsApp Image 2018-08-20 at 14.48.05

Promesa de campaña

Al ex secretario de Comunicaciones y Transportes, Rodolfo Félix Valdez, siendo candidato al gobierno de Sonora, le corresponde hacer de la Cuatro Carriles su principal promesa de campaña.

Como gobernador, en su periodo de 1985 a 1991, trabaja para poner en marcha la obra.

Los dos carriles originales, de siete metros de ancho, fueron terminados el 1º de septiembre de 1952, durante el sexenio de Miguel Alemán Valdés, hace 66 años, y no fue sino hasta 37 años después que se le agregaron otros dos concluidos en 1989.

En la construcción de los dos nuevos carriles y de reconstrucción de los dos viejos, una obra que fue contratada por tramos y mediante concurso, se invirtieron 8 mil 200 millones de pesos, de acuerdo a información publicada por el columnista Óscar Romo.

El 13 de octubre de 1986 se constituyó el “Patronato Estatal Pro-Construcción de la Carretera de Cuatro Carriles A. C.” , y en esas mismas fechas fueron crearon las casetas de cobro.

Con fecha 20 de Abril de 1989, el entonces gobernador Félix Valdez anunciaba la instalación de las casetas de cobro en los libramientos de Guaymas y Magdalena con el establecimiento del primer Sistema Tarifario de 5, 10 y 20 pesos, correspondiente a los tres grupos de vehículos. Ya completada la obra, vino después el establecimiento de las casetas de cobro en Hermosillo, Cajeme, Fundición y Estación Don. (La 4 Carriles, Óscar Romo Salazar, Recientes 23/07/2017 La Casa de las Ideas)

Una memoria viva

El delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Sonora, Javier Hernández Armenta recuerda que en 1980 la carretera Estación Don a Nogales tenía 35 años de haberse construido con dos carriles, media 7 metros de ancho. En la décadas de los 80´s ya era un carretera muy saturada.

Rememora que el cuerpo B de la carretera, el que viene de Nogales a Estación Don, en sentido norte-sur, tiene 66 años de vida y es la carretera que fue construida por varios gobernadores.

El cuerpo A es el que va de Estación Don a Nogales, en sentido sur-norte y se empezó a construir en 1985.

“En noviembre de 1984 llega como candidato al gobierno del estado Rodolfo Félix Valdez, quien era titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado. Félix Valdez ofreció convertir la carretera federal 15 a 4 carriles.

Recuerda que del 85 al 91, se realizaron los trabajo del cuerpo A. “La carretera cumplió su vida útil, dando servicio a todo el occidente de país y ahorró durante muchos años una gran cantidad de accidentes”.

Pero ya a principios del nuevo siglo, con 15 años de operación, la carretera de Cuatro Carriles aumentó su flujo vehicular y en el lapso de 2005 a 2010, pasó de cinco y seis mil vehículos diarios a 10 mil y hasta 13 mil en temporada vacacional.

Hacía la autopista

El delegado de SCT apunta que en 2010, el gobierno federal, bajo el mando de Felipe Calderón Hinojosa, inició trabajos de modernización de la Cuatro Carriles en el tramo de Hermosillo a Santa Ana, con especificaciones de autopista, con un ancho de 10.50 metros, siete para dos carriles de tránsito, un acotamiento de 2.5 metros al lado externo y de un metro al lado interno. “Se inició esa modernización con carpeta asfáltica o concreto asfáltico”, señaló.

Con el gobierno de Enrique Peña Nieto se retoma el proyecto y en 2014 se arranca la modernización del total de la carretera con especificaciones de autopista y con el objetivo de construir lo que faltaba con concreto hidráulico.

En su momento, recuerda, este proyecto fue impulsado por la entonces senadora Claudia Pavlovich Arellano y el entonces líder la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso de la Unión, Manlio Fabio Beltrones, quienes presentaron el proyecto al secretario de Comunicaciones y Transportes y al presidente Enrique Peña Nieto.

El 22 de abril del 2014, el Presidente Peña Nieto anunció en Sonora una inversión de 13 mil 500 millones de pesos para convertir la Cuatro Carriles en autopista de alta especificaciones, con la indicación de que lo faltaba se hiciera de concreto hidráulico.

