¿Y quién se perfila para dirigir Morena?

Pasión por los Negocios

por Demian Duarte

En el partido Morena todo indica que una vez superada la instancia de las asambleas distritales, los astros se alinean para que el proyecto de que Adolfo Salazar Razo se convierta en el próximo dirigente estatal de esa organización política se convierta en realidad.

La cuestión es que de los hasta hoy 60 consejeros electos para representar a 6 de los 7 distritos en cuestión, al menos 40 ya le han planteado abierto respaldo al joven abogado que busca afianzar la organización de Morena en Sonora a fin de que la Cuarta Transformación tenga las mejores opciones de triunfo en el 2021, y eso incluye la perspectiva de alistar las cosas para que Alfonso Durazo Montaño, el actual secretario de Seguridad Pública se convierta en el candidato y carta fuerte de la 4T para ganar Sonora.

Un asunto a definir primero, es qué sucederá en el caso del distrito 6 con cabecera en Cajeme, donde la asamblea debió suspenderse por falta de quórum, en una movida de un grupo de alborotadores que no querían dejar que el grupo que encabeza Javier Lamarque obtuviera control pleno de las 10 posiciones en juego dentro del Consejo Estatal de Morena, sin embargo al tener Lamarque la personalidad y pedigree político de que dispone en ese municipio, no dude usted que al reponer la asamblea, de cualquier modo obtendrá una mayoría abrumadora.

Y aquí es donde el tema se pone interesante, porque si bien están Guillermo Díaz como carta fuerte del grupo que apoya la diputada federal Wendy Briceño Zuloaga y Julio Navarro de alguna manera bien posicionado con los lamarquistas, en este momento se puede hablar de una proporción mucho mayor de consejeros ya electos que ven la opción de Adolfo Salazar como la más viable por las implicaciones de cara al 2021 que esto tiene, lo que tenderá a sumar posiciones en los otros grupos, de modo que no dude usted que la mayoría que hoy se ve sólida, pueda consolidarse y crecer una vez que se defina Cajeme y una vez que cada aspirante juegue sus cartas, porque es obvio que en las semanas que nos separan del 10 de noviembre (fecha en la que se realizará la asamblea estatal se elegirá al nuevo dirigente) habrá una intensa labor de cabildeo, acuerdos y suma de votos, en la que quien tenga los mejores argumentos para la unidad del partido y la construcción de lo que los morenistas quieren para el 2021, jalará el mayor número de votos.

Incluso no dude usted que los acuerdos puedan llevar a que se construya una dirigencia de unidad, y que al final se imponga la lógica de que vayan todos los morenistas juntos por una causa común, aunque ese escenario suene en estos momentos muy complicado.

Como mero dato interesante observe usted como quedó conformado el grupo de consejeros del distrito 5, que es donde participan los 3 aspirantes abiertos a dirigir Morena y que es curiosamente el distrito electoral del que salió Wendy Briceño como diputada federal y verá que la posición número 1, es decir el que obtuvo más votos, corresponde precisamente a Adolfo Salazar, siendo el segundo lugar el candidato que respaldó la diputada y en tercero el caso de Julio Navarro, de modo que ni siquiera en ese distrito se puede pensar que las cosas están seguras para quienes han decidido pelearle a Adolfo Salazar la dirigencia.

Y mire en el caso de Morena no es poco lo que está en juego, se trata de la mayor fuerza político-electoral de Sonora, que tiene la mayor bancada en el Congreso del Estado, que gobierna al 86 por ciento de los sonorenses con alcaldías como Hermosillo, Cajeme, Navojoa, Guaymas, Nogales, San Luis Río Colorado, Agua Prieta y Caborca, además de que cuenta con 6 diputados federales y la posición de mayoría en el Senado, lo que pone a esa organización política en una posición envidiable de cara a la meta del 2021.

En este caso me atrevo a decir que Adolfo Salazar tiene las mayores probabilidades de éxito de su parte.

***

Vidal Ahumada en la 4T

Este martes 15 de octubre el secretario de economía Jorge Vidal Ahumada emprende una misión a favor del desarrollo de Sonora y va a Palacio Nacional a una reunión con el jefe de la oficina del ejecutivo Alfonso Romo, se trata de un encuentro en donde los secretarios de economía de todo el país pondrán sobre la mesa los proyectos estratégicos para impulsar la economía de sus respectivas entidades.

No sobra decir que Jorge Vidal Ahumada lleva bajo el brazo los 2 proyectos que le darían a Sonora un mejor perfil, completar las obras en el cruce fronterizo de la Garita Mariposa en Nogales, donde los vecinos del norte invirtieron y fuerte en infraestructura para el cruce de mercancías y del lado mexicano el anterior gobierno simplemente nop cumplió, medida que se realizarse le daría alta competitividad a la entidad.

Además claro está la transformación de Guaymas como puerto industrial, a fin de cambiar su perfil de exportación de minerales a uno que sea capaz de canalizar bienes terminados a todo el mundo, y vincular así a Sonora de manera más intensa con Arizona y la economía de todo el suroeste de los Estados Unidos.

Habrá que cruzar los dedos para que a Vidal Ahumada le vaya bien con la 4T, ambos proyectos además de necesarios, le darían a Sonora un perfil de economía con impulso y primer mundo que se ha necesitado por años para impulsar el crecimiento a nuevos niveles.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.