Hay que fascinar al empleado, no retenerlo: Edenred

Hacer sentir a gusto, respetar y demostrar interés para que quieran estar en la empresa, hará que los colaboradores se comprometan con la compañía y se desarrollen mejor.

Uno de los retos en todas las empresas es asegurarse de contar con el mejor talento y, sobre todo, evitar que quiera marcharse, pero ¿cómo lograrlo de forma efectiva? La clave está en fascinarlos y mostrarles un mundo especial y único.

Comúnmente se considera que lo necesario para evitar la deserción y reducir la rotación laboral es diseñar estrategias de retención, una palabra que, según Pablo Habichayn, director de Recursos Humanos de Edenred, no es la apropiada, ya que lo realmente efectivo es buscar fascinar.

“Odio la palabra retener, aquí no es nuestro objetivo porque es antinatural, lo que hacemos es fascinarte para que quieras quedarte, dejes de contar cuántas horas pasas en el trabajo y hagas algo que te gusta”, comentó.

Similar a una relación amorosa, en la laboral se debe enamorar, hacer sentir a gusto, respetar y demostrar interés para que quieran estar en la empresa, no sólo por el dinero, sino por el bienestar y cariño que reciben. Con esto, se fidelizarán, se comprometerán y se desarrollarán mejor, explicó el especialista.

Añadió que lograr esto no es complicado, lo único que se requiere para comenzar es tener voluntad de cambio y decisión firme. Muestra de ello es el trabajo que ha realizado Edenred, empresa con más de 8,000 empleados ubicados en 45 países, que cambió su modelo de trabajo a uno más flexible, colaborativo, transparente, ágil y enfocado en las personas.

Cultura Edenred

La empresa especializada en brindar soluciones a los negocios para que mejoren su rentabilidad a través de tarjetas y vales de despensa antes diseñaba sus productos en papel, pero con el cambio tecnológico, tuvieron que cambiar la dirección del negocio, lo que también involucraba al personal que colaboraba.

“Todo empezó con fuerza en el 2014 cuando la ley cambió para el vale de despensa, cuando el SAT pidió tener monederos certificados por la institución para que pudieran ser deducibles. En ese momento, pensamos en aprovechar para cambiar, no sólo del papel a la tarjeta, sino cambiar la filosofía de trabajo y volvernos en una empresa digital”, dijo.

Para ello, hubo un ajuste de personal con los 600 trabajadores que en ese entonces colaboraban, y tuvieron que irse quienes trabajaban en el área de los vales de papel. Sin embargo, Edenred les ayudó a buscar empleos y, a los tres meses, 73% ya tenía empleo. Otra parte se capacitó para trabajar en el área de Tecnologías.

Aunque pueda parecer una baja para la empresa, actualmente la compañía cuenta con 780 colaboradores, de los cuales 30% se desarrolla en el área de Tecnología. “No se destruyeron fuentes de empleo, se transformaron”.

Indicó que ése fue el primer paso de su nueva cultura y, posteriormente, optaron por un modelo de transparencia y espacios abiertos, sin paredes, sólo vidrios en algunos casos. Las oficinas privadas quedaron atrás, incluso para el director general, al igual que los lugares fijos para trabajar. Todo depende del equipo con el que se relacionara ese día el empleado. También se cuenta con espacios solitarios para cuando se requiere una mayor concentración.

Otro de los cambios fue el empoderamiento de la gente. Las decisiones deben tomarse desde el nivel jerárquico más bajo posible, sin preguntar a otros qué hacer, lo que crea un ambiente retador y permite atraer talento mucho más ágil y despierto. “Porque la gente quiere trabajar en algo inteligente y así tienes una plantilla comprometida con el proyecto”.

Bienestar de colaboradores

El directivo detalló que un pilar fundamental para su cultura es dar el mayor bienestar posible a los empleados, lograr que quieran estar en las instalaciones y desarrollarse mejor.

La fórmula que implementaron para este objetivo se compone de espacios agradables y cómodos con temáticas diferentes por piso (por ejemplo, uno es de superhéroes, otros de playas, videojuegos, entre otros). Permitir que los empleados decidan sus horarios según sus necesidades, ofrecer seguros de gastos médicos con cobertura a familiares, tener áreas de relajación y fomentar la creatividad son otros beneficios.

Una de las iniciativas más destacadas es permitir inscribir proyectos personales. Al estilo de Google, Edenred permite ocupar 10% del tiempo de trabajo para realizar cosas que no sean relacionadas con el trabajo. A veces lo ocupan para terminar tesis e incluso entrenar para maratones. Sólo hay que registrar el tiempo que se involucrará y cumplirlo. A veces hasta se buscan asesores para realizarlos mejor.

De igual manera, invitan a los colaboradores a participar en estrategias de responsabilidad social como la construcción de casas.

Otro punto clave de su cultura se da desde que busca talento, ya que las entrevistas son por videollamadas y se realizan pruebas virtuales para evitar traslados. Sólo la última prueba requiere la presencia del candidato.

Por estas acciones, Edenred tiene una promedio bajo de rotación y está dentro del ranking Best Place to Work; en este año ocupa la posición 59. También está en el Top Companies Wellness Council de México y certificado por el Cemefi como empresa socialmente responsable.

por Elizabeth López / El Empresario

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.