Guardia Nacional y el padrecismo de regreso

Mensajes

por Gilberto Armenta

Decir estrategia es un elogio. Se trata de acciones improvisadas, con unas Fuerzas Armadas que no están preparadas para combatir en teatros de operaciones, sin que se actúe contra la protección de los grupos criminales y sin que se haya hecho algo a largo plazo para la prevención social. Edgardo Buscaglia

Estados Unidos ha encabezado en varias ocasiones y sobre temas distintos y muy particulares, investigaciones por las posibles relaciones de la delincuencia organizada con los tres niveles de gobierno en México, y Sonora no ha sido la excepción en al menos los últimos 20 años. Por eso, el tema de la Guardia Nacional que busca implementar el gobierno entrante a partir del 01 de diciembre ha encendido varios niveles de alerta en los sistemas de seguridad nacional del vecino país, y se han reactivado algunas de esas investigaciones.

Sonora representa para la delincuencia organizada todo un banquete: cultivo y proceso de distintas drogas, almacenamiento y trasiego de estas, operaciones para el lavado de dinero, tráfico de indocumentados, importación ilegal de armas de todos los calibres y el parque para estas, residencia permanente y temporal para estos delincuentes, y todo lo que pueda usted nombrar.

Esta relación está bien estructurada, con batallas ganadas y perdidas para ambos bandos en México, pero con una abierta insistencia de Estados Unidos por hacer más. En Sonora hay dos temas prioritarios para este país: las actividades delictivas en la zona de El Sásabe, y el tráfico de indocumentados en toda la franja fronteriza.

La militarización – porque es una militarización – de la policía federal no representa para las agencias de seguridad norteamericanas un intento por erradicar la violencia, combatir al narcotráfico, o frenar a la delincuencia organizada, sino un peligroso intento por cambiar el orden de las cosas que alterarían lo ya avanzado en la contención de la delincuencia en El Sásabe y del tráfico humano en la frontera.

Por eso, los niveles de alerta se han encendido para los hijos de Sam.

Y es que la Guardia Nacional traerá la injerencia de militares en esferas de seguridad en las que ni fuerzas militares de USA intervienen. Pero el punto más sensible es que los militares que ocupen los altos cargos en esta guardia nacional buscaran sacar del control operativo de inteligencia a la estructura de agentes norteamericanos que operan en territorio mexicano. El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, que opera el “Home Land Security Shield” ha utilizado a las fuerzas castrenses para la ejecución de cientos de operativos en México, pero nunca se ha rendido a sus mandos superiores.

Miles de millones de dólares que Estados Unidos otorga a México para sus operativos de seguridad están ahora en juego. ¡Espere usted y verá!

En otro tema, pero íntimamente ligado con el anterior, Guillermo Padrés Elías podría estar en libertad al momento en el que lea usted estas líneas. Ciento cuarenta millones de pesos de fianza costaría su salida del penal, luego de poco más de dos años de reclusión en este.

Es importante entender que no significara que sea inocente de los cargos por defraudación fiscal ni por el de lavado de dinero, que son los dos procesos que enfrenta actualmente, sino que seguirá enfrentándolos en libertad.

Su libertad significará un festín partidista para el Acción Nacional, y uno político para sus aún fieles seguidores, a los que encontrará diseminados en las filas del propio PAN, pero también en Morena, y más importante para él, en el ejercicio de la función pública en algunos ayuntamientos de Sonora. Esta libertad estará enmarcada en el reciente anuncio de Andrés Manuel López Obrador, que dijo habrá perdón y olvido para los corruptos del pasado.
Guillermo Padrés Elías sería el primer beneficiado de ese pronunciamiento.

¿No lo cree usted? Mire: hay padrecistas, panistas y expanistas que ahora son diputados federales, diputados locales, alcaldes y regidores representando a Morena. También funcionarios federales próximos a tomar protesta, decenas de ellos ya ejerciendo en varios Ayuntamientos, y muchos asesores de senadores y diputados federales y locales de Morena.
Pero mire, que curioso el dato, también hay padrecistas recalcitrantes que serán subdelegados en Sonora, y otros que forman parte de los primeros círculos de poder de quienes habrán de tomar protesta como secretarios federales.

Y todo porque AMLO le abrió las puertas de su partido a todo aquel que quisiera entrar. ¿No robar, mentir ni traicionar? ¡Bah! Que salga el memo de la cárcel y ya vera usted como se pondrán las cosas con los suyos ejerciendo el poder detrás de Morena.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y enfacebook.com/gilberto.armenta.16

Deja un comentario