Adiós al periodo ordinario en el Congreso de Sonora

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

Al segundo periodo ordinario de sesiones de la 62 Legislatura del Congreso del Estado de Sonora le quedan únicamente 3 sesiones y de hecho este jueves los diputados que la integran empacan sus maletas para tomarse 11 días de receso por la pausa de las vacaciones de Semana Santa.

Después del periodo vacacional de primavera los legisladores buscarán tomar las 2 sesiones restantes para desahogar la agenda legislativa, después de 3 meses de trabajo, en donde la verdad ha habido de todo, incluso emociones fuertes, drama, patadas bajo la mesa, un cambio de coordinador legislativo y sobre todo mucha grilla.

Debo decir que en el Congreso de Sonora la llamada curva de aprendizaje ya terminó que en este momento de los 33 diputados el que entendió entendió y el que no, simplemente tendrá frente a sí 2 años y medio más de tránsito para después ver desvanecerse su carrera política.

Han habido hasta el momento pocas iniciativas de Ley, de hecho en todo este proceso una sola adecuación de fondo del arco legal se ha aprobado y esto por la vía del decreto, en una reforma al Código de la Familia que prohibe el matrimonio entre menores de edad.

El resto del tiempo se ha ido entre posicionamientos, puntos de acuerdo y muchos exhortos, algunos muy útiles y prácticos, otros tantos que constan de escopetazos al aire que además se presentan entre fuertes discusiones, por las posiciones políticas encontradas en que caen los distintos bandos.

Por eso es muy bienvenido el periodo de receso a fin de que los diputados tengan la oportunidad de agarrar algo de aire, ir a los sus distritos, reencontrarse con los ciudadanos, atender la agenda de sus respectivas comisiones y alimentarse de la inquietud ciudadana.

Créame cuando le digo, en Sonora hay mucho por hacer en la adecuación del marco legal, y dado que el trabajo fundamental de los diputados es legislar y enfocarse precisamente en la mejora de las leyes vigentes y la creación de otras nuevas, nunca está de más encontrar mecanismos que les permitan acercarse con sus representados, con los sectores a que tocan las leyes que ahí se diseñan, porque no hay nada que haga más daño que una legislación al vapor, que se hace por ganar reflectores, pero que al final se piensa y se hace para simple lucimiento de uno o más diputados.

En ese sentido, se agradece que los integrantes de la 62 Legislatura no hayan tomado esta larga curva de aprendizaje para legislar a ciegas y que mejor se hayan tomado el tiempo para entender los procesos y técnica legislativa, a partir de la idea de que por vez primera la gran mayoría de quienes integran la legislatura son legítimos representantes ciudadanos y no políticos profesionales formados en la disciplina y lógica de grupos de interés que componen a un partido político.

Es más, estoy seguro que tras el receso en agosto, podremos ver que la productividad legislativa tienda al alza.

***

Interesante que precisamente en estos días de cierre de la actividad legislativa haya surgido un segundo exhorto en el Congreso el Estado a la gobernadora Claudia Pavlovich para que proceda a la renovación del Instituto Sonorense de Acceso a la Información y Transparencia Informativa, siendo que es un tema que se fue de largo en diciembre (el día 12 se vencía el término) y nadie quiso ver ni abordar desde la perspectiva del Poder Legislativo.

El reclamo en esta ocasión del PAN (como antes lo fue de Morena) es que la gobernadora proceda a emitir la convocatoria respectiva, cuando se sabe que hay en marcha una acción de inconstitucionalidad promovida por el Instituto Nacional Acceso a la Información precisamente porque se están objetando asuntos en las recientes reformas que se hicieron a la Ley que norma ese instituto (por obra y gracia de la 61 Legislatura) lo que podría provocar que un cambio en este momento sea considerado fuera de base legal, o incluso que todas las decisiones del Istai sea consideradas ilegales y por tanto anuladas.

Está que hay algo de prisa por ocupar las posiciones, sin embargo hay incluso una recomendación de que antes de dar ese paso, se haga una nueva reforma a la Ley que rige el Instituto a fin de que en lugar de ser 3 los comisionados, este cuerpo colegiado crezca a 5 o incluso a 7 integrantes.

No obstante como la Ley prevé que en caso de no haber un relevo los Comisionados sigan en el cargo hasta que se tomen las determinaciones el trabajo ahí sigue adelante y en el curso de este año han llegado solicitudes de información, recursos de inconformidad y demás temas que son consustanciales al trabajo del Istai, incluso con mucha mayor celeridad que los que se presentaron en 2018.

Correspondencia a de iandu1@me.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.