2021: ¿realineamiento empresarial en Sonora?

✍🏻 por Arturo Soto Munguía


Hace unos días subí a mi cuenta de Twitter una breve sentencia no despojada de sorna, en el sentido de que hemos llegado al punto en que ya hay más precandidatos que contagiados por Covid19.

Hipérboles aparte y en un plano más serio, hoy podemos afirmar que con ser muchos, no son tantos, pero lo que nadie duda es que traen un activismo denodado que anticipa la intensidad de con que habrá de darse la sucesión gubernamental en Sonora 2021.

El mensaje que envió ayer desde el centro del país Alfonso Durazo Montaño fue quizás el que levantó más ámpula al viralizar una imagen donde aparece acuerpado por empresarios sonorenses con quienes seguramente abordó el tema de la seguridad pública.

Pero cualquiera que sepa leer entrelíneas sabrá que los hombres del dinero se están acercando al puntero en las encuestas para relevar a Claudia Pavlovich, para hablar de la seguridad en una acepción más amplia, que incluya por ejemplo la de su propia supervivencia política, algo que sin duda es también cuestión de pesos y centavos.

Ayer mismo por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador le dejó, como suele decirse coloquialmente, el lomo morado al coordinador del gabinete de seguridad, con tremendo espaldarazo al trabajo realizado por el de Bavispe en esa encomienda.

La escéptica lectora, el reticente lector podrán, ante este gesto, poner a prueba su ciega lealtad o su ciega aversión, pero lo cierto es que el sistema político mexicano tiene códigos que no cambian, y si el presidente dijo desde hace mucho que Durazo era su suplente en el tema de la seguridad, y ahora se desvive en elogios para con él, prácticamente le está dando la bendición en forma de candidatura.

Pero la sorpresa no fue por tal declaración presidencial, sino por la imagen en la que aparece el secretario flanqueado de hombres de negocios, de apellidos notables en el mundo empresarial, aunque pertenecientes a una generación más nueva. Son los hijos de capitanes de empresa que durante décadas han hecho negocios en Sonora.

Algunos de los asistentes fueron: Carlos Gaspar Iberri, Alejandro Camou Aguirre, Benjamín Aguilar, Pedro Dabdoub Valenzuela, Iván Contreras, Domingo Elías Gaxiola, Fernando Astiazarán, Carlos “Bebo” Rodríguez, Alfonso Lira, Alfonso de la Llata, Alberto Mazón Santamaría y Mario Abeyta Meléndrez.

Uno de los nombres que sacó chispas es el del “Bebo” Rodríguez, hasta donde se sabe un activo del PRI en Sonora que en 2018 fue dejado ‘con la carabina al hombro’ en sus intenciones de figurar en las boletas electorales.

Pero en general, la imagen indica el comienzo de un realineamiento de una parte del sector empresarial sonorense hacia el candidato de la 4T a la gubernatura.

Es sabido que los empresarios suelen explorar todas las opciones políticas, otear el horizonte para hacer sus apuestas y también, punto importante, invertirle a las campañas electorales no sólo por altruismo, desprendimiento o afinidad política.

Cabe precisar que los jóvenes empresarios fueron cuestionados en redes sociales sobre todo por quienes consideran que la política de seguridad pública ha sido un fracaso y que no deberían apoyar al titular del área en el gobierno federal.

Obviamente los cuestionamientos vinieron de quienes están viendo cómo se reconfiguran las lealtades ante un escenario incierto.

¿En cuáles y en cuántas canastas habrán de poner sus huevos los hombres y mujeres del dinero? Ese es un enigma que comenzará a despejarse próximamente.

Pero Alfonso Durazo no fue el único en enviar señales. También lo hizo Ricardo Bours, quien difundió una imagen en la que aparece muy sonriente al lado de Dante Delgado Rannauro, el coordinador de los senadores de Movimiento Ciudadano, y la voz de mando en ese partido.
La candidatura de Ricardo, aseguran, se amarró en esa reunión.

Ernesto Gándara por su parte, no se quiso quedar atrás y desde el confinamiento obligado por su condición de positivo a Covid19 difundió un mensaje de agradecimiento a las muestras de apoyo enviadas por sus seguidores, tanto para superar la convalecencia como por su cumpleaños. Se cuidó mucho de enfatizar que sigue de pie y en lucha.

El Borrego no ha dejado de correr por el campo en esta nueva etapa, y también ha sostenido encuentros virtuales y presenciales con importantes grupos, sectores y liderazgos en el estado.

Y si faltara algo en el revuelto mar de las precampañas adelantadas, apareció Francisco Arvallo Arellano, un veterano político y empresario gasolinero que se presentó como aspirante a la candidatura por la vía independiente.

En una rueda de prensa ofrecida ayer por la mañana, “Pancho” Arvallo informó que ha estado recorriendo los municipios del estado para reunirse con diferentes grupos, socializando sus propuestas.

Hay que ubicar en la escena también a otro aspirante a la contienda, el exdirector del Isssteson, Pedro Contreras Pérez que ya tiene varias semanas tratando de permear en la agenda mediática para ganarse su lugar en una eventual campaña interna del PRI.

El PAN es el que luce más rezagado, con un Antonio Astiazarán muy insistente en el tema de las energías limpias, algo que manejó mucho en su fallida campaña al Senado en 2018.

Sin embargo, ya se lanzó a la carrera el alcalde de Puerto Peñasco, Ernesto Munro Jr., que está moviendo mucho las redes sociales, si bien desde el año pasado se lanzó a recorrer los municipios promoviendo el turismo en aquel paradisiaco balneario.
Total que ya se soltó el tropel, y eso que no estamos viendo nada.

Apreciamos, sí, el activismo de estas figuras como las más notables en la pista, pero no tenemos ni idea (bueno, sí la tenemos porque nos lo han contado) del salvajismo conque al interior de los partidos se están dando con todo hasta por las regidurías suplentes, diría el inolvidable Ismael Mercado Andrews.

II

Y bueno, ante el desbordamiento de las pasiones cualquiera podría pensar que algunos están caminando por el delgadísimo filo de la ley, y la pregunta obligada es si el Instituto Estatal Electoral está tomando nota de las declaraciones, dando seguimiento al complejo tema de las campañas negras, la difusión de contenidos en redes sociales y otros temas que podrían dar pie a sanciones y hasta inhabilitaciones.

Cualquiera podría pensar, también, que no. Que en el IEE andan suficientemente engrillados con la judicialización de asuntos laborales con los que se pretende disputar posiciones descalificando -o ‘empapelando’- a consejeros electorales.

Pero este es un tema que da para mucho más, así que prometemos volver mañana con él.
Por lo pronto hay que ir por sodas y palomitas, porque esto se está poniendo sabroso.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.