Fidecine, de nuevo en riesgo, y del Fonca se sabe poco

Mario Delgado faltó a su palabra de garantizar la permanencia del Fidecine; el Fideinah se extinguirá nada más agote sus recursos y otros fideicomisos ya iniciaron su proceso de extinción

por Ricardo Quiroga

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2021 (PPEF 2021), entregado la semana pasada al Congreso de la Unión por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, obliga a revisar el estatus de los fideicomisos y mandatos de la administración pública sin estructura orgánica que, por decreto presidencial emitido el pasado 2 de abril, debían iniciar un proceso de extinción. La revisión es necesaria, dado que el estatus de cada uno, según su naturaleza, se encuentra en momentos distintos.

Para el caso del Ramo 48 Cultura son 14 los fideicomisos o mandatos, de los cuales algunos ya iniciaron su proceso de desaparición, mientras que para otros, al menos de manera pública hasta ahora, su destino está en entredicho.

El Fideicomiso para el Fomento y la Conservación del Patrimonio Cultural Antropológico, Arqueológico e Histórico de México (Fideinah), hasta el corte del segundo trimestre de la SHCP, disponía de unos 587 millones de pesos; sin embargo, como es posible consultar en el portal del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), “el fideicomiso se extinguirá una vez que se hayan agotado los recursos comprendidos”.

Desde su creación en 2008, con el Fideinah vino la encomienda de apoyar el desarrollo de proyectos de investigación, protección, conservación, restauración, preservación y difusión en las áreas antropología, arqueología e historia, así como impulsar proyectos relacionados con el patrimonio sumergido tanto en aguas interiores mexicanas como en el mar territorial y en la zona económica exclusiva.

Legislativo no cumplió su palabra con el Fidecine

El caso de los fideicomisos para el cine (Fidecine y Foprocine), a pesar de la certeza que el gremio del séptimo arte había logrado, al motivar a la Cámara de Diputados para recular sobre su extinción, de nuevo es incierto.

En mayo pasado, el diputado Mario Delgado, coordinador del grupo parlamentario de Morena, en conversación con la comunidad cinematográfica, garantizó la no extinción del Fidecine y, en cambio, se comprometió a fortalecer el mecanismo.

La garantía desde el legislativo permitió al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) trabajar en un anteproyecto para la reforma de la Ley Federal de Cinematografía que, priorizó en mayo pasado María Novaro, directora del instituto, debía estar en manos de los diputados para consideración de las reformas que acompañan la conformación del PEF 2021. La prioridad era establecer vías para la incorporación de los recursos y las convocatorias del Foprocine al entonces garantizado Fidecine, el cual, a su vez, se transformaría en un fondo único que, incluso se propuso, llevaría el nombre de Focine.

Sin embargo, el pasado lunes, en una conversación pública, Novaro explicó: “ahora todo indica que el Fidecine no se va a conservar, que se van a extinguir todos los fideicomisos y ante esa eventualidad hemos trabajado un plan B, que es que el Imcine mismo, como institución, sea el que siga adelante con las convocatorias de apoyo al cine mexicano. Esto significó que hiciéramos de manera muy puntual un nuevo programa de subsidios sujeto a reglas de operación. Este programa ya está en manos de Hacienda para su aprobación. El legislativo ofreció conservar el Fidecine y ahora el legislativo, incluso la misma persona (Mario Delgado), ha planteado la posibilidad de su extinción”.

Del Fonca se desconoce proceso de incorporación

En el caso del Mandato del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), la situación también es de incertidumbre. En abril pasado, después de la emisión del decreto presidencial, la propia Secretaría de Cultura federal aseguró que este fondo se incorporaría a la estructura orgánica de la dependencia, y esto, se dijo entonces: “permitirá contar con reglas de operación claras, transparentes y sin espacio a la corrupción. Además de dotarlo de certeza jurídica, reconociendo como un Sistema Nacional de Creadores que abarca desde los jóvenes creadores de los estados hasta los eméritos en todos los campos de la creación”.

No obstante, durante una conferencia efectuada también el pasado lunes, Carlos Villaseñor, especialista en políticas culturales, diversidad cultural y Patrimonio Cultural Inmaterial, uno de los expertos que año con año analiza a fondo los montos del PEF, explicó que “todavía no sabemos claramente si el Fonca ya desapareció o no desapareció. Lo que sabemos es que será una dirección general dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Cultural, pero no lo tenemos claro. Ahora, en lo que sí ha sido claro el secretario (de Hacienda), Arturo Herrera, es en decir que todos los guardaditos que habían localizado ya se usaron y ya se acabaron”.

Hasta el segundo trimestre, según los documentos de Transparencia Presupuestaria, el Fonca está vigente y en funciones, con un monto disponible de más de 182 millones de pesos.

¿Qué hay del resto?

De acuerdo con el segundo informe trimestral del 2021 de la SHCP, publicado en el portal de Transparencia Presupuestaria del gobierno federal, existen seis fideicomisos que cuentan con un avance en su proceso de extinción.

De ellos, los más avanzados son el Fideicomiso para la Cultura de la Comisión México-Estados Unidos para el Intercambio Educativo y Cultural, fundado en 1991 por iniciativa del Fonca, la Fundación Cultural Bancomer y The Rockefeller Foundation, cuyo estatus oficial es “En proceso de baja”, con un avance del 95%; así como el Fideicomiso Irrevocable de Administración del Centro Santo Domingo, Oaxaca, creado en 1998 para financiar la restauración y adecuación del recinto oaxaqueño como centro cultural y que ahora está en proceso de extinción al 80%. Ambos ya no contaban con asignación de recursos.

Tres fideicomisos más en el mismo proceso cuentan con un avance del 10% y uno más está considerado en proceso pero está al 0%. Estos pueden consultarte en la tabla agregada a este reporte.

La situación de aquellos que al último corte siguen vigentes pero que, de alguna u otra manera se han visto afectados por este proceso de extinción, es variopinta. Hasta ahora, el Mandato Antiguo Colegio de San Ildefonso se conserva, dado que cuenta con un mandato tripartita: UNAM, Gobierno de la Ciudad de México y Secretaría de Cultura.

En el caso del Fideicomiso para Apoyar la Construcción del Centro Nacional de las Artes (Ficenart), reporta Transparencia Presupuestaria, aunque tiene estatus de vigente, este reintegró poco más de 73 millones de pesos a la Tesorería para iniciar su proceso de extinción.

El Fondo para los Trabajadores por Prima de Antigüedad de Educal, creado en 1997 con el objetivo de crear una reserva financiera para efectuar pagos de prima de antigüedad a los trabajadores del Fonca, tiene estatus de vigente, sin embargo, enfrentará su extinción.

El Fideicomiso Museo de Arte Popular Mexicano, por su parte, permanece vigente y ha empleado recursos para programas virtuales durante el contexto de la emergencia sanitaria. Al corte presenta una disponibilidad de 22,585,465 pesos. Se desconoce cuál será su destino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.