Dimes y diretes entre CFE y firmas de energía incluyen 2 gasoductos trabados en Sonora

Las empresas Ienova del “Gasoducto Sonora” y Carso del Gasoducto Samalayuca-El Sásabe, responde que no hicieron nada ilegal

Redacción

Las empresas Ienova y Carso Energy, que operan los gasoductos atorados en Sonora, se defendieron de los señalamientos lanzados por el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlet Díaz, señalando que son legales y que sus directivos son personas honestas que no incurren en conflictos de interés.

Ienova que tiene desde agosto del 2017 atorada la operación del “Gasoducto Sonora”, dijo que actos de sabotaje cometidos en contra de la obra de ingeniería detuvieron la operación y frenaron el suministro de gas natural hacia el sur de Sonora y el vecino estado de Sinaloa.

La empresa IEnova subrayó la transparencia y la legalidad en sus contratos; esto luego de los señalamientos hechos este lunes por el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett.

«Todos los contratos de ductos de transporte de gas natural de la empresa con CFE fueron adjudicados bajo procesos de licitación pública internacionales abiertos y transparentes bajo estándares internacionales de la industria», explicó.

En la conferencia matutina, Bartlett señaló que IEnova es dueña de un gasoducto que, aunque se encuentra detenido, la CFE sigue pagando.

En ese sentido, IEnova destacó que el ducto, que entró en operación en mayo de 2017, detuvo su servicio a la CFE debido a actos de sabotaje sufridos en el este en agosto de ese año.

«Los hechos fueron denunciados ante las autoridades federales y locales», añadió.

A su vez Carso Energy que tiene a su cargo el gasoductos Samalayuca-El Sasabe y que se supone tendría que recorrer de manera horizontal el estado de Sonora apara abastecer y fortalecer las entregas de gas natural a la zona, respondió este lunes a los señalamientos hechos por el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, de formar parte de las empresas que han ‘dañado’ al país.

«Debido a las obstrucciones que frenan la terminación y puesta en operación del gasoducto, procedió la aplicación de las cláusulas 9 y 22 inciso (vii) del contrato que se tiene con la CFE, mismo que formó parte de las condiciones de la licitación», afirmó la empresa propiedad de Carlos Slim en un comunicado.

La compañía aseguró que esto es por la interrupción de 16 tramos de la obra que ganaron en una licitación internacional, transparente y pública.

Para el gasoducto que no terminan y que se construye en el norte de México, y que consta de 620 kilómetros, Carso adquirió la tubería, todos los equipos, herramientas y materiales necesarios para su construcción, además de contratar para a ello al consorcio integrado por CICSA, FCC y Nuova Ghizzoni.

Por ello, detalló que la construcción se ha visto interrumpida significativamente en 16 tramos que suman 86 kilómetros, que han retrasado en más de un año la conclusión del proyecto y que continúan obstruyendo el concluir los 620 kilómetros.

“Encareciendo la obra y los gastos financieros, pero en especial afectando al país que no cuenta con un combustible de precio reducido que le permita ofrecer precios de energía eléctrica competitivos”,puntualizó la empresa.

La empresa indicó que el objetivo de construir gasoductos para dotar de gas natural a la CFE es reducir los costos de producción de energía eléctrica en México, usando un combustible amable con el medio ambiente.

“La obstrucción a la construcción del gasoducto representa un elevado costo para la construcción y terminación del gasoducto y en especial, como señalamos antes, a la CFE al impedirse el acceso a gas natural de muy bajo costo para la eficiencia y competitividad de sus operaciones”, finalizó la empresa.

Ienova dijo sobre Carlos Ruiz Sacristán, presidente ejecutivo y presidente del consejo de administración que ha sido funcionario público durante 24 años. En ese periodo, fue director general de Pemex únicamente 28 días en diciembre de 1994.

«Esta fue la única participación de Ruiz en el sector energía como funcionario público. Su último cargo en el sector público concluyó en diciembre de 2000. Carlos Ruiz es funcionario de IEnova desde 2012. En su ejercicio profesional en el sector público y privado se ha conducido de forma ética, honesta y transparente», señalaron en un comunicado.

El director de la CFE señaló como responsables del debilitamiento de la CFE a nueve personas, entre ellos a Ruiz Sacristán.

Transcanada respondió por su lado que los contratos de gasoductos con la CFE surgen bajo el marco legal mexicano a partir de procesos de licitaciones públicas internacionales, transparentes, abiertas y en acuerdo con los estándares de la industria.

“Estos contratos incluyen previsiones de fuerza mayor que aplican cuando, ya sea la CFE o la compañía constructora de los ductos, se ven impedidas de cumplir con sus obligaciones debido a circunstancias imprevistas fuera de su control. Los pagos recibidos durante estos eventos de fuerza mayor no son “multas” ni “subsidios”, dijo TransCanada en un correo a El Financiero.

Agregaron que dado que completar sus proyectos es claramente de mutuo interés tanto para la CFE como para TransCanada, recibieron con beneplácito la oportunidad de trabajar con el Gobierno y la comisión en encontrar soluciones a los asuntos que impiden la conclusión de dichos proyectos.

“Estos proyectos proveerán de gas natural que necesita el país para el beneficio de todos, ya que la generación de electricidad producida por gas natural resultará en costos significativamente más bajos de electricidad y en menores emisiones contaminantes”, explicó TransCanada.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.