Hernández Armenta indicó que de 2014 a 2018 en esto se han enfocado los trabajos, con el compromiso del presidente Peña Nieto de que estos trabajos se van a entregar antes de que concluya su administración.

La fecha límite sigue siendo la misma

La polémica sobre la obra se ha centrado recientemente sobre la lentitud que llevan los trabajos de modernización y las apuestas en contra de la administración federal están sobre la mesa.

“Todos sabemos que la administración federal concluye el último día de noviembre, aunque hay indicación del Gerardo Ruiz Esparza, realizada en mayo pasado para reprogramación de la obra para concluir en el mes de agosto. Esto sirvió para que las más de cien empresas que trabajan en la autopista acelerarán el paso, estamos haciendo un gran esfuerzo”.

Sin embargo, Javier Hernández considera que gracias a ese esfuerzo la obra concluirá antes de que termine la administración de EPN que sigue siendo la fecha límite.

El avance de la obra, al 14 de agosto de 2018, es de 89.5%, es decir se llevan modernizados 1,167 kilómetros.

La autopista tiene 652 kilómetros de ida y 652 de regreso, en total son 1,304 kilómetros de los cuales 1,167 kms ya cuentan con las altas especificaciones de autopista. De esos 958 kms son de concreto hidráulico.

La carretera tendrá un costo total de 16 mil 500 millones de pesos, ya con el IVA, más la inversión de 3,500 millones de pesos en los libramientos de Hermosillo, Cajeme, Guaymas-Empalme y Magdalena. Lo cual da un total de 20 mil millones de pesos de inversión en infraestructura carretera en el tramo Estación Don-Nogales.

Javier Hernández explicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes es la que construye, la concesionaria es Banobras, la operadora es Capufe y quien se encarga de vigilar el tránsito es la Policía Federal.

Y las cuotas, ¿para qué sirven?

Hoy en día, la modernización de la carretera se hacen con las cuotas de las casetas de peaje que representan un ingreso de aproximadamente mil 200 millones de pesos al año.

Esas cuotas entran al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) quien es el que aporta el dinero, que ya está asegurado al 100%, según autorización de Banobras. Este dinero no forma parte del presupuesto aprobado en San Lázaro.

Según el delegado de SCT en Sonora, la concesión de la Cuatro Carriles fue hecha a Banobras por 20 años y sigue vigente.

Información publicada en el diario Siglo de Torreón se hace notar que la autopista Estación Don – Nogales está concesionada desde el 1 de septiembre de 1997 a Banobras, en el Fideicomiso de Administración y Fuente de Pago número 1936, denominado Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), antes FARAC, quien a su vez contrató a Capufe para la operación y conservación mayor y menor de la autopista.

Considerando esa fecha, la concesión de 20 años terminó el 1 de septiembre del 2017, sin embargo, en la lista de concesiones disponible en el portal de Banobras, la fecha de otorgamiento del título es del 30 de septiembre de 2011, con modificaciones del 29 de diciembre de 2015 y además el Fideicomiso es el número 1946.

Desde su arranque, la crítica siempre ha sido que los trabajos se han llevado a cabo bajo un cierto velo de opacidad que ya en 2011 obligó a la intervención del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (IFAI) para solicitar primero a la SCT el convenio de modernización y después a Capufe el avance de los trabajos. Hasta ese año, la SCT negó la información de este convenio, al argumentar que era información reservada por 12 años y que la autopista estaba a cargo de Banobras y Capufe.

Durante su etapa como legisladora, local primero y luego desde el Senado, la actual gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, mantuvo su lucha en contra de la inconstitucionalidad de las casetas de peaje, bajo el argumento de la falta de alternativas para los usuarios que se veían obligados a transitar por la carretera de cuota.

Curiosamente, gracias a sus gestiones, se logró una inversión de 3,500 millones de pesos para construir cuatro libramientos, que también han sido concesionados a empresas privadas, como Libramiento Ciudad Obregón SAPI de C.V. y Concesionaria Autopista Libramiento Hermosillo, S.A. de C.V., respectivamente.

