El voto del Congreso y la Fiscal

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

Para este jueves se espera el nombramiento de un Nuevo Fiscal General del Estado, una decisión trascendental para el estado, y puede venir en 2 sentidos.

Por una parte que se vote por mayoría a uno de los 3 perfiles postulados por la gobernadora Claudia Pavlovich que son Claudia Indira Córdova Contreras, Jesús Gabino Cabanillas Herrera y Rafael Ramírez Leyva.

De acuerdo con la Constitución, se requiere que dos terceras parte del congreso, es decir 22 de 33 diputados se pongan de acuerdo para seleccionar a uno de los 3, lo que daría las condiciones para que tener nuevo fiscal para los próximo 9 años.

El detalle es que corren apuestas al respecto y los momios corren 2 a 1 respecto a que no habrá condiciones, porque es demasiado pedir que Morena, el PT, el PES, el Movimiento Ciudadano y el PAN se alineen con la candidata favorita del gobierno que es Claudia Indira Contreras.

Se han mandado señales de que el PT y el PES irían de acuerdo y sumarían fuerzas con el PRI; el Panal y el PVEM. Es decir que esto daría 16 votos a favor, contra 17 que suman los 10 diputados de Morena, los 3 independientes que quieren afiliarse a la bancada morenista, los 3 del PAN y 1 del MC.

Y aunque se dice que en Morena hay votación dividida, pues 5 de los legisladores estarían pensando en votar con la propuesta de la gobernadora, la verdad es que nadie los da por seguros, de hecho el diputado Luis Armando Colosio, ha estado trabajando por lograr la suma de 7 diputados morenistas, incluido él mismo a favor de esa causa, sin embargo la tendencia normal de los legisladores de la anárquica bancada morenista es la de ir contra el sistema, por lo que nadie los da por seguros, en pocas palabras lo están pensando, pero no se han comprometido con esa causa.

En el otro extremo los diputados del PAN, que coordina Gildardo Real Ramírez, le están pidiendo al gobierno de Sonora que a cambio de sus 3 votos, les entreguen la cabeza de uno de los 2 vicefiscales que ellos ven como sus enemigos, es decir Odracir Espinoza Fiscal Anticorrupción Pedro Pablo Chirinos, fiscal especializado en delitos electorales, a quienes han señalado como persecutores de la oposición, en especial del panismo, por lo que piden que entren en el paquete de los cambios y que junto a la nueva fiscal, se nombre al sustituto de ambos, o al menos uno de los 2.

Y claro está el voto de María Dolores del Río, a quien no se le puede paquetear con los diputados de Morena, ni tampoco se le puede incluir con los panistas, ya que ella misma trae una bandera de lucha contra la corrupción desde los espacios ciudadanos, por lo que ve el nombramiento del nuevo fiscal como una oportunidad para posicionar sus argumentos.

Lo curioso es que el escenario 2, que implica que la gobernadora Pavlovich ejerza su facultad de designación, una vez que el Poder Legislativo sea capaz de tomar un acuerdo y que está previsto por la misma Constitución, conduce al mismo destino, es decir que la gobernadora pueda nombrar a la persona que ya perfiló y que ha estado negociando con los diputados en estos días para que sea la nueva fiscal.

Sin embargo el gobierno de Sonora no quiere cargar con el problema de que la nueva fiscal no esté legitimada por un acuerdo del Congreso, pues esto representaría un tache en el historial de su designación y le restaría legitimidad, y por eso es que todo el miércoles se cruzaron llamadas del Secretario de Gobierno Miguel Pompa Corella con los coordinadores parlamentarios, con los diputados del MC y los 3 independientes a fin de convencer a los más posibles para la causa de Claudia Indira Córdova.

De hecho desde la Ciudad de México el diputado Colosio también trabajó fuerte con los legisladores de su bancada a fin de mantener el amarre y convencimiento de votar por Claudia Indira.

Sin embargo hasta el cierre de esta columna, no había nada seguro respecto al voto del Congreso, por lo que ambos escenarios, es decir la selección por mayoría absoluta o incluso por unanimidad de parte de los diputados, o bien el de una designación directa de parte de la gobernadora Pavlovich eran opciones que seguían sobre la mesa.

Habrá que ver los acuerdos y sobre todo asimilar cómo se está operando desde Palacio de Gobierno y si los diputados de la indómita bancada morenista ya entraron en el aro y están en la lógica de las negociaciones y el acuerdo.

***

Padresismo Reloaded

Usted debe saber que Ernesto Munro Palacios ganó de manera inesperada la elección interna del PAN, por un estrecho margen de 3 mil 402 votos frente a 3 mil 87 de Jesús Ramón Díaz Beltrán.

De hecho las cosas en la elección panista entraron al borde del sospechosismo y la operación nada quirúrgica para favorecer al candidato de Puerto Peñasco sobre el capitalino, y se entiende, porque los que jugaron con Munro no son otros que los mismos padrecistas de siempre.

Imagínese a Roberto Romero, Agustín Rodríguez, Teresa Lizárraga, Lisette López Godinez, Javier Dagnino, Alejandro López Caballero, Adrián Espinoza, Javier Neblina y otros ilustres panistas planteándose la idea de jugar limpio.

Obviamente ese escenario no es imaginable y ya se observa en el escenario que no fue otro que el presidente en funciones del blanquiazul, David Galván Cazares, quien les abrió la puerta y les permitió operar la elección para favorecer a Munro.

Al final Jesús Ramón Díaz está determinado a impugnar el resultado, aunque conociendo la naturaleza de estos procesos es razonable decir que su búsqueda será infructuosa y que viene una nueva etapa para el panismo, en la que el padresismo —con todo lo que esto implica— gozará de muy cabal salud, e inicia desde la mañana de este jueves con la entrega de la constancia de mayoría para Ernesto Munro.

La pregunta aquí será ¿De qué servirá un partido de oposición cuestionado y disminuido, en manos de quienes ya en más de una ocasión demostraron que ven a la política como un medio para enriquecerse y no necesariamente para propiciar el bien común?

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario