Rinde Daniel Hidalgo cuentas ante Congreso por temas de la “Estafa Maestra”

por Guillermo Frescas

En la última comparecencia de funcionarios estatales ante el Congreso del Estado, el tema de la “Estafa Maestra” predominó en las inquietudes de los legisladores que cuestionaron al director de telemax, Daniel Hidalgo Hurtado.

Sin embargo, el funcionario capoteó el temporal acudiendo a justificaciones de tipo económico, explicando la legitimidad de los acuerdos comerciales que en su momento fueron denunciados mediáticamente como tratos con empresas fantasmas.

El diputado de Morena, Martín Matrecitos Flores demandó una explicación sobre las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación sobre la triangulación de recursos en complicidad con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) a favor de empresas “fantasmas” por 270 millones de pesos, mismo que no han sido explicados.

El director de la televisora estatal indicó que estas operaciones se hicieron en el sexenio anterior en Telemax y se aplicó el mismo criterio legal para realizar convenios con dependencias federales, criterio que ahora la Auditoría Superior de la Federación considera incorrecto.

“Esas operaciones tienen más de 18 años realizándose, luego entonces creo que es importante que ese artículo se modifique y debo también decirles que esas operaciones se realizaron en Telemax en 2010, 2011 y 2012, si los criterios cambiaron de la Auditoría Superior de la Federación es un punto que revisamos con ellos, sin embargo, viendo el punto de vista jurídico y legal, queda claro que nos aplica esta normatividad”, dijo.

Por su parte, Lázaro Espinoza Mendívil, legislador de Partido Encuentro Social, se disculpó con Hidalgo porque le preguntaría sobre la “Estafa Maestra”.

“Casi casi le pido disculpas por las preguntas que le voy a hacer por parte de este grupo parlamentario”, manifestó.

El diputado Gildardo Real Ramírez también cuestionó las denuncias de la “Estafa Maestra”, en particular se refirió al impedimento legal por el cual las empresas con participación estatal mayoritaria como telemax no pueden subcontratar servicios que no puede llevar a cabo, lo que constituye un delito si se realiza.

Este es el caso del contrato de Sedatu por 270 millones de pesos de actividades que no puede realizar Telemax, que además subcontrato el 95% de las actividades con 22 empresas con direcciones fantasmas en Tuxtla Gutiérrez y hasta en Orlando Florida y en otros lugares. Porque estas empresas y no empresas sonorenses, cuestionó el diputado panista.

“Nuestra televisora, que usted dice que se dedica a promover contenidos culturales, fue un instrumento para el lavado de dinero”, acusó.

A estos cuestionamiento, Daniel Hidalgo contestó que los trabajos se realizaron en 2010, 2011 y 2012 y que la ley las permite realizar y además se cuenta con cada uno de los trabajos contratados.

Con esta última participación, el Congreso del Estado concluyó con las comparecencias programadas para explicar la glosa del Tercer Informe de Gobierno de la mandataria Claudia Pavlovich.

Deja un comentario