La lucha contra las casetas

En un exhorto a la SCT, la entonces senadora Claudia Pavlovich Arellano exponía que en esta vía, considerada la columna vertebral del desarrollo de Sonora, se encuentran ubicadas seis casetas de cobro operadas por la compañía Operación y Conservación de Autopistas Concesionadas S.A. de C.V. (OCACSA) que en el año 2002, mediante licitación pública, fueron contratados por Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), por cuenta del Fideicomiso de Apoyo para el Rescate de Autopistas Concesionadas (FARAC), para operar esta autopista que se compone por un paquete de 6 casetas de peaje, en una distancia de 605 Kms. de los cuales 459 Kms. son considerados actualmente como “de cuota”, en el Estado de Sonora.

No obstante, en cuatro de estas casetas de peaje –conocidas como C2 “Hermosillo”, C4 “Esperanza”, C5 “Fundición” y C6 “La Jaula”- no existen vías alternas para los usuarios de la Carretera Federal 15, incluso obliga a los residentes de Navojoa, Ciudad Obregón y Hermosillo a pagar forzosamente estas cuotas para entrar y salir de sus localidades, violando con ello su derecho constitucional a la libertad de tránsito. (Miércoles 21 de Mayo de 2014 Gaceta: LXII/2spr-4/47573)

Sin embargo, las casetas siguen ahí. No hay indicios todavía sobre si el nuevo gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador cambie las reglas del juego, aunque el delegado Javier Hernández acota que la carretera está concesionada y el acuerdo está vigente.

Más allá de Sonora

La autopista Estación Don Nogales es parte de la Carretera Federal 15D, o Carretera Internacional México 15 o Carretera México-Nogales que es una Autopista de cuota que recorre gran parte de México, desde la frontera con los Estados Unidos en Nogales, Sonora hasta México, D.F., siendo de las más importantes del país, tiene una longitud de 1652 km.

La carretera federal 15 D recorre los estados de Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Estado de México y Ciudad de México, forma parte del corredor CANAMEX, un corredor comercial que se extiende desde México hacia el norte a través de los Estados Unidos hasta la provincia de Alberta en Canadá.

Las autopistas y carreteras de acceso restringido son parte de la red federal de carreteras y se identifican mediante el uso de la letra “D” añadida al final del número de carretera.

Estación Don – Nogales
Longitud = 697 KM
Nogales
Ímuris – Entronca con la Carretera Federal 2
Magdalena de Kino
Santa Ana – Entronca con la Carretera Federal 2
Benjamín Hill
Hermosillo – Entronca con Carretera Federal 14 y Carretera Federal 16
Guaymas
Empalme
Vicam
Esperanza
Ciudad Obregón
Navojoa
Estación Don

La carretera ¿interminable?

La razón por la que las apuestas en contra de que el gobierno federal cumpla con la promesa del Presidente Enrique Peña Nieto de entregar la obra completa antes de entregar la banda al nuevo presidente es la historia sin fin de las rehabilitaciones de la rúa.

Actualmente hay 30 desviaciones, de las cuales 14 se encuentran en el tramo de Nogales a Hermosillo. Con una salvedad: que estas desviaciones se transita ya sobre el cuerpo modernizado, de 10.5 metros de ancho y es mínimo lo que es de asfalto, justifica el delegado de Comunicaciones.

Explica: “No es lo mismo hacer un carretera a campo traviesa, desmontando terreno, que hacerla transitando alrededor de entre 10 mil y 13 mil vehículos”.

El funcionario federal indicó que en el proceso de modernización han participado 136 empresas entre consorcios constructores, empresas de laboratorios de control de calidad, empresas supervisoras, verificadoras de control de calidad, dos coordinadoras de proyecto, cuerpo técnico de SCT.

Entre esas empresas, se cuenta a las empresas sonorenses Compañía Constructora Más, de Navojoa, así como Gluyas Construcciones y Tecnoasfaltos y Terracerías, estas dos últimas de Hermosillo, al igual que Exploraciones Mineras del Desierto-San Luis Río Colorado.

Deja un comentario