Las nuevas rutas del dinero

Mensajes

Gilberto Armenta

La conciencia de un hombre, como una línea de advertencia en la carretera, le dice lo que no debe hacer. Pero no le impide hacerlo. Frank Howard Clark

Durante los últimos años, investigar las rutas del dinero público se ha convertido en algo más que un propósito jurídico. Es una fijación. Una especie de vicio. Todo un arte. Y en esa cruzada, están involucrados un ciento de perfiles, de toda naturaleza.

Programadores informáticos, abogados, contadores, técnicos especialistas y administradores. Investigadores tan versátiles que hoy pueden hablar con el directivo de una dependencia o empresa, y mañana con su mucama.

En el proceso de la investigación llegan a apilarse miles de legajos, y también archivos electrónicos. Videos, imágenes, audios. Todo lo necesario para llegar al fondo de esa investigación.

¿Y sabe que es lo sorprendente? Esa investigación la puede realizar usted. ¡Si, usted! Esta permitido por la ley, ni un solo órgano del poder judicial le puede impedir averiguar por el destino y uso de los impuestos que paga. Hay reglas, si, pero si las sigue, su barco llegara a buen puerto.

No necesita ser auditor de gobierno, ni policía ni periodista. Basta su valor cívico para hacerlo.

Y mire, las redes sociales se han convertido en la base de datos universal más completa. La CIA y el FBI en los Estados Unidos la consultan a diario. La PGR y el Cisen en México también. Agencias ministeriales y el Ejercito. Y esa misma información la tiene usted a la distancia de un clic desde su casa. ¿Alguna vez se ha atrevido a utilizarla?

Por otro lado, los procesos legales que hoy en dia establecen los órganos de gobierno, han facilitado enormemente la tarea de investigar y documentar. Lo que ayer se hacia fuera de libreta, hoy es un proceso avalado por las leyes anti corrupción, de acceso a la información y de transparencia. Lo que antes llevaba meses establecer, ahora son procedimientos diarios y en tiempo real, ejecutados desde varias oficinas al mismo tiempo.

Todo lo anterior tiene actualmente a varios ex gobernantes y sus funcionarios en las mazmorras. Y a una centena más de sus colaboradores bajo constante investigación. Amparados, presentados, en espera de juicio. Con órdenes de aprehensión. Exiliados y asustados es como ahora viven aquellos ex funcionarios, de los tres niveles de gobierno, que se les ocurrió hacer lo que no debían, solo porque pudieron hacerlo.

Sonora, tanto por sus niveles de investigación e integración de carpetas, como por los de adjudicación de responsabilidades, está convertido en punta de lanza en ese tema. Muchos no lo creen, ni lo consideran ni lo aceptan, aunque vayan perdiendo la batalla.

Sumado a las investigaciones oficiales, están las colaboraciones de ciudadanos cada vez más comprometido con la exigencia para que, del partido que sean, los políticos hagan mejor su trabajo.

Alcaldes y sus cabildos, diputados locales y sus equipos, están a punto de tomar protesta como los unos y los otros. Cuando topen de frente con los procedimientos de gobierno, darán un paso atrás para asimilar la gigantesca responsabilidad a la que serán sometidos.

Ya no se puede cometer un solo error. Cualquier firma, autorización, orden o instrucción, o disposición de recursos públicos y sus asignaciones, podría acarrearles responsabilidad jurídica si se equivocan en una coma, en un cero o en una sola letra.

Aquellos que lleguen con la idea de que es su gran y primeriza oportunidad, toparan de frente contra la pared. En los tres niveles de gobierno estarán quienes habrán de observarlos con agudeza, con desconfianza y severidad. Pero los ciudadanos libres serán los mas duros en esa tarea.

El espectro para seguir las rutas del dinero es tan amplio, que será difícil no saber el destino final del más mínimo centavo. Los enriquecimientos inexplicables serán tan obvios, que bastara con darle una “esculcada” al perfil de cualquiera en sus redes sociales, y estas hablarán solas.

El gobierno del estado va por su segunda cuenta pública con cero observaciones. Y para que usted lo entienda, esas observaciones están enfocadas en demostrar fehacientemente, el destino de cada peso que viene de la federación. No permitirá que un solo ayuntamiento le tire por la borda ese esfuerzo de trabajo.

¿Podrán los que llegan mantenerse a la altura? Tendrán que hacerlo. En juego está ni más ni menos que su libertad y tranquilidad. Se elevan odas para que así suceda.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34

Deja un comentario