Moody’s baja la calificación de los bonos del NAIM: advierte un mayor riesgo de incumplimiento

La calificadora bajó hoy la calificación de los bonos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM) debido a la decisión de la cancelación de la obra en Texcoco. La nota asó de Baa3 a Baa1 y quedaron cerca del grado “especulativo”

La agencia calificadora Moody’s Investors rebajó hoy la calificación de los bonos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM) debido a la decisión de la cancelación de la obra en Texcoco.

La nota pasó de Baa3 a Baa1 y quedaron cerca del grado “especulativo”. El número asignado por la agencia a las notas va del 1 al 3, donde 3 es mejor y 1 es peor.

La acción de calificación de hoy resulta del anuncio de que el nuevo gobierno mexicano que asumirá el cargo el 1 de diciembre de 2018 no continuará con la construcción del Nuevo Aeropuerto”, señaló Moody’s.

Moody’s indicó que “si bien los siguientes pasos después de esa decisión no nos quedan claros en este momento, los riesgos de un evento de incumplimiento bajo el contrato de las notas han aumentado”.

La calificadora también observó que, como resultado de la decisión de cancelar las obras del nuevo aeropuerto en Texcoc, “el crecimiento anticipado de los ingresos que serviría a los Bonos a través de los ingresos de la Tarifa de Uso del Aeropuerto (TUA) en los próximos cinco años se ha reducido sensiblemente”.

La colocación de la calificación a la rebaja refleja el incertidumbre en torno a las próximas decisiones que el gobierno entrante tendrá que tomar con respecto a la nueva concesión aeroportuaria otorgada al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y sus posibles implicaciones para tenedores de nota, destacó el informe de Moody’s.

Moody’s nota que la aplicación de la decisión del gobierno entrante sobre la concesión puede no ocurrir hasta después del 1 de diciembre, momento en el cual anticiparía tener acceso a un plan integral”, detalló la calificadora.

Los precios de los bonos mexicanos se debilitaron este lunes después de que se rechazó continuar con construcción de un nuevo aeropuerto, de acuerdo con IFR, un servicio de noticias de Refinitiv.

El bono 2028 al 3.875 por ciento, uno de varios papeles emitidos para financiar el proyecto de 13 mil millones de dólares, se ofrecía hasta en un mínimo de 80.25, de acuerdo con un banquero consultado por IFR citado por la agencia Reuters.

4′
Moody’s baja la calificación de los bonos del NAIM: advierte un mayor riesgo de incumplimiento
DINERO 29 Oct 2018
SINEMBARGO
MOODYSCALIFICADORASNAIM
La calificadora bajó hoy la calificación de los bonos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM) debido a la decisión de la cancelación de la obra en Texcoco. La nota asó de Baa3 a Baa1 y quedaron cerca del grado “especulativo”

La agencia calificadora Moody’s Investors rebajó hoy la calificación de los bonos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM) debido a la decisión de la cancelación de la obra en Texcoco.

La nota pasó de Baa3 a Baa1 y quedaron cerca del grado “especulativo”. El número asignado por la agencia a las notas va del 1 al 3, donde 3 es mejor y 1 es peor.

“La acción de calificación de hoy resulta del anuncio de que el nuevo gobierno mexicano que asumirá el cargo el 1 de diciembre de 2018 no continuará con la construcción del Nuevo Aeropuerto”, señaló Moody’s.

Moody’s indicó que “si bien los siguientes pasos después de esa decisión no nos quedan claros en este momento, los riesgos de un evento de incumplimiento bajo el contrato de las notas han aumentado”.

La calificadora también observó que, como resultado de la decisión de cancelar las obras del nuevo aeropuerto en Texcoc, “el crecimiento anticipado de los ingresos que serviría a los Bonos a través de los ingresos de la Tarifa de Uso del Aeropuerto (TUA) en los próximos cinco años se ha reducido sensiblemente”.

La colocación de la calificación a la rebaja refleja el incertidumbre en torno a las próximas decisiones que el gobierno entrante tendrá que tomar con respecto a la nueva concesión aeroportuaria otorgada al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y sus posibles implicaciones para tenedores de nota, destacó el informe de Moody’s.

“Moody’s nota que la aplicación de la decisión del gobierno entrante sobre la concesión puede no ocurrir hasta después del 1 de diciembre, momento en el cual anticiparía tener acceso a un plan integral”, detalló la calificadora.

Los precios de los bonos mexicanos se debilitaron este lunes después de que se rechazó continuar con construcción de un nuevo aeropuerto, de acuerdo con IFR, un servicio de noticias de Refinitiv.

El bono 2028 al 3.875 por ciento, uno de varios papeles emitidos para financiar el proyecto de 13 mil millones de dólares, se ofrecía hasta en un mínimo de 80.25, de acuerdo con un banquero consultado por IFR citado por la agencia Reuters.

El precio es aproximadamente cuatro puntos menos que su cotización del viernes, según datos de MarketAxess, y se suma a una caída previa a la consulta que terminó el domingo.

¿QUÉ ES UN BONO?

Un bono es un título que representa el derecho a percibir un flujo de pagos periódicos en un futuro a cambio de entregar, en el momento de su adquisición, una cantidad de dinero.

Dicho título puede ser emitido o “colocado” por un gobierno nacional o estatal, un municipio o una empresa, con la finalidad de financiarse, y representan una deuda para quien lo emite.

Al emitirlos se especifica el monto, la moneda, el plazo, el tipo de interés que devengarán (fija o variable), la fecha y las condiciones de su reembolso.

Un bono se compone por tres partes:

-El Principal: es el monto que se indica en el bono. Es decir, es el valor nominal del bono y es la cantidad que se tiene que pagar al inversionista al vencimiento del bono.

-El cupón: representa el interés que paga el bono. Se paga en periodos determinados previos al vencimiento.

-El plazo: representa el periodo de vigencia del bono.

Existen tres tipos de bonos:

-Bonos a tasa fija: la tasa de interés está prefijada y es igual durante toda la vida del bono.

-Bonos con tasa variable: la tasa de interés que se paga en cada cupón es distinta ya que está en función a una tasa de interés de referencia como la libor. También pueden ser bonos indexados con relación a un activo financiero determinado.

-Bonos cupón cero: no existen pagos periódicos, por lo que el capital se paga al vencimiento y no pagan intereses, por lo que su rentabilidad deriva de la diferencia entre el precio de adquisición y el precio de reembolso del bono.

Vanguardia

Deja un comentario