Una anécdota para el humor político. Y la última gira del presidente

por Arturo Soto Munguía

Para quebrar la semana abriremos esta columna con una anécdota a propósito del juicio popular hacia sus gobiernos, indistintamente del signo y del tiempo.

Corrían los años 90. El alcalde de Puerto Peñasco era entonces el profesor Alfredo López Aceves, familiarmente conocido como “El Tilico”. Por esos años, Sonoyta era aún una comisaría de la cabecera municipal.

Era un 20 de noviembre y “El Tilico” fue invitado por el comisario para presidir el desfile conmemorativo de la Revolución Mexicana, a lo que accedió de buen talante, acompañando al anfitrión, a los delegados municipales y otras autoridades civiles.

Obviamente, ese contingente encabezó el desfile. Detrás de ellos, un nutrido contingente de policías municipales y más atrás, las tablas rítmicas, escuadras deportivas y otros contingentes de escolares, cual es usual en estos eventos.

Por alguna razón, los estudiantes se fueron separando de los dos contingentes principales, de manera que al virar en una esquina para completar su recorrido, sobre esa calle sólo apareció el contingente de funcionarios y detrás de ellos, los policías, estrenando uniformes y luciendo sus armas y equipamiento.

En esa calle, una apacible viejecita saboreaba su café de media mañana, sentada en su mecedora fuera de su casa.

Al ver la escena, la señora se puso de pie en un brinco, alzó los brazos al cielo y gritó con fuerza salida vaya usted a saber de dónde: “¡Bendito Dios” ¡Pensé que me iba a morir sin ver que se los llevaran a todos juntos al bote!”.

Así sucedió y el propio profesor López Aceves me lo contó, para recrear una de las crónicas que incluyó en un libro que próximamente verá la luz, y que promete estar buenísimo. Ya le informaremos cuando aparezca.

Por cierto, dice el profe que esa vez, le preguntó al comisario por la viejecita, y éste le respondió: “no le haga caso, es bien panista”.

II

Y a propósito de malqueridos, ayer estuvo en Ciudad Obregón el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inaugurando obras de la inconclusa carretera federal 15.

A tres días de que le pase la banda presidencial a Andrés Manuel López Obrador, Peña realiza lo que podría considerarse la gira de despedida por distintas partes de un país cuyos habitantes mayoritariamente le dieron la espalda a la continuidad que pretendió con su candidato “ciudadano” José Antonio Meade, que recibió la menor cantidad de votos que se recuerde para un aspirante presidencial priista en la historia moderna.

El propio Peña llega al ocaso sexenal con un triste 24 por ciento de aprobación, después de que nunca encontró el modo de superar los escándalos políticos de su gobierno. No le valieron ni los iniciales consensos en torno a las reformas estructurales, ni la obra pública ni los programas sociales que palidecieron ante asuntos como la Casa Blanca, Ayotzinapa, la violencia del crimen organizado, la Estafa Maestra, entre otros.

Pero en un ambiente controlado como suelen ser aquellos cuya logística y protocolo depende del Estado Mayor Presidencial, Peña Nieto lució relajado y hasta feliz. Ponderó la inversión de 21 mil millones de pesos en la carretera de cuatro carriles y los beneficios que representará para el transporte de personas y mercancías a través de una ruta segura y cómoda.

Por cierto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza explicó que por diversas razones las obras se han retrasado, pero que sólo restan 35 kilómetros en los trabajos de modernización, mismos que serían concluidos en los próximos dos meses.

En el evento estuvo presente, desde luego, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, que reconoció los apoyos recibidos por la administración federal en estos tres años, destacando proyectos de inversión e infraestructura productiva.

Presentes los delegados federales, Javier Hernández Armenta en primera fila, que prácticamente llegaron a este evento con la mochila al hombro, pues a partir de la próxima semana habrán de ceder sus oficinas a los nuevos titulares.

Presentes también funcionarios estatales como Miguel Ángel Murillo y Ricardo Martínez Terrazas, de Contraloría y SIDUR, respectivamente. La diputada federal Irma Terán Villalobos en primerísima fila, y los presidentes del poder Legislativo y Judicial, respectivamente, Jesús Alonso Montes Piña (a quien extrañaron los colegas en la conducción de la sesión de ayer), y Francisco Gutiérrez Rodríguez.

Connotados personajes del poder político-económico regional como don Javier Robinson Bours y sus hijos Ricardo y Rodrigo, así como el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado.

Lo cierto es que al presidente no se le veía una sola nube de preocupación en su rostro y se dio un buen tiempo, al finalizar el acto, para dejarse querer por la concurrencia que se arremolinaba a su paso para lograr la selfie del recuerdo, mientras un grupo de jóvenes coreaba desde algún lado “¡No te vayas! ¡No te vayas!”.

Pero pues sí, se fue.

III

Y por andar cubriendo esta última gira presidencial no pudimos estar presentes en las comparecencias del secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada y el titular del ISAF, Jesús Ramón Moya Grijalva.

Los reportes indican, sin embargo, que a pesar del fuego graneado con que los recibieron algunos legisladores, señaladamente los de Morena, resultaron liebres muy lampareadas como para dejarse atrapar por los noveles diputados y diputadas, que le echan más ganas que inteligencia y precisión a sus cuestionamientos, al grado que hasta las colegas y colegos de la fuente legislativa andan proponiendo que los dejen a ell@s hacer las preguntas.

Uno de los principales cuestionamientos a Vidal Ahumada fue que en el estado no se han concretado inversiones importantes, pero en el revire les contestó con estos datos:

129 inversiones en los sectores automotriz, aeroespacial, minero, eléctrico-electrónico; turismo y energías renovables por un monto de 5 mil 953 millones de dólares que han generado más de 25 mil nuevos empleos en estos tres años, lo cual apenas es superado ligeramente por lo conseguido en los dos sexenios anteriores juntos.
Nada más entre enero y octubre de este año se generaron más de 27 mil nuevos empleos, para sumar más de 76 mil en los tres años de la actual administración. Datos contundentes que los diputados no pudieron desmentir.

Y en el caso de Moya Grijalva, los principales cuestionamientos fueron en el sentido de que estaba cubriendo malos manejos administrativos, ante lo cual el colmilludo funcionario exhortó a los diputados a mejorar el marco legal, ampliando las facultades del ISAF y otorgándole más y mejores herramientas para hacer su trabajo.

IV

Este miércoles se llevará a cabo un interesante conversatorio sobre un tema social que nos atañe a todos, por las repercusiones que tiene en la comunidad: “Prevención del suicidio, adicciones y autoestima saludable” es la temática y es organizado por la Coordinación de Seguridad Ciudadana que encabeza la doctora María Isabel Bátriz López.

El evento se llevará a cabo en el Colegio Dr. Braulio Pérez, ubicado en Fronteras 109 entre Reyes y Naranjo. También se abordará el tema de la prevención de enfermedades potenciadas por una mala alimentación.

De hecho, ya se han realizado algunas de estas pláticas dirigidas a personal del ayuntamiento, concretamente al asignado a las áreas de seguridad pública.

En el caso de los policías de Hermosillo (y del estado), se sabe que el 40 por ciento presentan sobrepeso y obesidad.

El objetivo de estas pláticas es fomentar la cultura de la prevención de enfermedades crónicas, la obesidad y sus riesgos, a partir de mejorar los hábitos alimenticios.

También puedes seguirnos en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Deja un comentario