Tensión, desacuerdos y gobernabilidad para Sonora

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

Se sintió y en serio el rechazo a la figura de Miguel Pompa Corella como secretario de Gobierno en Sonora este jueves, el pretexto fue la reunión llevada y traída que la gobernadora buscó sostener con los presidentes municipales electos, a la que usted ya sabe asistieron solamente 54 de los 72.

La razón de fondo fue precisamente que los integrantes de la Coalición Juntos Haremos Historia, que incluye a los emanados de Morena, el PT y el PES, simplemente no quieren ir ni a la esquina con el funcionario, responsable de la política interna en Sonora, a quien responsabilizan de las campañas negras durante la contienda electoral, del albazo legislativo ocurrido apenas el 6 de agosto pasado y de una serie de intentonas de acotar y amarrarle las manos a los mismos alcaldes que asumirán el cargo el próximo 16 de septiembre.

Mire el asunto no es menor, la gobernadora Claudia Pavlovich anunció desde el día después de las elecciones que se realizarían una serie de modificaciones en su gabinete de gobierno y muchos dimos por descontado que uno de los primeros cambios, sería precisamente el de Miguel Pompa, por el simple hecho de que ya no encaja en la lógica del nuevo equilibrio de poderes.

La gobernadora Pavlovich incluso ofreció un mensaje esta misma semana en el que manifestó que el PRI y por tanto sus gobiernos (incluido el suyo, quiero pensar) necesitan cambiar y adaptarse o morir, y quiero suponer que ella desea dar los pasos en ese sentido, y establecer condiciones de gobernabilidad en su administración, logrando cercanía con las administraciones emanadas de Morena y enfrentar el proceso de la cuarta transformación de México, pues literalmente está rodeada de gobiernos municipales, gobierno federal Congreso de la Unión, Senado y Congreso del Estado con mayoría morenista por lo que debe asumir esa condición, si realmente desea transitar de manera tranquila la segunda parte de su mandato.

El jueves durante la reunión con alcaldes emanados del PRI, el PAN, MC y otros partidos, la gobernadora aseguró que el proceso político electoral ya pasó y que no existe una lucha por el poder presente, y ahí sí creo que se equivoca en la lectura, esa lucha por el poder está más presente que nunca, precisamente porque el ejercicio que hace un día sí y el otro también el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es fijar su proyecto de país y apuntalar los cambios y cómo será el modelo de nación que operará este sexenio que se asoma, pero también le da forma a su proyecto transexenal, que busca inaugurar para México una nueva etapa, en la que algunos priistas tienen cabida, sí solo sí acaban de entender que las cosas ya cambiaron y que el ejercicio del poder sigue un nuevo formato.

Me queda muy claro que la gobernadora está defendiendo sus espacios y que busca de alguna manera preservar su margen de maniobra, sin embargo no creo que la estrategia de escuchar a los rudos de su gabinete y mantenerlos como la fuerza dominante, sea lo más inteligente que puede hacer en este momento, yo me inclinaría por pensar que hacerle caso a los técnicos, que van por una línea de acuerdos y conciliación es lo más sabio que se puede hacer en este momento, y eso incluye dar el paso a modificar su equipo de gobierno prescindiendo de personalidades tóxicas para su administración, como es en este momento el caso de Pompa Corella y algunos otros funcionarios de primer nivel.

Mire usted podrá decir que la ausencia de 18 alcaldes de un total de 72 no genera desequilibrios, claro esto resulta así si se hace una evaluación cuantitativa, pero cuando nos vamos a observar que municipios faltaron y el peso especifico que estos tienen en la lógica de la gobernabilidad me entenderá lo que le quiero decir.

Sonora es un estado muy diverso, con población rural y urbana, con puertos y fronteras, pero si usted le quita Hermosillo, Cajeme, Nogales, San Luis Río Colorado, Navojoa, Guaymas, Empalme, Agua Prieta y Caborca, se va a quedar sin un buen pedazo de la población del estado, y a eso me refiero cuando le digo que la gobernadora está rodeada de administraciones de Morena, con las que tendrá que aprender a convivir hasta el final de su mandato.

***

Por cierto de muy alto impacto en la ecuación que le platico cómo quedará finalmente integrado el Congreso de la Unión en sus dos cámaras, pues de 500 diputados que tiene la Cámara de Diputados 308 corresponden a la alianza legislativa del Morena, PT y PES, con 191 del partido fundado por López Obrador, 61 del PT y 56 del PES; en en segundo lugar está la alianza establecida por los partidos de Por México al Frente, con 81 legisladores del PAN, 27 del Movimiento Ciudadano y 21 del PRDy en tercer lugar viene Todos por México, con 45 legisladores del PRI, 16 del Partido Verde y 2 del Panal, lo que significa que en estos momentos la primera fuerza como sabemos es Morena, seguida del PAN, en tercer lugar el PT y hasta el cuarto lugar el PRI.

En lo que toca al Senado la ecuación es similar, Juntos Haremos Historia tiene 69 de 128 legisladores, lo que representa mayoría absoluta, con 55 de Morena, 8 del PES y 6 del PT, le sigue Por México al Frente con 23 del PAN, 8 del PRD y 7 del MC, y en tercer lugar está Todos por México, con 14 del PRI, 6 del PVEM y 1 del Panal. En este caso la correlación de fuerzas pone en primer lugar a los morenistas, seguidos del PAN en segundo lugar y del PRI en un lejano tercer lugar; todo esto resuelto y ya formalizado de manera irrevocable por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

A lo que me refiero es que no es necesario ir muy a fondo en el análisis para entender que el PRI y sus gobiernos lo perdieron todo y que lo mejor que pueden hacer es negociar y tomar acuerdos a fin de garantizarse gobernabilidad.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario