Tijuana el epicentro

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

¿Cuál es la esencia de un buen gobierno? No resolver los asuntos con precipitación y no buscar el propio provecho. Analectas

Desde el 01 de diciembre pasado, las políticas públicas en México han sido más las malas que las buenas. Becas para los ninis y reducción en apoyos para deportistas, visas humanitarias para narcotraficantes y castigos contra la pared para científicos, combate a la corrupción despidiendo personal, eliminación de inventarios de medicamentos contra bacanales con comida vegana, cancelación de obras primordiales mientras se descubren cerros que estorban las aprobadas, la educación en manos de los que no son maestros sino activistas, dinero para los pobres que no trabajan y bajos sueldos para médicos, trenes que valen más que las especies vivas, discursos humanitarios mientras se idolatra a tiranos, conciertos religiosos a favor de agresores sexuales, conferencias mañaneras para acariciar el ego, estudiantes con faldas ellos y pantalones ellas, millones de pesos del fondo minero para regalarlo en efectivo a nombre del presidente.

Pero ninguna tan errada y desproporcionada como el manejo de la politica internacional. Mire usted:

La imposición de aranceles a productos mexicanos por parte de Estados Unidos y bajo orden de Donald Trump es normal, y algo a lo que él tiene derecho, para eso es el presidente. Si hay o no violaciones a tratados comerciales entre ambos países, el tema debe tratarse en terrenos aparte.

En México se pensó que no es así, se dijo que Estados Unidos no tiene derecho a imponer impuestos punitivos, se desestimó el poder político aniquilador de un presidente norteamericano que hace lo que quiere solo porque piensa que puede hacerlo, y se consideró que una carta diplomática podía contener y corregir ese ímpetu irracional. Luego se creyó que una comitiva conciliaría el tema, y la inoperancia de sus miembros fue peor que la carta misma. No se operó de forma correcta para evitar ese acto que, aunque lo aplica con derecho, no deja de ser abusivo.

Antes, la presidencia de México decidió no responder a las amenazas vía redes sociales, teléfonos rojos y canales oficiales sobre esos aranceles. “No me voy a pelear” decía con soberbia el presidente mexicano. Y muchos aplaudían el atrevimiento.

El tema migratorio fue todavía mas grave en su manejo. Nunca hubo una estrategia para detener ese flujo de personas que, desde otros países, consiguieron que Mexico los atendiera, alimentara, sanara, resguardara y financiara, hasta que Estados Unidos los becara con una visa de cualquier tipo, si les permitia brincar el cerco de forma legal. México se convirtió así en refugió de indocumentados e inmigrantes ilegales. Hasta un programa de empleo temporal se les ofreció.

No escucharon la preocupación de Estados Unidos que no quería lidiar con ese tema en sus fronteras, y que solicitaba diplomáticamente el apoyo y comprensión de México.

Luego vino el tuit del arancel, una respuesta epistolar, una comitiva cacahuatera, y finalmente, la convocatoria a Tijuana, con velas encendidas en la mano mientras se canta “We are the world”,

Finalmente, ni Marcelo Ebrard ni el propio Andrés Manuel López Obrador dan a conocer al pueblo mexicano que sucedió en las reunión con autoridades norteamericanas, pero lo que haya sido, fue grave. La “morningera” que Ebrard Causabón presumió ofrecería para anunciar los acuerdos, ni siquiera se celebró. El presidente de México, ante el reporte que su “infalible” funcionario le ofreció, lo obligó a anunciar la celebración de un acto de unidad en Tijuana, para la defensa de la dignidad de México, y a favor de “la sagrada amistad con el pueblo norteamericano”.

Ahora, luego del fracaso de politica publica internacional, quiere que todos se suban a esas vías del fracaso y del error, para que todos seamos responsables de la catástrofe que se avecina: vivir de rodillas frente a Estados Unidos. Hay que tapar el pozo todos, aunque el niño ya esté ahogado.

Los gobernadores de México coinciden en asistir por México, por sostener una politica de defensa de los intereses del país, por apoyar la figura presidencial, dicen. Pero el dicho es protocolario, y deberán asistir porque en juego están sus recursos por los próximos seis años. Pero el empoderamiento que los estados federados de México ahora obtendrán será mayor que el arancel que Trump quiere imponer. Ya no podrá, el señor presidente, seguir manipulando de esa forma la política en México, ya no podrá referirse al pueblo sabio y bueno como aquel que decide que hacer o no en México. Ahora deberá trabajar en conjunto con todas las esferas políticas, sean de su partido o no.

Sonora debe defender su posición, porque las relaciones con Arizona van bien, pese al apoyo que Doug Ducey, su gobernador, dio a la politica arancelaria que su presidente lanzo contra México. El estado que gobierna Claudia Pavlovich Arellano consigue el segundo lugar en el índice de desempeño gubernamental, detrás de Yucatán, mientras que la otra mujer gobernando una entidad, Claudia Sheinbaum de la Ciudad de México, se ubica en el lugar 24.

Esta posición le da a la gobernadora sonorense la pauta para pedirle a Román Meyer titular de la Sedatu, que se terminen de entregar los recursos del Fondo Minero del año pasado, cuya segunda ministración se había suspendido, dejando en pausa varios obras, en los municipios que se favorecían con este fondo, y que urgen sus alcaldes concluir.

Son 89 millones de pesos para la conclusión urgente de ocho de 19 obras ya acordadas, una de ellas es el colector sanitario del bulevar Colosio en Hermosillo, con un avance de 72 por ciento, para que asi se puedan evitar los socavones que han surgido cada año durante época de lluvia. Además, se busca avanzar en el Programa de Mejoramiento Urbano y en la regularización de más de 87 mil predios donde viven 87 mil 136 familias de 38 municipios de Sonora.

Estas acciones que buscan dar certeza jurídica a las familias, que se proyectan con sensatez y certeza, son las que mantienen a la gobernadora Claudia Pavlovich en buena relación con la federación y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Seguro ella asistirá el sábado a Tijuana, es tiempo de que, los que le saben bien a la politica, intervengan ya para rescatar a México.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.