Acabadas las comparecencias, va el Congreso por el presupuesto 2019

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

Este martes terminó por fin el “circo” de las comparecencias en el Congreso del Estado, un show mediático que tuvo mucho de aburrido drama que no concede a ningún a parte y que tuvo como invitados en la sesión del 4 de diciembre a Carlos Morales Buelna y a Daniel Hidalgo Hurtado, directores del Transporte y de Telemax respectivamente.

El pretexto como usted amable lector recordará, fue que se haría la glosa del tercer informe de gobierno de Claudia Pavlovich Arellano, sin embargo en ninguna de las comparecencias se abordó al menos de manera tangencial esa aproximación, de hecho a mi me pareció que ante todo se trató de una serie de vendettas políticas, cada una más insustancial que la anterior, con el ánimo de exhibir a los funcionarios del gobierno del estado y tratar de exhibirlos.

El detalle es que no en todos esos ámbitos hubo tela suficiente de donde cortar, o bien el formato no ayudó a los diputados, porque la verdad es que el esquema impide análisis de fondo, da espacio para que los funcionarios más vivos o mejor preparados aprovechen el escenario y los reflectores y digan realmente lo que ellos quieren y encima de todo la falla mayor es que el Congreso del Estado tiene atadas las manos, es decir los diputados no pueden sancionar, no pueden suspender y no pueden hacer absolutamente nada como no sea hacer preguntas y el detalle es que no necesariamente todos los que tienen turno para las preguntas están así muy preparados que digamos.

La verdad es que ayer por ejemplo Carlos Morales aprovechó para presentar el que será el Sistema Integral de Transporte para Hermosillo, un ambicioso proyecto que costará más de 1 mil millones de pesos y que me parece muy bueno para poderse hacer realidad al menos en el mediano plazo.

A Daniel Hidalgo en cambio si que le llovió en su milpa, pues prácticamente todos los diputados le lanzaron críticas por la opacidad de las prácticas administrativas, lo desbalanceado de los contenidos editoriales de Telemax, le sacaron el expediente de la “Estafa Maestra” y le cuestionaron hasta como están las ventas de la televisora propiedad del gobierno del estado, que tiene como principal cliente al mismo gobierno del estado.

De hecho puedo afirmar que es la habilidad verbal, la experiencia política y la agilidad mental de Hidalgo Hurtado, lo que le salvaron el día de una comparecencia que pudo ser un desastre y en donde el director de la Televisora de Hermosillo S.A. de C.V. salió más o menos bien librado, aunque eso sí con duras críticas y señalamientos de Martín Matrecitos de Morena, Rodolfo Lizárraga del PT, de Gildardo Real Ramírez del PAN y de Luis Mario Rivera del Partido Verde.

Una vez solventada la andanada de comparecencias, los legisladores se aprestan a volver a la carga de trabajo normal, y desde este miércoles tienen sesión de varias de las comisiones dictaminadoras, además de la sesión del pleno del jueves.

Sin embargo la atención está puesta sobre la comparecencia que tendrá ante las Comisiones Unidas de Hacienda el secretario de Hacienda Raúl Navarro Gallegos, quien acudirá al recinto legislativo el viernes a las 10 AM y tratará de explicar los detalles y repartos del presupuesto de egresos y como está eso de que se piensa crear un nuevo impuesto a los juegos de azar, incrementar el impuesto al hospedaje y crear un esquema para hacer más intensa la recaudación del impuesto de 2 por ciento sobre nóminas, donde los ayuntamientos tendrán una participación central.

Se anticipó que a partir de la reunión del viernes, los detalles ligados a la aprobación del presupuesto 2019 podrán acelerarse y se habla incluso de que podría salir en la sesión ordinaria del día 11 de diciembre.

***

Gobernadores desentonados

En el tema de las coordinaciones para la seguridad, ayer los gobernadores asociados en la Conago hicieron un intento de plantarle cara al presidente Andrés Manuel López Obrador, pues por alguna razón hay quienes siguen trabados con la participación de los “Súper Delegados”, del gobierno federal, a quienes no quieren tomando parte de la sesiones de seguridad.

El detalle es que esos coordinadores de programas sociales, son los elegidos por López obrador por el simple hecho de que es ellos y no a los gobernadores a quienes les tiene confianza para encabezar la estrategia de seguridad, y en ese criterio me parece que son los gobernadores y no la federación quien lleva las de perder, porque está claro que los estados no tienen la capacidad material, logística, ni humana para hacer frente al crimen organizado y si quieren que realmente la estrategia de pacificación que encabeza Alfonso Durazo Montaño, con el enfoque de la Guardia Nacional opere en sus entidades, tendrán que aceptar el papel de los delegados.

Ignoro realmente cuál es al respecto la posición de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, quien participó en la reunión de la Conago, sin embargo ha omitido pronunciarse sobre el tema, e incluso su oficina de Comunicación Social fue muy diligente ala hora de anunciar que en Sonora se instaló el lunes la llamada Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, misma que fue presidida por el secretario de gobierno Miguel Pompa Corella y el coordinador de programas de desarrollo del gobierno federal en la entidad, conocido también como Jorge Taddei Bringas, o el cucuy para muchos priistas y panistas que todavía no pasan el trago amargo.

El caso es que ayer la gobernadora Pavlovich sostuvo intensa agenda en la capital del país, donde ha permanecido desde el fin de semana que asistió a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, se vio con la secretaría de Gobernación Olga Sánchez Cordero en la premiación de la Mujer del Año el lunes, luego tuvo agenda con la Conago y López Obrador este martes, aunque antes estuvo con David Rogelio Colmenares, director de la Auditoría Superior de la Federación y para este miércoles tiene agenda con el nuevo secretario de Hacienda, Carlos Urzua Macías, además de que está invitada a la toma de posesión de su tocaya gobernadora de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Deja un comentario