Brinda IMSS Sonora atención especial a menores embarazadas

por Leonardo Rodríguez

Debido a los riesgos que implica un embarazo adolescente, el IMSS Sonora así como el sector Salud en General ofrecen una serie de cuidados especiales para las madres primerizas, en el que se contempla el trabajo de especialistas en embarazos de esta naturaleza y la asesoría de una enfermera prenatal, informó Ariadna Judith Torres Pedroso.

La coordinadora de Educación e Investigación en Salud de Hospital de Ginecopediatría del Seguro Social en esta capital explicó que todo embarazo en adolescentes se considera un embarazo de alto riesgo, por lo que las prioridades son mantener a salvo a la menor, informándola sobre los factores que pueden poner en riesgo su vida o la de su bebé.
“Envían a esta niña a un segundo nivel de atención para que sea tratada durante todo el embarazo por un especialista y aparte acuden a un consultorio con una enfermera que se llama enfermera prenatal, esto para poder orientar a la nueva mami sobre muchos factores que pueden desencadenar la muerte materna”, detalló.
Los embarazos en adolescentes, comentó la especialista generan enormes riesgos, toda vez que de acuerdo a las estadísticas las menores embarazadas tienen 4 veces más probabilidades de muerte en el embarazo, mientras que los hijos de madres adolescentes tienen un 50% de probabilidades de muerte por afecciones desarrolladas en la etapa neonatal que los productos de mujeres adultas.
De igual manera, la doctora indicó que se contempla la posibilidad de seguimientos para los casos de menores embarazadas tras su egreso, pues se requiere de atención psicológica y social para las madres.
Torres Pedroso comentó que se requiere de una atención reforzada por múltiples centros de especialidad, es decir, que desde otras ramas se apoye a las menores para obtener un desarrollo psicosocial óptimo, toda vez que la mayoría de las madres adolescentes salen de su dinámica social convirtiéndose en personas completamente dependientes de su familia nuclear al dejar estudios y actividades laborales.
Estas niñas tienen que ser tratadas de una manera multicéntrica, tienen que ser abordadas con psicología y trabajo social para ver cómo es la familia y el entorno social, debería de haber un seguimiento, hay algunos planes dentro del IMSS para apoyar a las adolescentes y también hay jornadas de información a las escuelas y preparatorias.
La Coordinadora de Educación e Investigación en Salud agregó que la prevención también es fundamental, por lo que de manera constante se realizan jornadas de prevención en escuelas, así como en los módulos de información con los que cuenta el IMSS, donde los menores con una vida sexual activa pueden acudir para solicitar un método anticonceptivo, esto con o sin conocimiento y consentimiento de padres o tutores.

 

 

Deja un comentario