La mano pesada de Alfonso Durazo

La defenestración de Jaime Moreno Berry como comisionado político nacional del PT en Sonora comenzó a cocinarse desde el domingo antepasado.

 

Ese día se reunió el Consejo Político Estatal del PT y solicitó deslindarse del Partido del Trabajo. Los motivos eran claros: en los días previos, Moreno Berry había desplegado un inusual activismo en Hermosillo, Guaymas, Cajeme y otros municipios del estado, exigiendo cargos en los nuevos gabinetes.

 

En política, como en otras actividades de la vida, en el pedir está el dar. Y Moreno Berry lo pidió echando por delante la algarada de que sin el PT Andrés Manuel y Morena no hubieran obtenido los triunfos tan sonados del primero de julio; también declaró que la coalición “Juntos haremos historia” era de corte electoral y había llegado a su fin tras la jornada del primer domingo de julio. En una mesa de periodistas, también dijo que en el Congreso apoyarían a Morena en algunos temas, pero estarían en libertad de apoyar a otras bancadas si así lo consideraban pertinente.

 

Trascendió también que, una vez que Jaime Moreno Berry quedó fuera del Congreso, a donde aspiraba llegar por la vía plurinominal

 

Eso levantó muchas antenas en Morena, hasta que el domingo 26 de agosto, el CPE solicitó el deslinde.

 

La negociación se dio en las alturas. Alfonso Durazo habló con el dirigente nacional del PT, Alberto Anaya, y éste a su vez le comunicó el asunto al sempiterno dirigente estatal, pero Moreno Berry no lo aceptó, acordando desde el altiplano, removerlo junto a toda su comitiva. Allí va incluido Miguel Ángel Haro Moreno, mejor conocido con el remoquete de Kung Fú Panda.

 

De hecho en Morena nunca hubo una relación armónica con ellos. Se masticaban, pero no se tragaban. Hasta que el asunto explotó y les pasaron la guillotina.

 

La negociación entre Alfonso Durazo y Alberto Anaya incluyó el relevo de Ana Gabriela Guevara en la Comisión Política Estatal del PT en Sonora, lo cual plantea otros problemas de logística y de política, y de todo ello fue informado el mismo Andrés Manuel.

 

De logística, porque Ana Gabriela es diputada federal electa y será nombrada comisionada nacional del deporte en el gabinete ampliado de Andrés Manuel López Obrador y tendrá que multiplicarse para atender asuntos en ambas responsabilidades. Y políticas, porque Ana Gabriela ya levantó la mano rumbo al 2021 para disputar la gubernatura del estado.

 

Jaime Moreno Berry declaró recientemente que la apoyará con todo en esa empresa y ha pretendido hacer creer que él fue parte activa en la negociación, acaso para no proyectar un escenario de ruptura y seguir negociando posiciones para los suyos, una tarea en la que no le ha ido del todo bien.

 

Claro que, como primero es la familia, ya consiguió que en el gabinete ampliado de Célida López en Hermosillo, se incluya a su hijo Alejandro Moreno, que actualmente se desempeña como bombero, en la titularidad de la Dirección General de Inspección y Vigilancia. Ahí saquen sus conclusiones.

 

Este lunes a las siete de la madrugada, la velocista nogalense ofrecerá una rueda de prensa en la que seguramente abordará estos temas.

 

Por lo pronto, los dolores del parto siguen causando problemas en Morena y sus aliados, y ello se verá con mayor claridad una vez que comiencen a operar como gobierno en los municipios y como mayoría en el Poder Legislativo.

 

Y son temas de plazo más largo, relacionados con el 2021, y que tienen que ver con la sucesión gubernamental.

 

Hasta hace unas semanas, no había ninguna duda de que el candidato natural de Morena a la gubernatura de Sonora era Alfonso Durazo Montaño, pero la inclusión de Ana Gabriela Guevara, y eventualmente, si desempeña un buen trabajo en la alcaldía de Hermosillo, Célida López Cárdenas le pueden hacer sombra.

Por cierto, en todo este proceso no pierdan de vista a un personaje llamado Ramón Flores, ex alcalde panista de Arivechi y operador de campañas electorales durante el padrecismo. Él llegó a Morena en aquella migración que se dio en mayo de 2017 y entre los que venían Jesús María “Chuma” Martínez, Raúl “El Pollo” Castelo, Rafael Vidrio, Manuel Rivera, Francisco Salazar Cocoba, entre otros.

 

Algunos no fueron acogidos del todo bien en Morena y buscaron mantenerse en la coalición, pero más cerca del PT, como es el caso de Ramón Flores, que está convertido en uno de los operadores de Ana Gabriela Guevara.

 

En fin, esto se pone cada vez más interesante.

 

II

 

Y como no todo es grilla, nueve jóvenes sonorenses se hicieron acreedores a una beca para continuar estudios de especialización en China; beca que incluye colegiatura, hospedaje, seguro médico y manutención.

 

El tema no es menor. Durante seis semanas, el CEO de la empresa China Campus Network México y América Latina, Andrés Díaz Bedolla recorrió 15 estados de la república promoviendo este proyecto en el que aplicaron 600 estudiantes, pero solamente se otorgaron 32 becas, nueve de ellas a estudiantes sonorenses.

 

La gobernadora Claudia Pavlovich anunció estos apoyos que se dan a través del Instituto de Crédito Educativo, a los jóvenes seleccionados tras una convocatoria que fue lanzada por la Fecanaco y la Canaco-Hermosillo. Los jóvenes son originarios de Hermosillo, Nogales, Navojoa y Ciudad Obregón.

 

Yazmina Anaya Camargo, directora del Instituto de Crédito Educativo detalló que este programa “Estudia en China” se lleva a cabo por primera vez y se pretende aplicar durante los próximos cinco años.

 

III

 

 

Los bloqueos registrados la semana pasada por parte de trabajadores sindicalizados del ayuntamiento de Hermosillo no volverán a repetirse, luego de una negociación en la que Angelina Muñoz Fernández pudo desactivar las amenazas de repetirle la dosis, no a la comuna, sino a los miles de automovilistas que se vieron afectados en sus actividades cotidianas con esos bloqueos.

 

La alcaldesa pudo desactivar las protestas, tras llegar a un acuerdo con las huestes de Salvador Díaz Holguín, que reclamaban el pago de un bono de puntualidad atrasado, la entrega de uniformes, entre otras demandas, frente a las cuales el Ayuntamiento se encontraba entre la espada del sindicato y la pared de la crisis financiera de final del trienio.

 

Durante dos días, los trabajadores bloquearon algunos de los principales cruceros en el centro de la ciudad, particularmente el de Transversal y Rosales, que es el segundo más transitado de Hermosillo (después del de Solidaridad y Rosales), provocando caos vial y el enojo de miles de hermosillenses.

 

El acuerdo consistió básicamente en cubrir el monto de lo solicitado, entregando al sindicato 500 mil pesos diarios a partir de este lunes, garantizando antes el pago de nómina y la operatividad de servicios públicos.

 

Para los hermosillenses, lo bueno fue que se desactivan las amenazas de nuevos bloqueos y para los sindicalizados, el compromiso de la alcaldesa de que recibirán sus percepciones antes de que termine la actual administración, con lo que por cierto le quita un pendiente más al gobierno que entrará en funciones el ya muy próximo 16 de septiembre.

 

Ahora sólo falta que se cumplan los acuerdos, porque la advertencia del líder sindical quedó latente y si para este lunes no se paga el primer abono, aseguró que volverían con sus movilizaciones.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

Deja un comentario