Doblan las manos concesionarios, vuelven a prestar el servicio de transporte urbano en Sonora

por Demian Duarte

Los concesionarios del transporte urbano en Sonora, agrupados en Sictuhsa, decidieron regresar a prestar el servicio, luego de que las autoridades estatales advirtieran que no están dispuestas a ceder a sus chantajes y que incluso se iniciaría con la cancelación de concesiones.

José Luis Gerardo Moreno, quien es representa de esa sociedad integradora del transporte, manifestó que se trató de un acto de reflexión a favor del ciudadano, pues durante el paro que se sostuvo únicamente el martes 4 de septiembre, los dueños de las concesiones pudieron apreciar las dimensiones del daño que se le estaba haciendo a la ciudadanía.

La gobernadora Claudia Pavlovich manifestó en entrevista durante el paro, que no permitiría que los concesionarios ahorcaran al gobierno del estado con un chantaje y un capricho, en reclamo de tarifas injustas que serían insostenibles para el usuario.

A su vez, Carlos Morales Buelna, director del Transporte en el estado de Sonora señaló que habría capacidad para mantener el operativo de emergencia, que se sustento en camiones especializados, taxis y otros vehículos que trasladaron a los usuarios ante el paro camionero.

En ese sentido reiteró que la única tarifa autorizada es de 8 y 9 pesos y que quien cobre 11 pesos como se ha manejado incurrirá en ilegalidad y podrá cancelársele la concesión.

Morales Buelna resaltó que dentro de las acciones legales que inició la dependencia a su cargo a través del FEMOT, fue una notificación de rescisión anticipada de contrato con la empresa concesionaria Sictuhsa, por tener adeudos e incumplimientos, la cual se negaron a firmar en principio argumentando que no estaba el representante legal, finalmente ante notario fue entregado el documento.

A través de redes sociales José mis Gerardo Moreno, director dude Sictuhsa, manifestó que es por consideración a los usuarios del transporte y debido a la casi nula respuesta de las autoridades de entablar una mesa de negociación, que se decidió renadar el servicio de transporte.

“Esto no implica que dejemos de luchar porque se respete el derecho que todos tenemos a un trabajo bien remunerado, siempre balanceado con el derecho del usuario a tener un transporte digno y confiable”, anotó.

La solución —apuntó— no es dejar que los taxis se aprovechen y que las patrullas den raite mientras el verdadero servicio decae, las patrullas dejan de vigilar y la gente tiene que pagar más. Esto solo demuestra que el gobierno prefiere hacer las cosas peor antes que solucionar la situación, sin importar el usuario, ni nadie.

Gerardo Moreno hace un llamado a sumar voluntad de todos para lograr el transporte que Sonora merece.

 

 

 

Deja un comentario