La boruca de Damián Zepeda

ARCHIVO CONFIDENCIAL, POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

QUIENES SE opusieron en su momento a la creación de una alianza entre PRI, PAN y PRD alegaban que no congeniaban en ninguna de sus formas. El senador Damián Zepeda fue el principal instigador de este pensamiento y siempre se opuso a que se llegaran a consensos.
En ese plan egoísta que le caracteriza y de mentalidad corta, nunca comprendió la necesidad de lograr el equilibrio en el poder legislativo del cual hoy forma parte. De hecho, pensó que con sus declaraciones conformaría un sisma al interior de su partido para que recapacitaran. Pero se equivocó. No visualizó que imperaría la cordura y mucho menos que esta coyuntura tripartita era una petición ciudadana.
Pero siguió con su atosigamiento. Y hubo quienes le hicieron testera. Lo último ha sido ese destello de querer llevar a Antonio Astiazarán a la candidatura por la alcaldía y el guaymense vio una oportunidad y la aprovechó.
Se ha buscado generarle ruido a Norberto Barraza, pero de los 32 elementos que conforman la comisión permanente que definirán al candidato, se sabe que una mayoría aplastante apoyan a Norberto lo cual se definirá la semana entrante, el 24 de este mes para mayor precisión conforme a los tiempos internos.
La campaña oficial para alcaldías y diputaciones locales será 45 días antes del día D, allá por inicios de abril.
Cómo le han hecho la lucha los morenistas para que no sea Norberto, pero se equivocaron de sayo pues al interior del PAN existen quejas porque Astiazarán no se ha dado de alta como panista, por un lado, además de que el albiazul aún sigue pagando deudas que dejó de cuando fue candidato a la senaduría y eso lo saben muy bien los integrantes de la comisión designadora.
Aunado a ello Norberto cuenta con el visto bueno de connotados personajes de los tres partidos que lo visualizan como candidato del “Va por Sonora” para la alcaldía capitalina, además están esperando para la conformación del equipo de trabajo.
En este embrollo que algunos chairos pretenden hacer crecer –muy visibles en redes sociales, columnistas y conductores de radio plenamente focalizados–, hay un punto interesante que se incrementará esta semana en la que darán el último jalón a su estrategia: se darán cuenta de que fueron utilizados. Ni modo, así es la política.
En otras palabras, entre más ruido generen, pueden lograr aumentar la posibilidad de que, a aquellos que apoyan de manera indirecta, logren negociar una que otra posición como supuesto escape para que ya no se trate el tema relacionado con Barraza. Es una perspectiva.
Sobre Antonio, pues no veo por donde logre su objetivo pues entre los jefes panistas les extrañó que buscara la alcaldía capitalina cuando todo mundo pensó que buscaría la presidencia municipal de Guaymas donde tiene una buena reputación, puerto donde nació y del cual ya dirigió sus destinos con buen trabajo.
¿Por qué no busca de nueva cuenta la alcaldía de Guaymas?, es la pregunta de los azules. Sus posibilidades de triunfo allá son amplias pues se enfrentaría a una Sara Valle que sigue terca en buscar la reelección –o a quien sea de Morena–, y al diputado Rodolfo Lizárraga quien no la tiene tan segura como presume.
Mientras empiezan a correr los días, empresarios (de manera individual y agrupaciones), políticos de diferentes partidos y niveles, organizaciones ciudadanas, muchos liderazgos de colonias –pues como director de Servicios Públicos con todos ellos quedó bien–, así como asociaciones religiosas y de otros tipos, ya acuerparon a Norberto quien seguirá con su perfil bajo pues sabe muy bien que quien se mueve no sale en la foto y conoce los tiempos políticos que le tocó vivir.
No tiene prisa, pues.
Esto lo saben muy bien sus detractores que están con el crujir de dientes pues además no le encuentran algún punto oscuro en su pasado o presente del cual agarrarse y hacerlo giras. Es que no tiene, aunque usted no lo crea. Al contrario, recordando lo que dijo Celida López de él al referirse sobre quien era su mejor funcionario.
Uta, como le han buscado. Y no le pueden inventar nada pues se vería la mano que mece la cuna detrás de esa jugada que caería muy fácil por su propio peso. Creen a su vez que si lo atacan le darían publicidad de promoción gratuita. Tienen razón. Están amarrados.
Lo más interesante de la llegada de Norberto como candidato es que su equipo de trabajo tendrá gente de los tres partidos y ciudadanos apartidistas lo cual será el tenor de su gobierno. Como debe ser. El contralor debe ser de un partido, el tesorero de otro y así por el estilo.
No le será difícil pues su actuar y pensamiento –así como el del Borrego Gándara— que va encaminado a aceptar y respetar esa gran responsabilidad que conllevará al ser el representante de las tres instituciones políticas, razón por la cual podemos avizorar que por primera ocasión en la historia, en Sonora vamos a contar con el benéfico del triple equilibrio que merecemos los ciudadanos y que nunca hemos tenidos.
Y en la banqueta de enfrente, ¿usted cree que vayan a permitir el ingreso en cargos de primer nivel a gente de la chiquillada?… no creo. Al contrario.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.