México, con 45 días para reducir migración: Ebrard

El canciller negó que nuestro país se haya comprometido a comprar más productos agrícolas provenientes del mercado estadounidense

por Jorge Monroy-El Economista

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reveló que México se comprometió con Estados Unidos (EU) a reducir en 45 días la migración proveniente de Centroamérica, pues de lo contrario el gobierno mexicano se obligaría a presentar al Congreso un acuerdo migratorio regional y surgiría nuevamente la posibilidad de que EU aplique aranceles a los productos mexicanos.

Acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, el canciller Marcelo Ebrard indicó que en 45 días los gobiernos de México y EU harán una evaluación de los acuerdos alcanzados, “y si no logramos los resultados tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo (regional con Brasil, Panamá, El Salvador, Honduras y Guatemala) que incluya el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional”.

Ebrard Casaubón calificó como “oro molido” los 45 días que Estados Unidos dio a México para frenar la migración de centroamericanos. Descartó que nuestro país vaya a militarizar la frontera sur con los 6,000 elementos de la Guardia Nacional y que se vaya a criminalizar a los migrantes.

“Se dice se va a criminalizar a los migrantes, México nunca haría eso, ni menos este gobierno. Es decir, porque alguien se quiera mover, eso no lo convierte en criminal”, mencionó.

Recordó que México aceptó con EU recibir a los migrantes que están solicitando asilo, y hasta el momento se han recibido a 10,000 personas.

Reunión con ultimátum

Marcelo Ebrard reveló que la reunión que sostuvo el miércoles pasado con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, fue muy dura y prácticamente de ultimátum para México, ya que se le mostró la cifra de 140,000 migrantes que habían llegado en mayo a la unión americana vía nuestro país. Admitió que Pence le advirtió que la única solución para evitar la medida arancelaria de 5%, era que México aceptara ser tercer país seguro, situación que México rechazó por el momento.

El presidente López Obrador reveló que en la conversión que tuvo con el presidente Donald Trump le propuso, y aceptó, que cualquier medida arancelaria o de cualquier tipo se anuncie con 90 días de anticipación.

A decir del canciller Marcelo Ebrard, México ganó en el acuerdo con EU en tres rubros: porque no hay tarifas arancelarias por los próximos 90 días; la migración se separa del comercio, y en materia migratoria, el vecino país del norte se comprometió a invertir 5.8 billones de dólares en un plan de desarrollo en Centroamérica, de los cuales se han anunciado 350 millones de dólares para un proyecto en El Salvador.

Marcelo Ebrard argumentó que en de haberse aplicado el arancel por parte de Estados Unidos, en nuestro país se hubieran perdido 1.2 millones de empleos y hubiera provocado la caída del PIB en más de 1 por ciento. Dijo que Donald Trump regularmente impone las medidas arancelarias y luego negocia, y en este caso accedió a hacerlo al revés, lo que permitió a México no caer en una crisis económica.

Niega acuerdos secretos

El canciller negó que México haya aceptado adquirir mercancías de Estados Unidos, como afirmó Donald Trump, y dijo que tal vez el mandatario se refiera a los niveles de consumo que regularmente hace nuestro país, en virtud de que lo que más adquiere de la Unión Americana son los granos.

Marcelo Ebrard dijo que, en los próximos 45 días, México enfrenta un reto importante para reducir los niveles de migración, pues en caso de no lograrlo entrará nuevamente en la negociación con Estados Unidos. Llamó a la solidaridad de los países de Centroamérica, pues dijo que, en caso de no tener resultados positivos, México es el que pagará con aranceles.

AMLO feliz y contento

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó estar muy contento y feliz por el acuerdo con Estados Unidos, porque se evitó una crisis económica-financiera. Estimó que la moneda nacional se apreció en 40 centavos del viernes a la fecha, e hizo un reconocimiento a la delegación mexicana en las negociaciones, pues aseveró que estuvieron sometidos a fuertes presiones y actuaron con diplomacia. También agradeció a la delegación estadounidense, pues dijo que nunca dejaron de dialogar.

López Obrador reveló que cambió el sentido del discurso que emitió el sábado pasado en Tijuana, y eliminó los fragmentos donde revelaba que México iba a imponer aranceles similares a los productos estadounidenses. Únicamente dejó la parte donde celebró el acuerdo, y extendió la mano, no el puño, al presidente Donald Trump, con quien, indicó, acordó comunicarse nuevamente en 90 días.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.