Banxico recortó la tasa de interés por quinta ocasión; la ubicó en 7%

Agencias

El Banco de México (Banxico) ligó este jueves su quinto recorte consecutivo a la tasa de interés, que quedó en 7 por ciento, a medida que el estancamiento de la economía lleva a los funcionarios a reducir una de las tasas de endeudamiento ajustadas a la inflación más altas entre las economías más grandes del mundo.

Para obtener esa tasa real, se hace una resta entre la tasa de interés y la inflación del país en cuestión.

Instituciones como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial han recortado sus estimaciones de crecimiento para México en 2020, a 1 y 1.2 por ciento respectivamente, después de que la economía se contrajo 0.1 por ciento el año pasado.

Durante 2019, el Banco Central redujo en 100 puntos base el referencial. Aun sí, México tiene la tasa real más alta entre las naciones que integran el G-20, superando a Rusia, Indonesia,Sudáfrica y Arabia Saudita, lo que significa que aún hay más espacio para seguir recortando.

La inflación subyacente, que excluye los precios más volátiles de los alimentos y la energía y ha sido un foco de atención para el banco central, se aceleró en enero y se mantiene por encima del objetivo de la institución.

Eso significa que los formuladores de la política monetaria probablemente continuarán con un enfoque hacia la relajación del referencial.

«Ante un repunte de la inflación, el banco central tiene que parecer cauteloso y prudente, que están recortando la tasa, pero no haciendo todo lo posible por relajarla de manera agresiva», comentó Alonso Cervera, economista jefe para América Latina de Credit Suisse Group en México.

La Junta de Gobierno del Banxico han estado bajando las tasas desde agosto en un contexto de estancamiento de la economía mexicana y una disminución en la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, señaló en una entrevista a finales de 2019 que la Junta podría actuar nuevamente sobre la política monetaria este mes si la inflación y los riesgos internos y externos se mantienen bajos.

La moneda ‘fortachona’

El peso mexicano ha representado un punto de estabilidad para el país. A menudo utilizado por los inversores para apostar en los mercados emergentes debido a su abundante liquidez, la moneda tocó su nivel más fuerte en casi un año y medio la semana pasada.

¿El motivo? El mejor rendimiento de la deuda denominada en pesos debido a los mayores costos de endeudamiento de México.

De hecho, a pesar de la preocupación por la propagación del nuevo coronavirus, el peso mexicano ha sido la divisa con el mejor desempeño frente al dólar en lo que va de 2020.

Las tasas reales altas de México junto con la debilidad económica del país han llevado a los analistas a pronosticar que la tasa de interés será recortada en 50 puntos base en lo que resta del año, quedando en 6.5 por ciento.

JPMorgan Chase espera recortes adicionales de un cuarto de punto porcentual en las próximas reuniones de política en marzo y mayo.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.