Aclara INE límites para recortar prerrogativas

por Érika Hernández

Los partidos políticos no podrán depositar en fideicomisos, donativos u otros mecanismos parte de su financiamiento público para enfrentar la pandemia por Covid-19, advirtió el Instituto Nacional Electoral (INE).

La ruta, recordó el organismo, es que cada mes dicho partido informe sobre el porcentaje al que renuncia y el dinero es devuelto a la Tesorería de la Federación para que lo use en lo que crea conveniente.

Además, el primer aporte se podrá hacer hasta mayo, pues el mes de abril ya fue depositado y una vez que los recursos entran a las arcas de los institutos políticos, la Ley establece que sólo puede ser utilizado para actividades partidistas.

Por ello, si los siete partidos nacionales aceptaran dar el 50 por ciento de su presupuesto como demanda el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para mayo tendría 200 millones de pesos, y así mensualmente hasta que éstos determinen.

«Los partidos pueden renunciar a una parte o a la totalidad de los recursos de financiamiento público que les corresponden, pero a partir del mes de mayo, y los recursos de prerrogativas ya depositados en sus cuentas bancarias no pueden ser devueltos al Instituto ni ser entregados en donación a una institución pública o de manera directa a la ciudadanía.

«Éstos obligados a utilizar los recursos de sus prerrogativas para los fines expresos que mandata la ley: no tienen la posibilidad de realizar ningún tipo de ‘donación’ de los bienes y recursos públicos o privados de que dispongan de conformidad con las normas que regulan su financiamiento, pues la misma no se encuentra entre sus atribuciones como entidades de interés público e incluso se encuentra prohibida en la normatividad que rige la materia», aclaró el organismo.

Por ejemplo, el Instituto informó que recibió del líder de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, su petición para quitarle el 50 por ciento de las prerrogativas ordinarias del 2020, y afirmó que devolvería el monto equivalente a ese porcentaje que recibió entre enero y abril.

Sin embargo, la autoridad electoral le explicó que esto último es imposible, pues el Artículo 41 constitucional establece que solo se puede recortar el recurso que aún no recibe.

«La renuncia a esos recursos puede aplicarse exclusivamente a las ministraciones mensuales que aún no hayan sido depositadas en la cuenta partidista correspondiente.

«Los montos ya depositados en la cuenta bancaria del partido político son recursos que ya entraron a su patrimonio y, por lo tanto, de acuerdo con la Ley General de Partidos Políticos, deben ser destinados exclusivamente a los fines para los que les fueron entregados, es decir, a un objeto de gasto partidista», indicó.

De lo contrario, insistió, en su fiscalización se tomaría como una donación indebida y recibirá sanciones. Así que antes del día 10 de cada mes, el líder morenista o de cualquier otro partido deberá informar al Instituto de cuánto será el recorte de la siguiente mensualidad.

En el caso de Morena, el 50 por ciento de sus prerrogativas mensuales equivalen a 68 millones 914 mil pesos.

Además, aclaró, primero se le descontarán las multas que debe, y tiene que cumplir con su obligación de realizar las actividades específicas y de promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres que establece la legislación.

«(El dinero) se reintegrará inmediatamente a la Tesorería de la Federación, para que dicho órgano disponga de los mismos en los términos de la legislación aplicable, y, en tal sentido, el Instituto no dispone de ninguna atribución para dar seguimiento al destino de esos recursos», apuntó.

El financiamiento público de los siete partidos políticos de mayo a diciembre es de 3 mil 325 millones de pesos, por lo que cada mes la Federación le entrega al INE 415 millones para que se los distribuya.

Fuente Reforma

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.