Tecnología en pagos digitales demanda certidumbre: FMI

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, aseveró que para defenderse de una posible presión competitiva de los criptoactivos, los bancos centrales deben seguir aplicando políticas monetarias eficaces que se adapten a las nuevas necesidades.

Washington, D. C. Ante el mayor uso de la tecnología para realizar compras con plataformas de pago digitales, se tienen que crear vías regulatorias que otorguen certidumbre en su manejo, aseguró la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

“Hay pocas dudas de que las herramientas de pagos digitales, como el Bitcoin y otros proyectos de criptomoneda, están transformando la forma en que los consumidores realizan las transacciones. Sin embargo, incluso las mejores tecnologías digitales fallarán si los usuarios no confían en ellas. Es ahí, donde entra la labor de las autoridades”, consignó la directiva.

Al participar en uno de los seminarios de las Reuniones de Primavera del FMI, sobre “Dinero y pagos en la era digital”, aseveró que para defenderse de una posible presión competitiva de los criptoactivos, los bancos centrales deben seguir aplicando políticas monetarias eficaces que se adapten a las nuevas necesidades.

Y es aquí, donde está uno de los grandes retos, señaló. A diferencia del valor de las monedas de uso corriente, que está anclado por la política monetaria y su condición de moneda de curso legal, el valor de los criptoactivos se apoya únicamente en la expectativa de que otros también los valoren y utilicen. Pero como una valoración no es del todo sólida, su precio se mantiene volátil.

Para la funcionaria, la reacción que deberían tener los bancos centrales ante la irrupción de estos activos digitales, tendría que basarse en el uso del conocimiento de los miembros, el respaldo de la independencia de la autoridad monetaria y su conocimiento para mantener unidades de cuenta estables.

De hecho, matizó que pueden también beneficiarse de la tecnología, por ejemplo, al mejorar sus pronósticos económicos haciendo uso de macrodatos, la inteligencia artificial y el aprendizaje matemático.

Confiar en los números
En la misma sesión participó Jeremy Allaire, cofundador y CEO de Crypto unicorn Circle, quien aprovechó la oportunidad para explicar porqué las criptomonedas como Bitcoin son activos bien atractivos.

Según Allaire, la demanda de estos activos es equivalente a decir: “creemos en las matemáticas”. Añadió que, dado que está firmemente arraigada su operación en los cálculos aritméticos, esta criptografía es un medio seguro para construir sistemas descentralizados. En otras palabras, es de confianza.

Ahí mismo, Sarah Youngwood, la Oficial Principal de Finanzas de la división de Banca para el Consumidor y la Comunidad de JP Morgan, explicó el atractivo que han encontrado en la utilidad de blockchain.

“Con blockchain, podemos poner la información en el libro mayor, lo que nos permite aclarar que se trata de un buen actor, lo que es favorable para una buena transacción inmediata, en lugar de esperar la confirmación de medios tradicionales de pago”.

La directora Gerente del FMI consignó que los consumidores utilizan cada vez más sus teléfonos inteligentes para realizar operaciones financieras digitales. El objetivo ahora es construir los cimientos de la economía digital, que será un pilar en el mayor compromiso de manejo de tecnologías.

por Yolanda Morales-El Economista

Foto Reuters

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.