Conocer los beneficios del ahorro puede fortalecer la educación financiera en México y promover una mayor cultura de previsión

El ahorro es una de las herramientas más importantes para fortalecer la estabilidad financiera, principalmente cuando se realiza a largo plazo, sin embargo, en México aún falta impulsar la cultura del seguro como medida estratégica para la protección del patrimonio de las familias mexicanas ante un imprevisto.

Entre los principales motivos que los mexicanos no ahorran se encuentran: la percepción de un ingreso insuficiente para cubrir sus gastos y adicional considerar un ahorro, falta de conocimiento de las herramientas que puedan apoyar a sus objetivos de ahorro, una cultura de gasto basada en gustos o deseos inmediatos con poco impacto en el bienestar futuro y poco conocimiento de los beneficios del ahorro relacionados a la estabilidad económica, principalmente al terminar la etapa laboral o productiva.

GNP Seguros reporta que, al primer semestre de 2019, el 51.2% de sus asegurados con Seguro de Vida Individual tienen como principal objetivo generar un ahorro. De este porcentaje el 51.4% fueron contratados por hombres, mientras que 48.6% fueron contratados por mujeres, con una edad promedio de 38 años en ambos casos.

Es importante mencionar que la Suma Asegurada para pólizas de ahorro de GNP fue 1.6 millones de pesos, en promedio para el caso de hombres contratantes, y de 723 mil pesos promedio para las pólizas contratadas por mujeres.

Los Seguros de vida representan una de las herramientas de Ahorro y Protección más importantes, ya que tiene una doble función: 1) permiten generar un ahorro a mediano y largo plazo para diferentes objetivos específicos, ya sea la compra de un bien inmueble, la apertura de un negocio, planeación financiera para el retiro o bien la educación de los hijos, y 2) brinda protección en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado, por lo que sus beneficiarios contarán con un respaldo económico.

Actualmente la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) precisa que en el rubro de seguros quienes cuentan con al menos uno, es 25% de la población entre 18 y 70 años de edad. Así mismo este informe señala que de esta población con seguro, 67% tiene seguro de vida lo que significa 13.5 millones de personas.

Estas cifras son una clara muestra de la importancia de incentivar la educación financiera entre la población, pues contar con un instrumento de ahorro, o previsión como lo es el seguro permitirá llevar a cabo sus planes futuro o hacer frente imprevistos que le puedan causar inestabilidad en sus finanzas.

Entre las principales recomendaciones para impulsar el hábito del ahorro se encuentran:

Fomentar la cultura del ahorro desde la niñez, definiendo la importancia de alcanzar metas a largo plazo mucho más benéficas que la satisfacción personal inmediata.

Elaborar un presupuesto mensual para tener un panorama completo de los gastos y eliminar aquellos innecesarios.

Establecer metas para el ahorro, fijando una cantidad y tiempo específicos y determinando la cantidad necesaria y el periodo para alcanzarlo.

Conocer las herramientas de ahorro formal ya que brindarán opciones con mayor beneficio futuro para optimizar el dinero y obtener mayores rendimientos, a diferencia de ahorrar en tandas o alcancías.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.