Hoy bajo la lupa Isssteson, contralor y fiscal anticorrupción

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Este jueves en el Congreso del Estado inicia el proceso de las comparecencias de funcionarios del gobierno de Sonora ante los diputados que integran la 62 Legislatura. Ya la glosa del tercer informe de gobierno parece ser lo de menos, el tema se convirtió en uno de aclarar temas ligados a la gestión de Claudia Pavlovich a uno de pasar las cuentas y entrar de lleno a los asuntos más polémicos que rodean a la administración estatal.

Está previsto que se presenten ante los diputados en primer lugar Pedro Ángel Contreras, director del Isssteson, quien está en el ojo del huracán por la crisis financiera que persiste en esa institución y que no parece tener una solución a la vista, pues en lugar de ceder, en estos 3 años de gobierno y supuesta eficiencia y austeridad no ha hecho más que crecer y ya acumula 900 millones de pesos más que los heredados por Teresa Lizárraga a quien se ha culpado de todos los males del Instituto.

El asunto es que todos parecen tener la culpa, excepto los actuales administradores, sin embargo por más que presentan los esfuerzos denodados que se han hecho por salvar al Isssteson, todo indica que la propuesta es crear una nueva Ley de Pensiones, que sustituya a la que rige actualmente al instituto, pues se dice que con la Ley 38 que rige actualmente la institución enfrenta la bancarrota.

Lo que no dicen es que el gasto del Isssteson en lugar de bajar por medidas de eficiencia ha crecido, y lo ha hecho en el rubro de atención medica, en 41%; 51% en prestaciones económicas y 83% en la administración central, donde se pasó de 222 millones de pesos a 406 millones, lo que refiere al rubro de gastos de nómina de directivos, asesores.

En base a estos aumentos la estructura de gasto del Instituto pasó de 6 mil 134 millones de pesos en 2015 a esos 9 mil millones de la actualidad y es donde uno no se explica donde están las medidas para resolver y remediar de una buena vez la situación de un instituto de seguridad social y servicios para los trabajadores del estado, donde lo primer que debió hacerse es recortar el loco gasto que lo tiene al borde la quiebra, además claro está de las exageradas y abusivas pensiones que se pagan a una casta divina de ex servidores públicos de primer nivel a quienes se les permitió pensionarse con su sueldo, sus compensaciones y bonos, para poder saquear al instituto.

Así que sin duda tendrá mucho que decir y más que explicar el director.

Pero no es el único, después viene Miguel Ángel Murillo Aispuro, el secretario de la Contraloría, quien será duramente cuestionado por la falta de rigor en el manejo de sus responsabilidades, donde a decir de los diputados parece estar más interesado en celebrar que no hay observaciones o que el daño patrimonial bajó a cero en el gobierno de Claudia Pavlovich, que en rascarle a las cuentas y buscar irregularidades o mecanismos sofisticados para sacarle dinero al erario, porque la realidad es que en Sonora la corrupción no termino por arte de magia.

Algo similar enfrentará el tercer invitado de la sesión, Odracir Espinoza, el vicefiscal anticorrupción al que le harán severos cuestionamientos por el papel eminentemente de inquisidor de la oposición que ha asumido, y donde a los priistas no los toca ni con el pétalo de un citatorio o una orden de cateo.

Y mire, es curioso, el papel de Murrillo Aispuro y Odracir Espinoza, porque a nivel nacional no dejan de aparecer escándalos que ligan a Sonora con dispendios, desvío de recursos, actos sospechosos de ser corrupción, como la famosa “Estafa Maestra” o la más reciente “Operación Zafiro”, donde se hacen señalamientos muy graves pues se presume el desvío de 140 millones de pesos del erario público estatal.

Y digo curioso, vinculando a otros que comparecerán durante la siguiente semana, porque estas irregularidades nunca aparecen en las cuentas que se revisan a nivel estatal y deben de ser otras instancias como “Mexicanos contra la Corrupción”, o la Auditoría Superior de la Federación, quienes terminen señalándolas.

Para alivio de los “invitados de honor” del Congreso, el formato no ayudará mucho que digamos a aclarar las cosas, hay espacio para que ellos hagan su presentación, pero muy poco y escaso para que los diputados cuestionen, cada bancada dispondrá de 3 escasos minutos para fijar posicionamientos o hacer preguntas y aunque se sabe que hay 6 grupos parlamentarios en el Congreso del Estado, la verdad es que en esas condiciones no veo como se pueda aclarar nada.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario