Pide Auditor Mayor del ISAF marco legal adecuado para tener mejor resultados en auditorías

por Guillermo Frescas

Ante los cuestionamientos de los legisladores durante su comparecencia, Jesús Ramón Moya Grijalva pidió a los legisladores proveer de un mejor marco legal al ISAF que le permita realizar revisiones más concretas y profundas.

El Auditor Superior del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización dijo que se presentaron a la LXI Legislatura una serie de recomendaciones en términos de ajuste a las actuales normas para poder auditar y revisar las cuentas relativas al manejo de los recursos públicos.
“Podemos construir juntos una estructura que nos permita ir a fondo al combate de la corrupción, que los servidores públicos se conduzcan en integridad y ética”, apuntó.
“No estaría yo parado aquí si no tuviera total libertad para ejercer mis funciones como auditor, yo protesté cumplir y hacer cumplir las leyes, no nos va temblar la mano para establecer responsabilidades, puedo tener amistades en el gobierno, pero eso no limita mi trabajo”, acotó.
El funcionario del ISAF fue cuestionado por los representantes de todas las bancadas, sin embargo fue Ernestina Castro Valenzuela, coordinadora del grupo parlamentario de Morena, la más dura y directa al reprobar la actuación del Auditor Superior.

“Usted no ofrece explicación sobre extrañas bolsas y recursos, es experto en el arte de calificar las cuentas públicas, Morena lo califica y lo reprueba por su falta de compromiso con la correcta aplicación del dinero de los sonorenses. Se le reprueba por obvio, obligado y cómplice”, señaló la diputada.
El diputado del PVEM, Luis Mario Rivera Aguilar preguntó qué aspecto de la Ley tendrían que modificarse a fin de que el ISAF esté en condiciones de revisar a mayor profundidad el uso de los recursos, a lo que Moya Grijalva sugirió tres reformas fundamentales:

“En materia de adquisiciones, si se hace una licitación, el procedimiento marca cumplir con el procedimiento, pero no hay una limitante que diga que cuando no sea conveniente, se debe declarar desierto el concurso, eso hace posible asignar de manera discrecional”.
Para obra pública, que sea obligatorio contar con proyectos ejecutivos y si no son remunerativos para el estado debe declararse desierto, y aclarar porque se dejan fuera a empresas que presentan mejores opciones, eso debe ser obligatorio”, apuntó.
Al inicio de su comparecencia Moya Grijalva comenzó por explicar a los diputados presentes que el ISAF sólo puede hacer lo que le permite la Ley y sus atribuciones no le permiten salir del marco legal y que la cuenta pública 2017 se hizo y revisó en base a auditorías e informes de los órganos de control interno, además de auditorías externas.
Jesús Ramón Moya Grijalva cerró advirtiendo a los servidores públicos que pretendan cometer actos indebidos o de corrupción, desviando los recursos de los sonorenses, que se cuiden, porque el ISAF los va a encontrar.

Deja un comentario