A 24 horas de la agresión a comunicadores, la Fiscalía de Justicia continúa con las investigaciones

Se privilegia la protección a las víctimas y el debido proceso para cuidar la investigación.

Al momento no existen datos de prueba que vincule la agresión con el ejercicio de la libertad de expresión de los afectados.

El estado de salud de la persona lesionada se reporta como grave.

Hermosillo, Sonora. Febrero 17 del 2019. En las primeras 24 horas de que la Fiscalía General de Justicia del Estado tuvo conocimiento de los hechos descritos, se han decretado medidas cautelares para brindar seguridad a las víctimas, iniciar la investigación de los hechos y brindar protección a los afectados indirectos.

En tal sentido se da cumplimiento a lo solicitado vía oficio por la CNDH, mediante la cual destaca la importancia de la atención médica de urgencia y salvaguarda de la seguridad, así como el apoyo emocional que se brinda por el Centro de Atención a Víctimas del Delito.

Así mismo, la Fiscalía General de Justicia comisionó a un grupo especial de agentes ministeriales de investigación criminal, quienes acudieron al lugar para establecer la forma en que sucedieron los hechos, los medios utilizados, realizar las primeras entrevistas y, en general, llevar a cabo las primeras líneas de investigación que permitan identificar a los autores de la agresión. De igual manera, el grupo especializado en servicios periciales acudió para llevar a cabo el procesamiento de la escena y proceder al aseguramiento de las evidencias de campo a fin de aportar datos relevantes a la investigación.

Es importante precisar que hasta este momento no se cuenta con información en el sentido de que alguna de los agredidos, es decir, Reynaldo “N” quien perdiera la vida, o Carlos “N” quien resultó lesionado, el pasado sábado por la tarde, en agresión armada en Hermosillo; manejaran información en o para algún medio de comunicación, o de manera independiente, que pudiera considerase que afectara intereses de terceros, o respecto de fuentes policiacas o datos que pudieran poner en riesgo su integridad física, de su familia o instalaciones de los medios de comunicación en que laboraban, de acuerdo a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas

Carlos “N”, quien sobreviviera al ataque, se encuentra recibiendo atención médica por las lesiones sufridas, siendo necesarias diversas cirugías, reportando su estado de salud como grave.

No se escatimarán recursos ni esfuerzos para brindar al gremio periodístico y a la sociedad, la certeza de una investigación científica y con la oportuna diligencia que el caso amerita.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.