Recomiendan proteger a menores de las bajas temperaturas

El cambio de clima y la falta de humedad puede provocar enfermedades respiratorias en menores de edad

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora destaca que, para evitar padecimientos como gripe, bronquitis, y otras enfermedades respiratorias en niños menores de seis años en esta temporada de frío, lo primordial es no exponerlos a cambios bruscos de temperatura.

El neumólogo pediatra del Hospital de Ginecopediatría (HGP) en Hermosillo, Sergio Miranda Gallardo, señaló que al disminuir la temperatura reduce el porcentaje de humedad que hay en el ambiente, lo que reseca el aire que se inhala, dificultando la humificación para el sistema respiratorio y disminuye la producción de mocos, que al final es un mecanismo de defensa en los menores.

“A los niños tenemos que evitar exponerlos a cambios bruscos de temperatura, cuando tratamos de mantenerlos calientitos en casa y los sacamos de manera inmediata al frío para las actividades físicas diarias, esto repercute en su salud”, expresó.

Es importante, explicó, atender los primeros síntomas, principalmente porque existe el riesgo que se presenten algunas otras complicaciones como pueden ser infecciones en garganta, gripes, bronquitis, neumonía, entre otros.

Para evitar esas primeras señales, el especialista recomendó cuidar del aseo personal de los menores, realizar un lavado de manos continuo, bañarlos por las noches y evitar que se duerman con el cabello húmedo.

Detalló que otro factor de ayuda es mantener humificado el sitio en el que se encuentran, antes de salir de casa abrigarlos con lo que ellos se sientan cómodos y agregar a la alimentación frutas ricas en vitaminas A y C, ya que con ello fortalecen su sistema inmune.

Miranda Gallardo resaltó que en caso de presentar algunos síntomas es necesario acercarse para que les realicen una valoración médica pertinente, así como evitar la automedicación, ya que cuando existe una infección de vías respiratorias puede llevar al desarrollo de neumonía, una de las enfermedades que puede crear resistencia farmacológica.

“Si el niño presenta fiebre no necesariamente quiere decir que tenemos que suministrarle antibióticos, por medio de una revisión se tiene que determinar si el proceso de infección corresponde a un virus o bacteria, ya que más del 80 por ciento no requiere de antibióticos” advirtió el especialista del IMSS.

Deja un comentario